La partición de disco: ¿Qué es? ¿Cómo crear una? ¡y más!


La información es una parte más que importante de nuestro día a día. Planillas de cálculo, archivos de Word, imágenes, videos, audios y demás documentos son las herramientas con las que desarrollamos nuestro trabajo, y que permanezcan ordenadas y seguras debería ser una de nuestras prioridades.

Muchos usuarios se toman a la ligera esta premisa, dedicando escaso tiempo a mantener seguros y perfectamente en orden sus archivos, y solamente confían en las bibliotecas de documentos que han creado y en un antivirus para evitar problemas por ataques externos, olvidando lo más importante: en la informática suelen ocurrir errores inesperados, y cuando ocurren suelen ser catastróficos.

particiones-de-disco- (1)

Es por ello que las particiones de disco pueden convertirse en nuestras mejores aliadas a la hora de cuidar nuestros documentos ante cualquier eventualidad. En este post aprenderemos todo acerca de las particiones de disco, incluyendo cómo crearlas y demás procedimientos.

¿Qué es una partición de disco duro?

Técnicamente, podríamos definir a las particiones de disco como divisiones lógicas dentro de una unidad de almacenamiento de datos. Estas particiones dentro del disco actuarán de forma independiente, es decir que las podremos ver en el Explorador de archivos de nuestro sistema operativo como si fueran dispositivos diferentes, con todas las ventajas que esto ofrece a la hora de mantener ordenados nuestros archivos.

Las particiones de disco son básicamente espacios de almacenamiento independientes contenidos dentro de un mismo disco duro, de manera que podremos almacenar o eliminar los archivos que contienen, o hasta incluso formatear, sin afectar el contenido de las demás particiones, aunque estas pertenezcan al mismo disco duro. Otra ventaja de las particiones de disco es que se pueden crear tantas como sean necesarias para cubrir nuestros requerimientos.

particiones-de-disco- (2)

Para entender mejor esto, podemos ejecutar el Explorador de archivos. Cuando pulsamos sobre “Mi PC” o “Este equipo”, dependiendo de la versión de Windows que tengamos instalada en la PC, podremos ver que los discos tienen una letra identificatoria.

La más común de ellas es “C:”, la cual es la letra asignada para el disco raíz, es decir aquella unidad de almacenamiento en la que está instalada el sistema operativo. Habiendo identificado este disco, en algunos casos podremos constatar que también pueden haber otras letras asignadas a otros discos, como por ejemplo, “D:” o “E:”, que pueden tratarse de particiones de disco que pertenecen a “C:”, el caso más común, o simplemente otros discos duros, los cuales también pueden tener particiones activas.

Todo esto significa que podremos tener decenas de particiones de disco, siempre dependiendo de la capacidad total del mismo, a nuestra disposición para tratarlas como unidades de almacenamiento separadas, lo que nos ofrece múltiples posibilidades al momento de ordenar archivos.

particiones-de-disco- (3)

Por ejemplo, podemos usar la partición principal, o “C:” para dejar el sistema operativo y los archivos de sistema, una segunda partición, que podría llamarse “D:” para los documentos de trabajo, una partición “E:” para las imágenes, una partición de disco “F:” para la música y así hasta agotar las particiones disponibles.

La fantástica flexibilidad que nos ofrece este esquema de almacenamiento es increíble, ya que nos permite organizar nuestros archivos de la manera más práctica posible, y por sobre todo nos permite tener la seguridad de poder formatear la partición raíz o cualquier otra sin comprometer de ninguna manera la información que contienen las demás particiones, es decir que podremos formatear la partición “C:” sin afectar a la partición “D:”, “E:” o cualquier otra.

particiones-de-disco- (4)

Como crear una partición nueva

Este método es realmente práctico y útil para el momento en que, teniendo un sólo disco, pero con mucha capacidad, deseamos crear un partición de disco extra para utilizar como resguardo por si tenemos algún problema, depósito de documentos o archivos multimedia o de cualquier otra manera en que necesitemos.

También, cabe destacar lo sencillo del procedimiento, ya que no son necesarias herramientas de partición de disco de terceros fabricantes, con el consiguiente ahorro de tiempo de instalación y configuración de las mismas, además, por supuesto, del dinero requerido para comprar las licencias respectivas.

particiones-de-disco- (5)

Como mencionamos, Windows nos provee de todas las herramientas necesarias para crear, eliminar o modificar particiones de disco, sólo es cuestión de tener paciencia y seguir las instrucciones de esta guía para alcanzar el objetivo deseado.

Paso 1

Para comenzar nos desplazamos hasta el menú de Inicio y seleccionamos “Panel de Control”.

Paso 2

Una vez en el Panel de Control, seleccionamos el ítem “Herramientas Administrativas” y luego pulsamos en “Administración de Equipos”.

particiones-de-disco- (6)

Paso 3

Pulsamos sobre el menú izquierdo en “Administración de Discos” para que el sistema nos brinde información acerca del formato, capacidad, si es correcto su funcionamiento, el tipo de disco y sus particiones de todos los medios de almacenamiento presentes en nuestra computadora.

particiones-de-disco- (7)

Paso 4

Pulsamos sobre el disco en el cual queremos crear nuestra nueva partición y pulsamos nuevamente con el botón derecho del ratón para que se despliegue el menú que nos permitirá realizar la acción requerida.

particiones-de-disco- (8)

Paso 5

Pulsamos sobre «Reducir Volumen«. Windows se encargará de verificar que se disponga del espacio necesario para la reducción de esta partición.

En esta instancia, el sistema operativo nos ofrecerá una serie de datos relativos a la disponibilidad de espacio en este volumen.

particiones-de-disco- (9)

Aparte de información acerca del tamaño disponible para reducir, también nos indicará el tamaño de la partición posterior si seleccionamos el perfil por default de reducción.

particiones-de-disco- (10)

Paso 6

Seleccionamos el tamaño deseado para la nueva partición y presionamos en el botón «Reducir»

Paso 7

En este momento la partición nueva deberá aparecer en la pantalla con un relleno rayado con la leyenda «No asignado«.

Paso 8

Para entrar en los últimos preparativos, pulsamos sobre la nueva partición creada y pulsando nuevamente pero con el botón derecho del ratón, se desplegará un menú.

particiones-de-disco- (11)

Paso 9

Seleccionamos «Nuevo volumen simple«, y mostrará una ventana con un ayudante que nos permitirá darle el tamaño deseado a la partición, asignamos la letra de volumen y presionamos sobre el botón siguiente.

Paso 10

En este punto se presentará una ventana que nos ofrece la posibilidad de elegir entre FAT32 y NTFS como formato de la unidad, y si deseamos que se realice un formateo rápido de la partición, además de ofrecer la opción de seleccionar la etiqueta de volumen. Seleccionamos los procedimientos a realizarse y pulsamos sobre el botón «Siguiente«.

particiones-de-disco- (12)

Paso 11

Finalmente aparece una ventana con un resumen sobre las acciones a realizar. Si estas nos satisfacen, pulsamos sobre «Finalizar» para que Windows comience a realizar la tarea requerida.

Una vez terminadas todas las operaciones, ya estaremos en posición de utilizar la nueva partición como más nos guste.

Cómo recuperar particiones perdidas en Windows

Una de las más terribles adversidades que nos pueden pasar siendo usuarios de equipos de computación es cuando una de las particiones de nuestro disco rígido se formateada por error, con la consiguiente pérdida de todo el material que podíamos haber tenido allí almacenado. Conozcamos como recuperar esa información.

particiones-de-disco- (13)

Una de las más potentes y eficaces herramientas con las cuales podemos contar para poder realizar el trabajo de recuperación de una partición de disco borrada es una app llamada Handy Recovery, sin duda alguna una de las mejores aplicaciones de su tipo en el mercado.

Handy Recovery es una aplicación que también se encuentra en idioma español, y que ofrece entre sus características soporte de sistemas de ficheros FAT 12/16/32, NTFS/NTFS 5 + EFS, HFS/HFS, escaneo detallado del disco para ciertos tipos de archivos, opción de crear imágenes del disco para la recuperación aplazada y vista previa para mostrar el contenido de archivos borrados.

particiones-de-disco- (14)

Además nos ofrece índices de probabilidad de recuperación exitosa para cada archivo, posibilidad de filtrar los contenidos por nombre, mascara y tamaño, la recuperación de archivos borrados sin usar la Papelera de Reciclaje y reparación de la estructura de carpetas borradas, entre muchas otras opciones.

Como utilizar Handy Recovery

Para recuperar una partición de disco borrada por error con Handy Recovery, lo único que tenemos que hacer es seguir las instrucciones que se detallan a continuación.

Paso 1

Descargamos e instalamos la aplicación, lo0 que podemos hacer pulsando sobre este enlace.

Paso 2

Iniciamos la aplicación para seleccionar el disco rígido en donde se encuentra la partición borrada y presionamos sobre el botón “Analizar”. 

particiones-de-disco- (15)

Paso 3

Una vez que el programa termine con el análisis, nos mostrará el listado de los archivos borrados, y para acceder a las particiones borradas debemos seleccionar la opción “Buscar Particiones”, la cual nos mostrará una ventana en donde seleccionar el disco que contiene la partición borrada y presionamos sobre el botón “Iniciar”.

Paso 4

En este punto ya estaremos en posición de seleccionar la partición eliminada deseada, la cual seguramente ostentará el tamaño más grande, debido a que todavía contiene nuestros archivos.

Paso 5

Escogemos la partición y presionamos “Analizar”.

particiones-de-disco- (16)

Paso 6

Cuando Handy Recovery termine podremos seleccionar los archivos de las particiones que queremos recuperar y con el botón derecho del ratón, presionamos sobre la opción “Restaurar …”. 

Paso 7

Seleccionamos la ubicación en donde queremos que se almacenen los archivos recuperados y presionamos el botón “Ok”.

La partición reservada del sistema

Los más osados de nosotros, es decir los usuarios que se animan a instalar y configurar por sí mismos el sistema operativo, habrán notado que al instalar un Windows desde cero, el asistente de instalación, al momento de formatear los discos para comenzar con el procedimiento, además de la partición principal en la cual se instalará el SO, también crea una partición llamada “Reservada para el sistema”.

Lo curioso es que cuando finalizamos con la instalación de Windows, esta partición no aparece por ningún lado. Esto es debido a que es una partición oculta que contiene archivos y configuraciones muy importantes para el buen funcionamiento del sistema operativo, y dejarlo sin ninguna clase de protección sería problemático.

Es por ello que a partir de este punto conoceremos como acceder a la partición reservada de Windows y ver sus contenidos, además de saber con exactitud sin podemos eliminarla o no.

particiones-de-disco- (17)

¿Qué es y para qué sirve la partición reservada de Windows?

La partición reservada del sistema se creará con la instalación desde cero, es decir una “instalación limpia” en todas las versiones de Windows a partir de Windows 7, y como mencionamos la misma no aparecerá cuando vemos el contenido del disco con el Explorador de archivos, esto es debido a que el sistema no le asigna una letra de disco, y por lo tanto, Windows no la muestra.

Esta partición reservada del sistema contiene, entre otros datos que son de mucha importancia para el sistema, la base de datos de configuración de arranque, el código de arranque maestro, el entorno de recuperación de Windows y el espacio necesario de disco para los archivos protegidos por BitLocker, en el caso de que utilicemos esta utilidad de cifrado.

particiones-de-disco- (18)

¿Cómo podemos ver la partición reservada del sistema de Windows?

La única alternativa que tenemos disponible para ver esta partición oculta, por lo menos con las herramientas provistas con Windows, es utilizar el Administración de discos, opción a la cual podemos acceder a través del menú de Inicio escribiendo “Administración de equipos”.

Una vez que accedemos a la utilidad, esperamos que se carguen los datos y recién allí podremos contemplar la huidiza partición.

particiones-de-disco- (19)

Ahora si deseamos ver los archivos que contiene, tendremos que asignarle una letra de unidad, lo que podemos hacer fácilmente pulsando con el ratón la partición, y con el botón derecho del mismo seleccionar la opción “Cambiar la letra y rutas de acceso a la unidad”.

particiones-de-disco- (20)

Luego de ello, ejecutamos el Explorador de archivos, y en el apartado “Opciones de carpeta y búsqueda”, pestaña “Ver”, tildamos sobre las opciones “Mostrar archivos, carpetas y unidades ocultas” y destildamos la opción “Ocultar archivos protegidos del sistema operativo”.

particiones-de-disco- (21)

En este punto, ya podremos ver el contenido de la partición reservada del sistema, entre los que se encuentran archivos como Bootmgr, BOOTNXT, BOOTSECT.bak y carpetas como Boot, Recovery, System Volume Information, $RECYCLE BIN y otras.

¿Es posible borrar la partición reservada del sistema?

En este sentido, la pregunta más importante que debemos hacernos es si realmente necesitamos este espacio, teniendo en cuenta que en Windows 7 el tamaño de esta partición es de 100 Mb, en Windows 8, es de 350 Mb y en Windows 10 es de 500 Mb, y con el tamaño que suelen tener las unidades de almacenamiento modernas, el espacio no parece ser una cuestión de vida o muerte. Teniendo este punto en consideración, la eliminación de esta partición oculta no es aconsejable, ya que demandaría un poco más de trabajo, además de que existe la posibilidad de poder requerirlo más tarde para activar la característica BitLocker.

La eliminación de esta partición sólo sería útil en el caso de que usemos unidades SSD, las cuales son en general más pequeñas que las unidades de almacenamiento mecánicas, y cada MB de espacio ganado es fundamental.

particiones-de-disco- (22)

Lamentablemente, si bien eliminar la partición reservada es posible, sólo lo podremos hacer mientras estamos instalando el sistema, en el preciso momento en que estamos por seleccionar la ubicación en la que instalar Windows.

Para ello, pulsamos la combinación de teclas “Shift + F10” para ejecutar el símbolo del sistema. Una vez que aparece la ventana, escribimos “diskpart”, luego seleccionamos “select disk 0” y finalmente “create partition primary” para crear en forma manual una partición nueva.

A partir de haber realizado estas modificaciones, podemos continuar con la instalación en esta nueva partición.