Peligro WiFi Público: Precauciones a tomar


En alguna ocasión seguramente hemos gozado de las posibilidades que nos brinda encontrar un punto de Wi-Fi gratis, ya que nos ahorra mucho tiempo y además dinero, sobre todo a aquellos usuarios que suelen usar sus dispositivos para continuar con la jornada laboral aún sin estar en su lugar de trabajo.

Pero lamentablemente, y a pesar de toda la comodidad que significa una conexión Wi-Fi gratis como la que se ofrece en bares, terminales y centros comerciales, lo cierto es que ofrece una arista negativa bastante importante: la de navegar por Internet sin saber quién puede estar al acecho, pronto a hacerse con todos nuestros datos.

Los peligros de usar redes Wi-Fi públicas

Afortunadamente, hay maneras de proteger los movimientos que hacemos en la red, y en este artículo encontraremos suficiente información para entender y poner en práctica diversos métodos de seguridad para usar en una red pública Wi-Fi, y de esta manera evitar ser un número más en las estadísticas.

Básicamente, las redes Wi-Fi funcionan en frecuencias de radio pública que pueden ser accedidas por cualquier dispositivo en las cercanías, y lamentablemente esta condición hace que los paquetes de información que viajan sobre ella puedan ser capturados fácilmente por cualquiera que tenga el equipamiento y las aplicaciones requeridas.

Es por este motivo que los hackers pueden, con relativa facilidad, tomar cualquier información que consideren como sensible desde prácticamente el punto Wi-Fi público que desee, incluyendo aeropuertos, hoteles, terminales y otras ubicaciones.

Mediante una serie de sencillas técnicas, y aplicaciones que la mayoría de las veces se descarga en forma gratuita y legal desde Internet, los delincuentes de la red puede obtener direcciones de correo electrónico, contraseñas y leer mensajes
cifrados, y hasta inclusive obtener las claves de acceso que usamos para iniciar sesión en sitios de redes sociales y similares. Entre ellas se encuentran las siguientes:

Captura HTML, POP3 y de mensajería instantánea: Otro método utilizado por estos cibercriminales para obtener información acerca de lo que hacemos o a donde accedemos es la captura de páginas web, técnica que se realiza mediante un software de análisis de paquetes de redes WI-FI, el cual le permite a los hackers reconstruir estos paquetes de datos HTML sin sentido hasta convertirlos en las verdaderas páginas que hemos estado navegando, con el consiguiente peligro.

Si bien el formato de la página no es el adecuado, lo importante es que los delincuentes cuentan con suficiente información como para hacer lo que realmente deseen, y conocen nuestras preferencias de navegación.

Lo mismo sucede con el correo electrónico, ya que al utilizar servidores de correo mediante el protocolo POP3 sin cifrado, un delincuente fácilmente podría obtener nuestras claves de acceso al correo, además de obviamente el mensaje enviado.

Lo más lamentable de todo esto es que no es necesario ser un hacker experto o un empleado de la CIA para poder espiar a alguien, basta con descargarse las aplicaciones adecuadas, un poco de paciencia y tener la osadía necesaria como para hacerlo. Tan sencillo es que hasta es posible que ni siquiera nos demos cuenta de que alguien más está ingresando a nuestra vida digital.

Captura de acceso a servidores FTP: Si somos de los usuarios que aún confiamos en el sistema de FTP para compartir contenidos, tenemos que tener mucho cuidado al conectarnos a través de una red Wi-Fi pública, sobre todo si la conexión no es segura, ya que la mayoría de las veces la información para el inicio de sesión en estos servidores se manda sin ningún tipo de cifrado y en texto plano, lo que nos asegura que quien desee apropiarse de estas credenciales, lo podrá hacer con un 100% de éxito.

Secuestro de cuentas: Siempre que hablamos de seguridad informática, pensamos que sólo el ámbito de las computadoras se ve afectado por este tipo de situaciones. Totalmente incorrecto. Los dispositivos móviles como smartphones, tablets y notebooks también pueden ser espiados. Y también podemos espiar a través de ellos, lo que significa que no es necesario contar con equipamiento poderoso para poder poner en jaque la seguridad de los desprevenidos.

En el sistema operativo para móviles Android, existen varias aplicaciones que han sido diseñadas con el propósito de espiar nuestro contenidos y contactos, obviamente disfrazadas de otro tipo de app inofensiva como por ejemplo ahorradores de batería y optimizadores de memoria, las cuales recopilan detallados informes acerca de los inicios de sesión que hacen los usuarios a sitios web y servicios, y si bien no es capaz de obtener ni el usuario ni el password de acceso a los mismos, se nutre de una conocida vulnerabilidad que permite aprovechar una sesión en curso de otro usuario, y el consiguiente pleno acceso a dicha cuenta.

Sin embargo, los grandes esfuerzos por parte de Google para detener estos problemas han logrado que este tipo de amenazas disminuyeran de manera significativa.

¿Nos pueden espiar si usamos Wi-Fi público?

Como sabemos, hoy es posible conectarse rápidamente y sin problemas a cualquier conexión Wi-Fi  pública disponible en las cercanías. Pero esto puede llegar a tener un costo, que nos roben la información. A partir de este punto vamos a conocer algunas reglas que nos serán de mucha ayuda para navegar seguros por Internet en plaza, bares y donde sea que se nos ofrezca conexión Wi-Fi gratis.

La tecnología de transmisión inalámbrica Wi-Fi ha crecido de manera increíble estos últimos años, y hoy somos capaces de poder realizar muchas tareas que antes nos eran imposibles si no estábamos en casa o en la oficina, sólo basta con nuestra portátil o smartphone y un punto de conexión a Internet. Es tal la penetración de este combo tecnológico en nuestras vidas, que se calcula que más de la mitad de los usuarios de Internet se conectan a la red de redes mediante este método.

Pero por otra parte, los riesgos que corremos por utilizarlo en lugares públicos comprometen seriamente nuestra seguridad. Es por ello que debemos ser conscientes de la situación y tomar una serie de recaudos para que navegar por Internet en una red abierta sea una experiencia agradable.

La utilización de una red pública puede traer aparejada una serie de inconvenientes que pueden ser muy perjudiciales tales como la posibilidad de estar siendo víctimas de un robo de datos, ya que el tráfico en la misma puede ser fácilmente vigilado y recopilada toda nuestra información como las contraseñas de acceso a cuentas de correo, datos de tarjetas de crédito y otra información sensible.

Otras amenazas de las que podemos ser víctimas por la utilización de una conexión Wi-Fi si tomar ningún recaudo son:

  • Sniffing: Este es un método mediante el cual es posible interceptar el tráfico de una red. Esta técnica se realiza a través de aplicaciones que actúan sobre todos los componentes de una red, capturando información la cual posteriormente será analizada.
  • Redes Gemelas: Básicamente una red gemela es la simulación de una red inalámbrica real, la cual es suplantada por criminales informáticos con el fin de apropiarse de nuestros datos. Para ello los hackers se valen de algunas aplicaciones y hardware, los cuales serán configurados para que el usuario que busca una red inalámbrica para conectarse, cometa por confusión el error de acceder a la misma. Es por ello que a esta red apócrifa suelen adjudicarle el mismo nombre de la red lícita que intentan suplantar.

  • Intentos de ataque 0-day: Este tipo de ataques se basan en la posibilidad de encontrar cualquier tipo de vulnerabilidad desconocida en una PC, y es uno de los más peligrosos de los que podemos ser víctimas.

Cómo evitar el peligro cuando nos conectamos a una red Wi-Fi pública

A partir de este punto, y ahora que conocemos un poco más acerca de los peligros a los cuales nos vemos expuestos cuando usamos una red pública Wi-Fi, conoceremos como podemos hacer para navegar gratis con una protección adecuada.

  • Cada vez que iniciamos sesión en un sitio web, debemos primero asegurarnos de que la conexión está encriptada. En estos casos, la URL de la página de inicio de sesión debe comenzarcon HTTPS en lugar de HTTP.
  • También es realmente importante que la conexión permanezca cifrada durante la sesión. En este sentido, debemos tener cuidado con algunos sitios como Facebook, los cuales si bien iniciamos sesión en forma segura, el resto del movimiento en la red no se encuentra asegurado.
  • También una buena idea es consultar el correo electrónico con un navegador con conexión encriptada habilitadaen lugar de hacerlo con la aplicación de correo o gestor que solemos usar. En el caso de que deseemos seguir usando este tipo de soluciones, entonces deberemos comprobar si en la configuración de los mismos  se encuentra habilitada la opción de conexiones cifradas.

  • En ningún caso es aconsejableutilizar servicios que no ofrezcan conexiones cifradas. En el caso de no saber si es así, entonces no debemos utilizarlas.
  • En muchos casos, y para tener mejores chances de no estar en peligro, una buena alternativa es usar una red privada virtual (VPN), pero debemos tener en consideración que también ofrecen vulnerabilidades, y por lo tanto no son fiables para el intercambio de datos muy importantes, como documentos bancarios o empresariales.

Como protegerse al conectarse a un Wi-Fi público

Una de las mejores respuestas a esta problemáticas es tener mucho cuidado y ser responsables al momento de buscar y acceder a una red pública, sobre todo cuando no se conoce el nombre o quiénes son los responsables de dicha red, más todavía en los accesos en los cuales no es necesario interponer un password para utilizarlas.

También es una buena idea que todos los envíos de datos los realicemos cifrándolos por intermedio de una conexión segura o HTTPS, asimismo una red VPN también es una excelente alternativa para mantener nuestra información segura.

El uso de un software específico para estas tareas es fundamental al momento de batallar en esta lucha. En el mercado existe un gran abanico de posibilidades, seguramente encontraremos una que se adapte perfectamente a nuestras necesidades.

Si nos preocupa que la información personal que transmitimos a través de nuestra conexión Wi-Fi sea interceptada por otros cuando estamos navegando o trabajando en un lugar público como un cibercafé o terminal de transporte, la mejor solución que podemos encontrar a este problema es una aplicación que nos permita proteger nuestros datos mediante la encriptación de los mismos, pero que también incluya otras herramientas que realmente nos ofrezcan una barrera inviolable a cualquier intruso que quiera espiarnos.

La mejor app para protegernos cuando usamos WI-Fi gratis

En este sentido, WIFI Protector puede ser la respuesta a este dilema, ya que además de la seguridad por intermedio del cifrado de todos los datos que enviamos y recibimos cuando estamos conectados a una red Wi-Fi estemos donde estemos. Pero la seguridad que nos provee esta aplicación no termina aquí, ya que también es capaz de darnos una dirección IP diferente.

Además de todas estas herramientas de seguridad, WiFi Protector es muy fácil de usar, no requiere de muchos recursos de nuestra PC y lo mejor de todo: es completamente gratuito.

Si somos de los usuarios que solemos usar Internet hasta para consultar la hora, lo más probable es que ya conozcamos bien cuál es la diferencia entre una red Wi-Fi segura y una que no lo es. Pero para aquellos que no lo saben, la diferencia básica entre estos dos tipos de conexiones es que una conexión no segura permite un acceso mucho más fácil a la información que se transmite a través de ella, lo que puede llevar aparejados muchos problemas de seguridad.

Seguridad a prueba de todo

Obviamente que existen cientos de razones por las cuales debemos proteger la información que transmitimos a través de una red Wi-Fi, y en ello WIFI Protector nos ofrece una ayuda inestimable, ya que además de proteger nuestros datos, los que salen y los que entran, mediante un cifrado de 256 bits, el mismo tipo de conexión que se utiliza en bancos y otras entidades que necesitan máxima seguridad, también incorpora tres modos diferentes para mantener una conexión Wi-Fi segura: Detección de intrusiones, Análisis de seguridad Wi-Fi y protección de la configuración VPN.

Si sumamos todas estas protecciones, hace imposible que alguien pueda interceptar nuestras comunicaciones, y mucho menos que les sirva para algo. El programa ha sido diseñado para escanear nuestro sistema para informarnos de cualquier posible problema en la seguridad de nuestra conexión Wi-Fi actual, y también nos ofrece la oportunidad de saber con exactitud, mediante el historial, cuales redes a la cuales nos conectamos eran seguras y cuáles no.

Asimismo estos datos nos darán una buena pista acerca de cuáles de los lugares desde donde nos conectamos es seguro, o no. Estos pequeños detalles hacen que WIFI Protector sobresalga por encima del resto de las aplicaciones que existen en el mercado para este tipo de tareas.

WIFI Protector es una excelente herramienta de seguridad, con un gran abanico de ventajas que nos permitirán estar seguros cuando navegamos por la red de redes. Claro, simple, efectivo y muy sencillo de usar, ofrece muchas características que sólo vamos a poder encontrar en software pago.

Si lo deseas, puedes descargar WIFI Protector pulsando sobre este enlace.