La memoria RAM

Desde el usuario más avanzado al principiante, todos aquellos que poseen una PC son conscientes de la gran importancia que tiene la memoria RAM para el funcionamiento de la PC, ya que sin ella es imposible iniciar el arranque de nuestra computadora.

Cuando adquirimos una PC sabemos que junto con el procesador es de vital importancia elegir la cantidad de memoria RAM que tendrá nuestra PC para lograr alcanzar la velocidad deseada en el procesamiento de datos.

¿Qué es la memoria RAM?

La denominada Random Access Memory (RAM), o Memoria de Acceso Aleatorio, es utilizada por el sistema para procesar toda la información que pasa por nuestra PC, por lo cual todos los programas necesitan de ella para ejecutarse.

En la práctica podemos comprobar que a mayor cantidad de memoria RAM, más rápido será el procesamiento de los datos, y por ende nuestros trabajos se realizarán con mayor velocidad. No obstante, la memoria RAM debe estar acompañada de una motherboard adecuada, un procesador veloz y un disco rígido de buena capacidad y velocidad.

La cantidad de Gb. que posee la memoria RAM de nuestra PC es fundamental para las exigencias que deseemos pedirle a nuestro equipo, por ello inclusive para procesos grandes de video, como el uso de videojuegos de última generación, edición de video, y demás, en general los usuarios suman a la memoria RAM las famosas placas de video.

La RAM, que básicamente es una pieza de hardware que se inserta en los zócalos que la motherboard trae incluido para ello, funciona almacenando las instrucciones que deberá ejecutar el microprocesador a cada instante. De ahí la importancia de su velocidad.

Es decir que el procesador trabaja sobre la memoria RAM como si fuera una especie de borrador automático, que le permite desenvolverse con mayor libertad y rapidez.

Asimismo, la RAM se encarga de guardar las instrucciones que son utilizadas para los distintos dispositivos que tenemos incorporados a nuestra computadora, como así también las instrucciones para hacer funcionar las diferentes aplicaciones instaladas.

¿Cómo funciona la RAM?

Como mencionamos, la memoria RAM es un sistema de almacenamiento de datos. RAM significa Random Access Memory, Memoria de Acceso Aleatorio, en inglés, y esta nomenclatura se debe al hecho de que el sistema accede a los datos almacenados de manera no secuencial, a diferencia de otros tipos de memoria.

Este tipo de memorias es volátil, es decir que la memoria RAM no graba de modo permanente los datos en ella contenidos. Cuando el sistema se apaga, todo lo que fue guardado allí se pierde.

El sistema es bastante útil para el procesamiento de datos, ya que dispone de espacio para información crucial, que puede ser accedida de manera casi inmediata, a diferencia de otros tipos de almacenamiento, como discos rígidos, CDS o DVDS.

El sistema operativo, así como aplicaciones y datos en uso, son almacenados en la memoria RAM, permitiendo que el procesador trabaje con estos datos rápidamente.

Para la ejecución de juegos, por ejemplo, es esencial tener una buena cantidad de memoria RAM de alta calidad, ya que en este tipo de archivos son accedidos todo el tiempo, para que sean cargados los modelos, las texturas, las animaciones y otros tipos de datos mostrados a cada instante. Si el procesador depende del acceso al disco rígido o a otro tipo de almacenamiento, la velocidad y agilidad característica de un juego puede verse comprometida.

Vale la pena aclarar que no todos los tipos de memoria RAM poseen el mismo nivel de performance y calidad. Existen diversos modelos con frecuencias diferentes y capacidades de transferencia de datos cada vez mayores.

La memoria RAM es indispensable para cualquier tipo de usuario, desde aquellos que tienen interés en juegos hasta los que utilizan procesadores de texto más pesados. El acceso de datos en el disco rígido no ofrece la agilidad necesaria para el duro trabajo de manejar el enorme flujo de datos que utilizan las aplicaciones utilizadas hoy en día, y el hecho de que un módulo de memoria no sea un componente demasiado caro, garantiza que todo usuario deba intentar mantener su sistema actualizado en ese aspecto.

Los distintos tipos de memorias RAM

No cabe ninguna duda de que la memoria RAM es uno de los componentes más importantes de una computadora, ya que de ella dependen todos los procesos que se ejecutarán en la misma, es decir que es la encargada de mantener almacenados los datos e instrucciones que el procesador y el software necesitan para cumplir con sus órdenes.

La denominación de “Acceso aleatorio” fue concebida para describir el modo de lectura o escritura que se realizaba en ellas, dado que la lectura o escritura de datos en una posición de memoria se realiza de modo de no tener que esperar acceder a una determinada posición en un orden específico, lo que ofrece la nada desdeñable ventaja de realizar las acciones de modo más veloz.

Todo lo relacionado con las memorias RAM es realmente apasionante, y es por ello que te invitamos proseguir con la lectura de este artículo, en donde encontrarás abundante información acerca de este tema.

En la actualidad, los módulos de memoria RAM han incorporado una gran cantidad de tecnologías que les permite otorgar una mayor velocidad en los procesos, con una estabilidad superior, en comparación a las viejas memorias que se utilizaban hace varios años atrás.

A diferencia de las antiguas memorias, que funcionaban de manera asincrónica con el reloj del bus, y sólo lograban una velocidad de 66 Mhz, en la actualidad las memorias RAM son construidas con la tecnología adecuada que les permite utilizar una señal de sincronización, con el fin de aumentar la velocidad de sus funciones de lectura y escritura, alcanzado velocidades de hasta 2666 MHz. en memorias del tipo DDR3.

Dentro de las memorias de este tipo que pueden encontrarse en el mercado actual, existen diversos tipos de memoria RAM que se diferencian por su formato físico y las capacidades de velocidad que logran desarrollar.

Cuál es el tipo de memoria RAM adecuado que se debe utilizar para nuestra PC, dependerá del tipo de motherboard que posea el equipo, ya que es necesaria la compatibilidad total de los elementos para que éstos funcionen correctamente.

Como mencionamos, las memorias que se utilizan actualmente en las computadoras de escritorio son en general módulos DIMM, que permite un acceso aleatorio sincronizado con el reloj de bus, para mejorar la performance en la velocidad de los procesos.

Por otra parte, la memoria RAM puede ser del tipo DDR, DDR2, DDR3 o RDRAM, las cuales se diferencias por la velocidad que éstas pueden alcanzar, y su rendimiento en diversas condiciones.

Memoria DDR SDRAM

Fue una de las memorias más utilizadas anteriormente, sin lugar a dudas, la cual se caracteriza por estar sincronizada y funcionar enviando los datos por duplicado en cada ciclo de reloj.

Tabla comparativa de velocidad en las diferentes versiones de DDR
PC1600 o DDR 200 200 MHz.
PC2100 o DDR 266 266,6 MHz.
PC2700 o DDR 333 333,3 MHz.
PC3200 o DDR 400 400 MHz.
PC4500 o DDR 500 500 MHz.

 

Esto permite que la memoria obtenga el doble de velocidad de procesamiento que el propio bus del sistema, ofreciendo un rendimiento adecuado del equipo.

Cabe destacar que físicamente el módulo DIMM de las memorias DDR SDRAM poseen 184 contactos de conexión con la motherboard.

Memorias DDR2

Las memorias del tipo DDR2 son en realidad un avance en la tecnología de las memorias DDR, que gracias a una serie de cambios estructurales han permitido aumentar la performance del componente.

Se trata de un módulo DIMM que dispone de 240 contactos, que se caracteriza por alcanzar una velocidad duplicada de las frecuencias, en comparación con las del tipo DDR, posibilitando de esta manera la realización de cuatro transferencias por cada ciclo de reloj, al contrario de las DDR que sólo permiten hasta dos transferencias.

Tabla comparativa de velocidad en las diferentes versiones de DDR2
PC2-4200 o DDR2-533 533,3 MHz.
PC2-5300 o DDR2-667 666,6 MHz.
PC2-6400 o DDR2-800 800 MHz.
PC2-8600 o DDR2-1066 1066,6 MHz.
PC2-9000 o DDR2-1200 1200 MHz.

 

Muy utilizadas en todo tipo de implementaciones, las memorias DDR2 fueron reemplazadas en el mercado por su sucesora: la DDR3. Esta nueva tecnología se caracteriza por ofrecer mejoras notables en el comportamiento y rendimiento de la memoria RAM de los equipos.

Memorias DDR3

En estas se ha incorporado un sistema que les permite ofrecer un considerable rendimiento con un escaso nivel de voltaje, ofreciendo así la posibilidad de reducir drásticamente el consumo de energía.

Tabla comparativa de velocidad en las diferentes versiones de DDR3
PC3-6400 o DDR3-800 800 MHz.
PC3-8500 o DDR3-1066 1066,6 MHz.
PC3-10600 o DDR3-1333 1333,3 MHz.
PC3-12800 o DDR3-1600 1600 MHz.
PC3-14900 o DDR3-1866 1866,6 MHz.
PC3-17000 o DDR3-2133 2133,3 MHz.
PC3-19200 o DDR3-2400 2400 MHz.
PC3-21300 o DDR3-2666 2666,6 MHz.

 

Si bien las memorias DDR3 son módulos del tipo DIMM con 240 pines, al igual que las DDR2, lo cierto es que estos tipos de memoria RAM son incompatibles, por lo que las motherboard más modernas y sofisticadas incorporan zócalos especiales para memorias DDR3.

Por último, existe otro tipo de memoria que se caracteriza por ser uno de los modelos más costosos debido al fantástico rendimiento que proporcionan.

Memorias Rambus DRAM

Conocidas también como RDRAMlas memorias Rambus funcionan bajo un protocolo propietario desarrollado por la compañía Rambus. Debido a sus elevados costos, el mercado de usuarios comunes no suelen utilizar este tipo de memoria, por lo que ha ganado mayor popularidad la del tipo DDR.

En la actualidad las memorias RDRAM son por lo general utilizadas en grandes servidores y viene incorporada a la famosa consola de videojuegos PlayStation 3.

Se trata de un módulo del tipo RIMM, que dispone de 184 contactos, y funciona de manera totalmente diferente a las memorias convencionales DDR, ya que trabaja elevando las frecuencias de los chips, para de esta manera evitar los cuellos de botella que pueden reducir la velocidad de transferencia de datos, alcanzando así un mayor rango de rendimiento.

Cabe mencionar que cuando adquirimos una memoria RAM, la misma dispone de una serie de números que nos informa las características que posee el módulo, por lo cual es importante conocer qué significa dicha información.

La importancia de la memoria RAM en la PC

Junto con la placa madre, el procesador y el disco rígido, la memoria RAM es uno de los elementos que determinarán no sólo el funcionamiento correcto de nuestra PC, sino también la capacidad en la velocidad de transferencia y proceso de datos.

Para ello, la memoria RAM debe encontrarse perfectamente colocada en los zócalos correspondientes que dispone la motherboard, y debe respetar ciertos parámetros de configuración en el software para que el sistema operativo las detecte de forma adecuada.

Esto es debido a que dentro de la memoria RAM se circula una gran cantidad de información, desde las instrucciones que son enviadas al procesador, pasando por el resultado de dicha operación, y es utilizada por las diversas aplicaciones ejecutadas, como espacio de trabajo.

Prácticamente todo lo que sucede con la información en nuestra PC pasa por la memoria RAM, de allí la importancia que este componente posee para que el resto de los elementos de la computadora, incluso del hardware, puedan trabajar sin inconvenientes.

La evolución de la memoria RAM

La memoria RAM almacena la información necesaria que el sistema operativo requiere para ejecutar las aplicaciones en sus sucesivos usos, ya que guarda las instrucciones durante una misma sesión para obtener un acceso más rápido a los programas.

Cómo evolucionó la memoria RAM

En sus comienzos, las primeras computadoras utilizaban un tipo de memoria RAM de núcleo magnético, tecnología que con el paso de los años fue reemplazada por los circuitos integrados, hasta llegar a las memorias basadas en semiconductores de silicio.

En la actualidad, las memorias RAM poseen un esquema físico totalmente diferente, gracias a lo cual pueden ser fácilmente reemplazadas cuando están dañadas o cuando el usuario desea ampliar la velocidad de los procesos.

Hoy se utilizan módulos de memoria en forma de tarjetas con circuitos impresos, donde se hallan soldados los circuitos integrados de memoria DRAM.

Gracias a esta tecnología no sólo es posible alcanzar grandes velocidades de procesamiento, sino que además los módulos de memoria RAM instalados son identificados automáticamente por el sistema operativo, mediante el uso del protocolo de comunicación SPD.

Con el avance de la tecnología en campo de la informática, en la actualidad se comercializan módulos de memoria RAM que poseen capacidades de hasta 32 Gb, y desarrollan una velocidad mayor a los 1 GHz.

Los tipos de módulos de memoria RAM

Existen tres tipos de módulos, que se diferencian de acuerdo a las características que indican en qué tipo de equipo deben utilizarse.

Módulos de memoria SIMM: Los módulos SIMM fueron utilizados durante años en las viejas computadoras, y poseían un bus de datos de 16 ó 32 bits (ya no son frecuentes). Estos fueron reemplazados por los módulos denominados DIMM.

Módulos de memoria DIMM: Estos actualmente se utilizan en las PC de escritorio, y poseen un bus de datos de 64 bits. A su vez, las memorias DIMM pueden ser del tipo DDR y DDR2.

Módulos de memoria SO-DIMM: Son en realidad un formato en miniatura de los módulos DIMM, que por su tamaño se utilizan en las computadoras portátiles, tales como notebooks, netbooks y nettops.

Cabe destacar que existen diferentes tipos de tecnologías utilizadas en los distintos modelos de memorias RAM que se comercializan en la actualidad.

Problemas y soluciones de la memoria RAM

Al igual que el resto de los componentes de hardware de la PC, los módulos de memoria RAM pueden presentar con el correr del tiempo algunos inconvenientes en su funcionamiento, provocando que el rendimiento de nuestra PC disminuya considerablemente.

En otros casos, es posible que al instalar una nueva memoria RAM en el equipo, ésta no funcione de manera correcta, por lo que es recomendable examinar con detalle que el módulo de memoria se halle perfectamente colocado en el zócalo correspondiente que posee la motherboard para estos efectos.

Si el error continúa, quizás la nueva memoria RAM pueda llegar a estar dañada de fábrica, o bien puede presentar incompatibilidad con la motherboard, por cual es recomendable consultar a quien nos haya vendido el módulo.

En el caso en que el error producido por la memoria RAM no esté ligado a problemas físicos de la misma, es recomendable realizar un exhaustivo test, que nos permitirá evaluar cuál es la avería que hace que la memoria falle.

Existen en la actualidad una gran cantidad de herramientas de software, que nos permiten detectar errores en la memoria RAM de manera automática. Estas aplicaciones resultan de gran utilidad, no sólo para realizar un testeo de la memoria RAM, sino también de otros de los componentes del hardware de la PC.

Los programas de testeo más utilizados

Algunos de las aplicaciones de testeo de memoria RAM más utilizadas evaluación de las averías, son el RAMTester Utility, MemTest y MemTest versión 86 que se caracterizan por ser freeware, por otro lado contamos con DocMemory que es una aplicación shareware.

En el caso en que los errores continúen, lo ideal es contactar algún servicio técnico que pueda realizar un chequeo de los módulos de memoria RAM por intermedio de una serie de dispositivos especiales que testean los circuitos de la memoria.

Independientemente de esta evaluación, cabe mencionar que existen dos tipos de errores que pueden provocar fallas en la memoria RAM: las averías del tipo Hard Fails, es decir que se trata de daños en el hardware, o los Soft Errors, que consisten en errores provocados por diversas causas de mal funcionamiento del software.

Errores en la memoria RAM: Hard Fails

Las fallas del tipo Hard Fails, es decir que tienen que ver con averías en el hardware, son fácilmente detectables a través de un chequeo de los componentes, mientras que los Soft Errors, al estar originados en causas aleatorias, se vuelven más complicados de detectar.

Errores en la memoria RAM: Soft Errors

Este tipo de fallas puede provocar pérdidas en los datos almacenados, por lo cual para detectar estos errores se utilizan comúnmente dos métodos de detección de los mismos.

En principio, se utiliza la técnica del bit de paridad, lo cual consiste en guardar un bit adicional por cada byte de datos, para posteriormente comprobar durante la lectura si el número de unos es par o impar, detectando así el tipo de paridad con la que funciona la memoria, para hallar de esta manera el error.

Otro método utilizado es el ECC, el cual ofrece la posibilidad de detectar errores de 1 a 4 bits, para luego lograr corregir la falla que afectan a un sólo bit.

No obstante, para poder llevar a cabo cualquiera de estos dos tipos de técnicas, tanto la de paridad como de ECC, es necesario que el chipset de la motherboard y la memoria RAM posean el soporte adecuado para dichas tecnologías.

Es por ello, que se recomienda a los usuarios comunes utilizar alguna herramienta de software, que permita detectar y solucionar los errores de las memorias RAM de manera automática.

Añadir más memoria RAM, ¿Hace la computadora más rápida?

Cuando se ejecuta un programa, como un procesador de textos o un navegador de Internet, el microprocesador de la computadora obtiene el archivo ejecutable del disco rígido y lo carga en la memoria RAM. En caso de un programa grande, como por ejemplo Microsoft Word o Excel, este proceso consume aproximadamente 100 Mb. o más, como en el caso de Google Chrome, el cual con un par de pestañas abiertas puede trepar fácilmente hasta 1 Gb de RAM.

El microprocesador también ejecuta algunas DLLs compartidas (bibliotecas de conexión dinámica), las cuales básicamente son partes compartidas del código de programa, usada por varias aplicaciones. Las DLLs pueden sumar 200 o 300 Mb. Además, el microprocesador carga los archivos de datos que vas a necesitar para trabajar, que pueden sumar varios cientos de Mb más. Por lo tanto, una aplicación normal puede llegar a necesitar hasta 1 o más Gb. de espacio, en la memoria RAM, para ser ejecutada.

Normalmente, podemos tener muchas aplicaciones ejecutadas al mismo tiempo en una PC, como por ejemplo:

  • un procesador de textos
  • una planilla de cálculos
  • un programa de e-mail
  • un programa editor de fotografías
  • 3 o 4 pestañas del navegador de internet

Además de todas estas aplicaciones, el mismo sistema operativo ocupa una gran parte del espacio. Todos esos programas juntos necesitan memoria RAM para funcionar. ¿Pero qué pasa si mi computadora tiene menos RAM de la necesaria?

El espacio de memoria extra es creado por el administrador de memoria virtual. El VMM verifica la memoria RAM y encuentra las secciones que ya no son necesarias en el momento y coloca estas secciones de memoria RAM en un espacio llamado archivo de swap, en el disco rígido.

Por ejemplo, si se tiene un programa de e-mail abierto, y no se chequean los e-mails en los últimos 45 minutos, el VMM mueve todos los bytes que componen los archivos EXE, DLLs y datos del programa de e-mail hacia el disco rígido.

Memoria RAM y Swap

Esto es llamado de swapping (cambio) del programa. De esta manera la próxima vez que se pulse en el programa de e-mail, el VMM va a buscar todos esos bytes del disco rígido y, probablemente, lo cambia con algún otro programa que está en la memoria RAM. Como el disco rígido es lento en relación a la memoria RAM, el acto de cambiar archivos también lo es.

Si la memoria RAM es poca, entonces el VMM estará constantemente accediendo al disco rígido para poder ejecutar alguna aplicación. Pero si se le agrega memoria RAM, llega un punto donde solamente irás a notar el cambio cuando se cargue un nuevo programa o alternes ventanas. Si se le agrega, por ejemplo, 2 ó 4 Gb de memoria RAM extra, el VMM tendrá bastante espacio y ya no se notara aquel intercambio de archivos. Eso es lo máximo que se puede lograr, por más que se agregue más memoria RAM, no tendrá efecto alguno.

Algunas aplicaciones (como Photoshop y la mayoría de los programas de edición de películas y animación) necesitan mucha memoria RAM para la ejecución de sus trabajos. Si se ejecutan en una computadroa con poca memoria RAM, accederá permanentemente al disco rígido y la ejecución será muy lenta. Se puede obtener un incremento de velocidad considerable añadiendo memoria RAM suficiente para eliminar ese swaping. Programas como esos pueden ser ejecutados de 10 a 50 veces más rápido si se tiene la memoria RAM necesaria.

Por lo tanto, el consejo es que si utilizamos programas que utilizan mucha memoria RAM como editores de imágenes o video o juegos “pesados”, es aconsejable disponer una buena cantidad de memoria. En cambio, si utilizas programas que utilizan mucho procesamiento, la mejora de velocidad del procesador impactará mucho más que la ampliación de la memoria RAM.

¿Cuánta memoria RAM necesitamos realmente en la PC?

Ya transcurridas una década y media del siglo XXI, no cabe ninguna duda de que la mayoría de los usuarios de computadoras sabe que en su equipo hay instalado algo que se llama RAM, y si bien puede no saber exactamente la función que cumple este elemento, sabe que es algo muy importante y que está relacionado directamente con el desempeño de la computadora.

Esto último es completamente cierto, la memoria RAM, o Memoria de acceso aleatorio, es en la actualidad una de las características técnicas más importantes en una PC, y la cantidad y velocidad de las mismas es un factor clave al momento de obtener la mejor performance de un equipo de computación, y es por ello que fundamental aprender cual verdaderamente es su función.

Esto nos permitirá tener un manejo más inteligente de este recurso, lo que nos brindará la posibilidad de calcular cual es la cantidad de RAM ideal para nuestras necesidades, con lo cual podremos determinar, por ejemplo, si estamos en condiciones de ejecutar juegos modernos o programas de edición de audio o video, los que tradicionalmente utilizan gran cantidad de RAM para trabajar.

Por ejemplo, si estamos escribiendo un documento en Word, todos los datos utilizados en ese momento son almacenados en la memoria RAM y no en el disco duro, lo que le permite a la aplicación acceder a los mismos de manera mucho más veloz de lo que podría hacerlo si los datos se almacenarán en un disco duro, debido fundamentalmente a sus limitaciones mecánicas y electrónicas.

En este sentido, a más cantidad y mayor velocidad que tengamos de memoria, mejor será la performance del equipo y de las aplicaciones que se ejecutan en él, incluido el sistema operativo.

¿Cuánta RAM tiene instalada nuestro equipo?

Una de las maneras más eficaces de comprobar cuanta memoria tiene nuestra PC la provee el propio Windows. Para acceder a este dato, lo único que tenemos que hacer es abrir el Explorador de Archivos y seleccionar con el botón derecho del ratón “Mi PC” “Este equipo”.

En el menú contextual que aparece, pulsamos sobre la opción “Propiedades”, lo que nos devolverá una pantalla con todos los datos de nuestra PC, incluida la cantidad de RAM instalada.

¿Cuánto RAM necesito?

Una vez que sabemos cuanta RAM tenemos instalada en el equipo, seguramente desearemos saber cuánta RAM necesitamos realmente para que las tareas que realizamos con la PC sean lo más cómodas y veloces posibles. Sin embargo, esto depende de muchos factores, entre los cuales se cuentan los tipos de programas que usamos.

Es decir que si no usamos programas muy complejos de audio o video como Pro Tools, Studio One o Premiere, lo cierto es que no necesitaremos tener mucha cantidad de RAM instalada, como mínimo, 16 Gb, si bien una cantidad mayor también sería una buena inversión.

En la actualidad, la cantidad mínima de RAM recomendada para un equipo moderno es de 4 Gb, los cuales son suficientes para realizar cualquier tarea como la edición de textos, la navegación y muchas otras tareas, lo que no quiere decir que no podamos usar programas pesados como los citados más arriba.

Claro que lo podremos hacer pero con ciertas limitaciones, pero por qué usar un programa como Pro Tools para modificar el volumen de un audio, cuando tenemos alternativas más sencillas como Audacity, que están diseñados para consumir pocos recursos y dar buenos resultados, aún con 4 Gb. de RAM.

Además debemos contar con la memoria RAM que se utiliza para el video, la cual se quita de la memoria RAM principal en la mayoría de las motherboards del mercado, y aunque tenga solución, la cual es comprar una placa de video dedicada, con los que se dejaría de tomar la memoria necesaria para mostrar la imágenes desde la RAM principal, si no necesitamos el plus de performance que nos ofrece un dispositivo de este tipo, la mejor inversión sigue siendo añadir más memoria RAM y dejar la placa de video onboard.

Más allá de los 4 Gb. de RAM

Estos 4 Gb. de memoria, si bien como lo explicamos son suficientes para la mayoría de las aplicaciones, aun con la quita de memoria para el video, se quedan cortos cuando somos usuarios que solemos tener varias aplicaciones abiertas a la vez, más aun si estos son programas consumidores de recursos como Firefox, Spotify, Chrome, Gimp o Microsoft Office.

En estos casos, estos montos de memoria RAM pueden mostrarse insuficientes, por lo que un número más acorde serían 8 Gb. de RAM, lo que además nos ofrecería “paño” para esto y bastante más. Ahora, si lo que deseamos es ejecutar juegos de última generación, o editar audio o video de manera profesional, como mencionamos deberemos contar con un mínimo de 16 Gb. de RAM, el cual es un monto más que suficiente para ello, y además para estar cubiertos en el futuro por cualquier circunstancia.

Añadir más RAM siempre es la solución adecuada

Si hemos comprobado que la memoria RAM de nuestro equipo no es la suficiente para lo que planeamos hacer, no debemos preocuparnos, ya que en la actualidad añadir más memoria es una tarea sencilla, además de relativamente económica. Claro está que siempre antes de dar este paso es necesario saber qué cantidad máxima de RAM y de qué tipo puede manejar la motherboard de nuestra PC.

Estos datos los podremos encontrar en el manual de la motherboard, o en el caso de que no dispongamos del mismo, podemos encontrarlos seguramente en la página web del fabricante de nuestra placa base.

Conclusión

No existe tanta diferencia de performance como la que se produce en un equipo con RAM suficiente y otros con una cantidad que no es la adecuada, aún en procesadores similares y en las mismas condiciones de funcionamiento. Pueden tener discos duros, placas de video o de sonido diferentes, pero la diferencia real se notará en la cantidad de RAM con que cada uno cuenta.

Sin embargo, si la RAM que tenemos instalada en nuestro equipo nos parece suficiente para lo que hacemos, es inútil intentar hacer un cambio, ya que evidentemente no la necesitamos.

Ahora, si notamos que nuestra computadora se queda “corta” o tiene problemas al momento de ejecutar ciertas tareas pesadas, es hora de pensar en una actualización o mejora de la memoria RAM.

En este caso, el consejo más acertado que podamos dar es adquirir la mayor cantidad posible de RAM que nuestro presupuesto nos permita, ya que este es el elemento vital para un óptimo funcionamiento de una computadora, ya que de nada sirve poseer un procesador de varios núcleos a altas velocidades si la memoria RAM con la que contamos es insuficiente.