Conectarse a Wifi: Trucos, problemas y soluciones


En estos días disponer de una conexión WiFi con la cual acceder a internet es imprescindible, de esto no hay dudas. Lo cierto es que sin una conexión a internet no podríamos ni terminar de organizar nuestra vida diaria, ya que nos hemos acostumbrado a ello.

En definitiva hoy internet ya no sólo es una herramienta que algunos utilizan para trabajar, sino que además ha sido incorporada como el medio necesario para la diversión y el esparcimiento para acceder, por ejemplo,  a Facebook, mantenernos comunicados con nuestros amigos a través de WhatsApp, e incluso para ver películas en un Smart TV. Por ello, más allá del fin con el cual utilicemos una conexión WiFi, lo cierto es que es indudable que su presencia se ha vuelto omnipresente.

A tal punto ha llegado esto, que incluso hoy no sólo podemos disponer de una conexión a WiFi en nuestros hogares y lugares de trabajo, sino que además podemos conectarnos a redes WiFi públicas, en bares, hoteles e incluso plazas y espacios públicos.

¿Qué es WiFi?

En líneas generales, WiFi es una señal de radio que nos permite poder conectarnos a internet sin necesidad de cables, y en los últimos años se ha extendido a todos los rincones sin importar las diferencias culturales y socio económicas de sus usuarios.

Fue desarrollada a finales de la década de los noventa por un consorcio de empresas, que actualmente se denomina WiFi Alliance, con el objetivo de crear un método para conectarse a internet simple y rápido, y prescindiendo por completo de cableado.

Es por ello que una de las principales ventajas de WiFi reside precisamente en el hecho de poder disponer de internet sin utilizar cables, haciendo de esto una conexión totalmente móvil, es decir que siempre que tengamos disponible una red WiFi cercana, podemos disfrutar de los beneficios de internet con sólo conectar nuestro smartphone, tablet o computadora portátil a dicha red, ya sea privada o pública.

Conectarse a WiFi: El primer paso, ver redes disponibles

Para poder conectarnos a una red WiFi y poder utilizar internet en nuestros dispositivos portátiles, lo primero que debemos hacer es visualizar las redes WiFi disponibles a nuestro alrededor, a través del equipo con el cual nos vamos a conectar.

Afortunadamente ver redes WiFi para conectarse en Windows es muy sencillo ya que por ejemplo en una PC o computadora portátil, a penas el sistema comience a detectar señales de WiFi cercanas nos notificará con un mensaje emergente, para saber si deseamos conectarnos o no.

De forma manual, podemos ver la lista de redes WiFi disponibles en nuestra área pulsando sobre el icono de WiFi que se encuentra ubicado en el área de notificaciones de la barra de tareas, cerca del reloj. Una vez que pulsamos sobre dicho icono, veremos las redes WiFi disponibles.

Una vez que podemos ver las redes WiFi disponibles, si deseamos conectarnos a una de ellas, debemos pulsar sobre la misma y luego pulsar el botón “Conectar”.

Si se trata de una red WiFi protegida nos solicitará la contraseña para acceder, la cual debemos escribir en el cuadro que se desplegará a continuación.

Cabe destacar que en el caso de tratarse de una red WiFi abierta, es decir que no esté protegida, no será necesario el ingreso de ningún tipo de clave para acceder a la red.

De forma automática el sistema Windows nos conectará a la red WiFi elegida apenas hayamos realizado los pasos antes mencionados, sin necesidad de que tengamos que hacer nada más.

De manera similar, cuando necesitamos conectarnos a internet a través de WiFi en nuestros dispositivos móviles, como por ejemplo un teléfono celular con Android, podemos acceder a elegir la red WiFi a la cual deseamos conectarnos a través de “Ajustes”.

Allí debemos pulsar sobre el apartado “WiFi”, donde se mostraran las distintas redes WiFi disponibles, y para conectarnos a una de ellas lo único que debemos hacer es pulsar sobre la misma. De tratarse de una red privada, nos solicitará que ingresemos la contraseña correspondiente.

No puedo conectarme a WiFi

Como hemos visto, conectarse a WiFi es una tarea realmente sencilla desde cualquier dispositivo o computadora que lo permita. No obstante, puede ocurrirnos que se nos haga imposible conectarnos a una red WiFi, lo cual puede suceder debido a diversos factores.

En este punto, cabe destacar que la mayoría de las veces en las que no podemos conectarnos a Internet tiene más que ver con nuestra conexión de WiFi que con problemas con la infraestructura interna o externa de nuestra ISP.

Como mencionamos, las conexiones WiFi pueden presentar problemas por muchas razones, lo que indudablemente complica encontrar la causa verdadera de la falla. En ello tiene mucho que ver el tipo de conexión que tengamos, el dispositivo y su sistema operativo, además de otras múltiples variables. Esto significa que el problema del WiFi puede ser diferente para cada caso en particular, es decir que no existe una solución única y específica.

Sin embargo, podemos intentar una serie de comprobaciones bastante estandarizadas, siempre y cuando el hardware involucrado, es decir el router y el chip WiFi, funcionen adecuadamente.

A continuación te contamos cuáles son las principales causas que son motivo para no poder conectarnos a Internet, además de una solución básica que nos puede sacar del problema.

WiFi aparece pero no puedo conectarme

Este es el problema que nos impide conectarnos a WiFi más extendido de todos. Afortunadamente, la solución es sencilla, lo único que tenemos que hacer es cambiar el SSD de la red.

Problemas con la seguridad del modem WiFi

Otro problema muy extendido es definitivamente la imposibilidad de conectarnos a WiFi debido a problemas de compatibilidad con el protocolo de seguridad.

Esto puede llegar a suceder debido a que todavía existe una gran cantidad de routers WiFi que no son compatibles con el tipo de seguridad WPA2-PSK. En este punto, lo mejor es cambiar el tipo de seguridad a WPA-PSK, o aun a WEP.

La frecuencia de operación del router

También otro problema muy común es no poder conectarnos a WiFi debido a que la frecuencia a la que  está operando el router WiFi no es aceptada por el dispositivo con el que estamos intentando conectarnos.

Para solucionar este problema, debemos acceder al router y cambiar la frecuencia de operación de 5 Ghz a 2.4 Ghz.

¿Aparece el nombre de la red WiFi?

Otro de los problemas más frecuentes entre usuarios de computadoras, teléfonos y tablets es no ver el nombre de la red WiFi a la que queremos conectarnos. Esto puede ser debido fundamentalmente a dos puntos.

El primero de ellos es que no tengamos habilitada la función inalámbrica en el dispositivo con el que queremos conectarnos a la red.

El segundo problema, es que el nombre de la red WiFi, es decir su SSID esté oculta a la vista. Para solucionar este problema, debemos acceder a los ajustes del router y modificar los parámetros de mostrar u ocultar la red WiFi.

Comprobar la SSID del router WiFi

En algunas situaciones, sobre todo después de algún problema, es posible que el router WiFi muestre un nombre de red o SSID diferente al que nos conectábamos. Para corregir este problema, lo único que tenemos que hacer es acceder a la configuración del router y cambiar el nombre de la red para que coincida con el que estábamos utilizando antes del problema.

Cabe destacar que el aspecto de la interfaz del router puede variar con la marca y modelo del mismo, sin embargo, el nombre de las funciones es similar en todos.

En este punto, debemos tener en cuenta que también puede ocurrir que la SSID del router se encuentre oculta, lo cual provoca que no pueda ser visible en los dispositivos. La solución a este problema es ingresar a los ajustes del modem o router y cambiar la opción de mostrar u ocultar la red WiFi.

Nos conectamos pero no podemos navegar

Finalmente, luego de realizar todas las comprobaciones pertinentes y haber aplicado las soluciones a los posibles problemas, aun así puede ocurrirnos que si bien nos hemos conectado a WiFi, lo cierto es que es imposible navegar por internet.

Quizás esto puede parecer raro, sin embargo es un problema bastante común, y puede deberse por ejemplo a que la red está fuera de rango, o tenemos virus o aplicaciones que impiden que nos conectemos. En este punto lo mejor será desinstalar todas las aplicaciones sospechosas y utilizar un buen antivirus.

La conexión a WiFi es intermitente

También puede suceder que la conexión a Internet sea intermitente, lo que puede ser ocasionado por otro modem WiFi o dispositivo inalámbrico esté interfiriendo en la señal.

Esto se puede solucionar cambiando el canal de transmisión del modem.

Se excedió la cantidad de usuario

Si bien exceder la cantidad de usuario permitidos por el modem Wifi puede considerarse un problema bastante raro y poco probable, lo cierto es que puede llegar a suceder.

Los módems tienen una opción que limita la cantidad de dispositivos que pueden tomar conexión del mismo, es decir que excedida la cantidad de tablets, smartphones o notebooks que se conectan al modem, este ya no aceptará conexiones. Esto se puede solucionar en los ajustes del modem, modificando este límite.

Problemas en los dispositivos y computadoras

Cuando se presenta el inconveniente de la imposibilidad de conectarnos a WiFi, donde incluso alguno o todos los dispositivos no puedan siquiera detectar la red Wi-Fi existente, tenemos que tener en cuenta que esto puede deberse a diversos factores relacionados a inconvenientes con el módem, el router o incluso los propios equipos, como el teléfono, la tablet o la computadora.

Ante esta situación, en principio lo ideal es revisar si el problema sólo se produce en un equipo o en todos, para poder evaluar si el inconveniente se encuentra en el router o en los dispositivos.

En la notebook: Si lo que estamos intentando es que nuestra notebook o netbook se conecte a Internet, pero la misma no detecta la señal de la red Wi-Fi existente, tenemos que tener en cuenta que la mayoría de este tipo de computadoras portátiles poseen un botón que nos permite activar o desactivar el adaptador inalámbrico, característica que viene incluida con el fin de brindarnos una opción más para extender la duración de la batería.

Por ende, si este botón se encuentra en el modo desactivado, la portátil no podrá detectar la existencia de redes Wi-Fi a su alrededor, por lo que en principio debemos corroborar que dicho adaptador se encuentre habilitado.

Por otra parte, si la portátil posee el sistema operativo Windows 8, también tenemos que tener en cuenta que el mismo incluye una configuración para la administración de energía, dentro del cual está habilitado por defecto que cuando no se utiliza Internet se deshabilite por software el adaptador inalámbrico, con el fin de ahorrar energía.

Podemos desactivar esta función accediendo al “Panel de control”, luego allí a la pestaña “Administración de energía” y a continuación desactivamos la opción “Permitir al equipo apagar este dispositivo para ahorrar energía”, modificando de esta manera las propiedades del adaptador inalámbrico de la notebook o netbook.

En el router: Cuando notamos que el problema se encuentra en todos o casi todos los equipos y dispositivos que deseamos conectar, una de las mejores opciones es intentar el método de reinicio, ya que lo cierto es que en ocasiones la señal de Internet puede volverse más débil y difícil de detectar por los aparatos.

En este caso lo que haremos es apagar el router Wi-Fi, luego esperar unos 20 ó 30 segundos, para a continuación volver a encender el dispositivo. En general, los router poseen en su parte trasera un botón de encendido/apagado, no obstante, si no es así podemos recurrir a desconectar directamente el cable que va de la unidad a la toma de corriente.

Asimismo, siempre es conveniente revisar si no existen interferencia externas de la señal, ya que tengamos en cuenta que algunos electrodomésticos pueden llegar a convertirse en un obstáculo para la señal WiFi, como por ejemplo algunos microondas, algunos teléfonos fijos inalámbricos, algunos televisores, los cuales emiten señales electromagnéticas.

En el teléfono o portátil: Otro problema que puede suscitarse es cuando vivimos en un edificio o rodeados de vecinos, escenario que se repite en prácticamente cualquier rincón de una ciudad medianamente importante.

La gran cantidad de señales Wi-Fi que puede rastrear nuestro router en este tipo de situaciones es muy grande, y puede provocar que nuestra propia señal inalámbrica no sea la primera en ser mostrada en la lista de conexiones disponibles.

En este caso, podemos configurar el dispositivo para que se conecte a nuestra red de forma automática, lo que nos ahorrará tiempo, además de que tendremos disponible una conexión ni bien nuestro teléfono, tablet o portátil se encuentre dentro del rango de transmisión del router.

También es muy común tener problemas con el alcance del router, y que la señal que llegue a los dispositivos sea muy débil. En este caso, lo más importante es comprobar si la señal que envía el router no es limitada por la presencia de paredes, muebles o artefactos que puedan estar interfiriendo en la señal.

Comprobación de firmware del router WiFi

En el caso de que ninguno de los consejos que se presentan en este artículo haya resuelto nuestra problemática, podemos intentar comprobar si existen actualizaciones de firmware para nuestro router.

Un firmware que no esté actualizado puede ser motivo de problemas, incluyendo cortes y malfuncionamiento. En este caso, lo que tenemos que hacer es tomar nota de la marca y modelo de nuestro router y acceder a la página del fabricante del mismo.

Cómo mejorar nuestra conexión Wi-Fi

Si bien ya desde hace bastante tiempo que la tecnología de tipo inalámbrica realiza conexiones entre dispositivos de cómputo, lo cierto es que solamente con el abaratamiento del hardware necesario para comunicarlos pudo llegar al público masivo.

Pero lo cierto es que para obtener la máxima performance de las conexiones inalámbricas por medio de Wi-Fi, hay que tener en cuenta una serie de factores que son muy importantes, y que marcarán la diferencia entre una conexión funcionando y una conexión “volando”.

Un punto realmente determinante en este aspecto es la ubicación del transmisor, que es quizás una de las acciones a la cual debemos prestar mayor atención, ya que el transmisor Wi-Fi, si se encuentra en un lugar inapropiado, no podrá entregar la mejor calidad de señal para la cual fue diseñado.

Debemos ubicar al dispositivo emisor Wi-Fi en algún mueble, en donde se encuentre elevado del piso, además de observar que entre este y las PC a las cuales envía su señal no se interponga ninguna plancha o superficie metálica, ya que degradará significativamente la calidad de la señal.

También si es posible, debemos ubicar el dispositivo lejos de teléfonos inalámbricos, u hornos de microondas.

Otro aspecto a tener en cuenta es mejorar la distancia de emisión. En el caso de que en algún lugar de nuestro hogar u oficina, no tuviéramos una buena recepción, lo mejor que podemos hacer es implementar la utilización de una repetidora de señal.

Si lo que deseamos es optimizar nuestra recepción de señal WiFi, una de las mejores alternativas por las cuales podemos optar es la utilización de un software de red del tipo Wireshark, el cual nos será de gran utilidad para obtener la mejor señal de Wi-Fi.

También muy favorable es utilizar el método de encriptación WPA, muy superior en cuanto a la seguridad de la conexión a WEP.

Varias conexiones en la misma línea

Si somos de los usuarios que solemos utilizar demasiadas conexiones a través de la misma línea, entonces se vuelve necesario crear una lista de acceso de dispositivos con direcciones MAC, procedimientos que nos permitirá limitar el uso no autorizado de nuestra red inalámbrica.

Desconectarse de WiFi

Desconectarse de WiFi es tan sencillo como conectarse a WiFi. Para desconectarse de una red WiFi lo único que tenemos que hacer es pulsar sobre el icono de redes, luego presionar sobre la red a la que estamos conectados y finalmente pulsar sobre el botón “Desconectar”.

Cabe destacar que siempre podemos volver a conectarnos con sólo volver a pulsar el botón “Conectarse”. Además es recomendable que siempre que utilicemos la misma red WiFi tildemos la casilla de “Conectarse automáticamente”.