Diferencias entre una notebook, laptop, netbook, híbridos, ultrabooks y PC


En estos días, elegir y comprar una computadora que se adapte realmente a lo que necesitamos es una especie de desafío, principalmente por la gran cantidad de modelos y marcas que existen en el mercado, pero por sobre todo, por los tipos de computadoras que están a nuestra disposición, bien diferentes la una de la otra.

Estamos hablando de notebooks, netbooks, laptops, ultrabooks, PCs e híbridos, esa extraña pero interesante combinación entre el mundo de la PC y el de las tablets. Tal magnitud de variantes seguramente nos confundirá, evitando que podamos llegar a una determinación adecuada.

En este variopinto escenario, la elección de una computadora que se ajuste perfectamente a lo que necesitamos de ella implica que tengamos en cuenta las características que ofrece cada una de ellas y el modo en que la usaremos, es decir si cumplirá su función siempre en el mismo lugar, si necesitamos que se mueva, si nos dedicamos al diseño o sólo la usaremos para tareas de oficina, el tipo y tamaño de pantalla y muchos otros aspectos. En fin, nos espera una larga tarea.

Afortunadamente, en este artículo encontraremos las diferencias más importantes entre un equipo y otro, lo que nos será de utilidad para escoger el tipo de computadora que mejor nos convenga.

¿Qué es una notebook?

Hermosas por donde las mires, las notebooks fueron diseñadas con el propósito expreso de garantizarle al usuario movilidad total, y es por ello que todo el conjunto es liviano y fuerte, lo que posibilita llevarla a todos lados haciendo un mínimo esfuerzo.

Una de las características que hacen de la notebooks una excelente opción a la hora de adquirir nuestro próximo equipo reside en que a pesar de su tamaño compacto, dependiendo del hardware que contengan nos permiten llevar a cabo las mismas tareas que realizamos con una computadora de escritorio.

En este sentido, cabe destacar que si bien las primeras notebooks no podían compararse con las PC de escritorio en cuanto a rendimiento y rapidez de proceso, lo cierto es que en la actualidad la disparidad que existía entre ambas ha desaparecido. Hoy, una notebook posee prácticamente las mismas funciones y características que una PC de escritorio.

No obstante, debemos señalar que existe aún un factor limitante en el terreno de las notebooks, que puede determinar que uno de estos equipos no sean precisamente los que se adecúen a nuestras necesidades, sobre todo en el caso en que nos dediquemos a realizar trabajos de tipo diseño, o que la utilicemos habitualmente para jugar.

Estamos hablando del tamaño de pantalla, ya que bien sabemos que en una PC de escritorio podemos conectar una pantalla del tamaño que queramos, mientras que en la notebook deberemos optar por la que posee la pantalla más grande en el mercado, que hasta el momento es de poco más de 18 pulgadas.

Con respecto a sus características técnicas, las notebooks modernas incluyen hardware poderoso, incluso tanto como el que equipa a las PC de escritorio. Claro está que cuanto mayor sea el tamaño de su pantalla y más potente sean sus componentes, la notebook crecerá en tamaño y por ende la autonomía de su batería podría llegar a verse disminuida.

A pesar de que según crecen sus especificaciones, crece su peso y dimensiones, lo cierto es que son la mejor alternativa disponible para todos aquellos que tienen la necesidad de trabajar con tareas que requieren de un proceso intenso, siempre y cuando tengan una fuente de energía a mano.

Sin embargo, es importante destacar que con los enormes avances que ha habido en los últimos años en el terreno de las notebooks, también se ha producido una notable evolución en las baterías, las cuales actualmente poseen una vida útil más larga, pueden recargarse en menor tiempo y su autonomía es más extensa. Esto es sumamente importante en este tipo de computadoras, ya que no nos olvidemos que estamos hablando de una portátil, por lo que la autonomía de la batería es clave.

Allí radica precisamente la características más destacadas de las notebooks, que las mismas poseen la capacidad de permitirnos transportarlas fácilmente.

Por último, cabe señalar que quizás un punto en contra que poseen las notebook en contraposición con las computadoras de escritorio es que en general sus costos son más elevados, incluso cuando hacemos una comparativa entre dos equipos con las mismas características y capacidades similares. Sin embargo, su portabilidad es lo que hace que en muchos casos las notebooks sean las elegidas.

¿Qué es una laptop?

Por lo general, el término laptop es utilizado indistintamente para referirse a notebooks o cualquier otro tipo de computadora portátil, pero lo cierto es que no es lo mismo una laptop que una notebook, como tampoco es lo mismo una laptop que una netbook.

Si bien se trata de un término que no refiere a un modelo concreto de computadora, lo cierto es que la palabra laptop se utiliza para denominar a todas aquellas computadoras portátiles cuya característica principal se centra en su peso y tamaño.

Es por ello que una notebook puede ser una laptop, siempre y cuando se trata de un equipo ultra liviano y ultra delgado. Cabe destacar que se suele decir que una laptop es aquella computadora portátil que podemos utilizar apoyando en nuestro regazo. Para ello es clave que la pantalla de la portátil no posea grandes dimensiones.

No obstante, si tenemos una notebook podemos referirnos a ella como nuestra laptop, ya que en definitiva también es un término adecuado para definirla, siempre y cuando se trata de una portátil liviana y delgada.

¿Qué es una netbook?

La netbook es otro tipo de computadora portátil. Similar en muchos aspectos a su hermana mayor la notebook, la principal diferencia entre ambos tipos de dispositivos es que la netbook ha sido diseñada teniendo en cuenta la movilidad extrema, y es por ello que generalmente no cuentan con hardware poderoso ni se distinguen por la autonomía de su batería.

Es más, por regla general las netbooks no ofrecen unidad de CD/DVD y tienen pocos puertos USB disponibles, pero esto trae aparejado una movilidad muy flexible debido al tamaño relativamente pequeño que tienen. En esto tiene que ver mucho el tamaño de la pantalla, que generalmente no excede las 10.1 pulgadas.

Sin embargo esto no es problema para que tengamos una excelente experiencia de uso, sobre todo si usaremos la netbook solo para navegar o escribir informes y tareas similares. Claro está que si tenemos un poco de paciencia, este tipo de dispositivos pueden ejecutar todo tipo de trabajos, sobre todo si tienen Windows instalado, pero el objetivo no es precisamente ese, sino obtener una buena comodidad al momento de transportarla a todos lados.

Cabe destacar que contrariamente a lo que se piensa habitualmente, y como su nombre podría sugerir, una netbook no es sólo para usarse siempre conectada, ya que suelen venir con discos duros de hasta 500 Gb.

Debido a que como mencionamos las netbooks suelen tener un tamaño considerablemente más pequeños que las notebooks, debemos señalar que esto se logra con la incorporación de pantallas más pequeñas, hardware de menor tamaño, y por lo general de menor capacidad, como así también la falta de lectores de DVD y CD.

A pesar de ello las netbooks son portátiles bastante completas, ya que entre otras cosas suelen incluir varios puertos USB, puerto de salida de video, lector de tarjetas SD, altavoces integrados y conectores para micrófono y auriculares.

Casi todos los modelos incluyen también una cámara incorporada, y en cuanto a sus teclados suelen ser bastante más pequeños que los teclados de las notebooks. Lo mismo sucede con la batería, que también posee un espacio más reducido, por lo que su autonomía es menor.

En definitiva, una netbook es un equipo más que adecuado para aquellos usuarios que buscan un equipo con gran portabilidad y que poseen necesidades simples, ya que es ideal para escribir textos, navegar por internet, usar las redes sociales, leer y demás, en cualquier lugar y momento.

¿Qué es un híbrido?

La aparición de este tipo de dispositivo en el mercado es bastante reciente, y en ello parece tener algo de influencia Windows 10, sistema operativo que equipa a la mayoría de estos aparatos, aunque también pueden incluir el sistema operativo Android.

El concepto de híbrido entre tablet y notebook le ofrece al usuario una flexibilidad y potencia que pocos podían imaginar hace tan sólo unos años, esto es así gracias a la perfecta amalgama de las mejores características de ambos mundos en un mismo dispositivo.

La combinación de las particularidades de estos dos aparatos, es decir la unión de potentes procesadores, grandes cantidades de RAM, teclados QWERTY completos, pantallas desmontables y además táctiles y de alta definición, baterías de larga duración y muchas otras características, han abierto al usuario las puertas a un nuevo mundo de posibilidades, eso sí: un mundo en donde tendremos que tener un buen presupuesto para alcanzar alguno de estos modelos.

Sobre virtudes y desventajas, son tan recientes en el mercado que todavía hay que recorrer un largo camino para saber hasta dónde nos dejan llegar.

En la mayoría de los modelos de portátil híbrido que podemos encontrar en el mercado actual, en general las mismas suelen incluir una pantalla táctil de entre 10 y 13 pulgadas, la cual se encuentra unida a un teclado, que en la mayoría de los casos permite su separación, con el fin de que podamos utilizar el equipo como su se tratara de una potente tablet.

Sin dudas, en ello radica una de las principales ventajas de las portátiles híbridos, sin embargo aún no han conseguido ser objeto de deseo de las mayoría de los usuarios. Esto radica en que para muchas personas los híbridos resultan ser más pesados que una tablet, y al mismo tiempo su rendimiento no llegar a estar a la altura de una notebook.

Sin embargo, los híbridos puede ser una excelente opción para aquellas personas que suelen viajar a menudo y necesitan un equipo portátil para visualizar documentos, editarlos, navegar por internet, visitar las redes sociales, ver videos, escuchar música y demás.

¿Qué es una ultrabook?

Las Ultrabooks son de lo más nuevo que podemos encontrar en el mercado, y podría decirse de ellas que son la evolución de las notebooks. Livianas y delgadas en extremo, son muy fáciles de manipular y transportar, ya que la mayoría de ellas no alcanzan siquiera el kilogramo de peso.

Sin embargo su tamaño y peso no son problema, ya que se las ingenia bien para que en su interior se puedan alojar procesadores muy potentes y grandes cantidades de memoria, y aunque su pantalla pueda parecer pequeña, entre 13 y 14 pulgadas, es de excelente calidad, y pueden ser del tipo táctiles.

Sin duda, además de la potencia de sus procesadores, uno de los aspectos que marcan la diferencia de velocidad de las ultrabooks con respecto a las notebooks es que vienen equipadas de serie con discos SSD, unidades de almacenamiento de estado sólido o SSD, Solid-State Drive por sus iniciales en inglés.

También debemos tener en consideración la duración de la batería, bastante importante por cierto, ya que en uso son capaces de alcanzar una autonomía de hasta 5 horas, mientras que en reposo llegan hasta las 10 horas de duración.

Como características generales de las ultrabooks, podemos mencionar que entre sus principales requisitos este tipo de equipos portátiles deben tener un grosor que no supere los 18 ó 21 mm, deben poseer conectividad WiFi, pantalla sea táctil e incluir puertos USB 3.0.

Los modelos de ultrabooks más destacados poseen una carcasa fabricada en metal, lo cual se debe a que este material permite que se produzca una mejor y mayor disipación del calor, en comparación a lo que sucede con otros materiales como el plástico.

Además, como ya mencionamos las ultrabooks incluye disco duro del tipo SSD, una batería delgada, pequeña pero de larga duración, y además deben disponer de una enorme facilidad de uso, como por ejemplo permitir un encendido instantáneo.

¿Qué es una PC?

Para muchos usuarios, la computadora de escritorio o “Desktop” sigue siendo el tipo más lógico de PC, ya que además de proveernos de mucha más potencia y flexibilidad de la que nunca podrían dar los demás tipos de PC, es capaz de crecer hasta límites insospechados, es decir que si compramos una PC de escritorio para hacer tareas de oficina, con el tiempo podremos ampliarla para poder realizar trabajos mucho más complejos y pesados.

Además, añadirle periféricos como teclados, tabletas digitalizadoras, ratones, impresoras, cámaras, teléfonos y demás es realmente simple, ya que generalmente disponen de varios puertos a los que conectarlos, y si estos están todos ocupados, simplemente agregamos una placa de expansión o un hub y asunto solucionado.

Lo mismo sucede con las placas que componen la PC, siempre podremos comprar un modelo más reciente para reemplazar el antiguo. También con el almacenamiento pasa algo similar: es casi ilimitado.

Sin embargo, y pese a ser el tipo de PC más económico, existen un par de inconvenientes que no a todos los usuarios les conviene. El primero de ellos, por supuesto, es la inamovilidad del conjunto, por tamaño y peso, y el segundo, es que cuando la energía se corta, también lo hace el equipo, salvo que lo conectemos a un UPS, pero este último muchas veces tiene el mismo valor que la computadora entera.

A pesar de ser obviedades, debemos decir que una computadora de escritorio es básicamente una computadora personal, de allí sus siglas PC, que ha sido diseñada para que el usuario la utilice en un escritorio.

La misma se encuentra compuesta por el gabinete, que es una especie de caja en la cual se encuentran todos los componentes de hardware del equipo, incluyendo motheboard, procesador, memoria RAM, disco duro, fuente de alimentación, placas de video, de audio y demás.

En el gabinete también se encuentran dispuestos los distintos puertos que incluye la PC de escritorio, tales como puertos USB, conectores de audio, de video, HDMI, RJ45 y demás, los cuales variarán en tipo y cantidad dependiendo de cada equipo. También se suele incluir una lectora de DVD, CD o Blu Ray, como así también lector de tarjetas SD.

Se suma al gabinete una pantalla, llamada por muchos monitor, un mouse y un teclado externos. Pero además de ello, podemos incluir cámaras web, altavoces, auriculares, y casi todo lo que se nos ocurra, ya que básicamente en cuanto a conectividad y características de las PC de escritorio, podríamos decir que nuestra imaginación es el límite.

Cabe destacar que dentro de las computadoras de escritorio podemos también encontrar aquellas llamadas All In One (todo en uno), las cuales debido a su formato poseen una superficie de escritorio más pequeña, ya que los componentes de hardware no se encuentra ubicados dentro de un gabinete separado sino en la propia pantalla del equipo.

En este punto, muchos consideran que las computadoras All In One son una especie de intermedio entre una computadora portátil y una PC de escritorio. No obstante, tenemos que tener en cuenta que la principal desventaja de las computadoras All In One reside en que no permiten el nivel de actualización que sí brindan las PC de escritorio tradicionales.

Por otra parte, a pesar de los enormes avances que ha habido en los últimos años en relación a las computadoras portátiles, aún hoy las PC de escritorio siguen siendo la mejor opción para aquellos usuarios que buscan el máximo de rendimiento, ya que las mismas son capaces de integrar los componentes más potentes para realizar las tareas que requieren el más alto rendimiento, como por ejemplo la edición de video y sonido, el diseño y la utilización de juegos.

Diferencias entre Notebook y Netbook

Con las necesidades laborales de los días que corren, y la tendencia cada vez más marcada de los usuarios que eligen equipamiento del tipo portátil, con todas las ventajas que ello representa, el mercado de las notebooks y netbooks se ha expandido de manera asombrosa.

Si estás a punto de comprar una computadora portátil y te encuentras frente a la duda de cuál es la elección adecuada, a partir de este punto te contamos algunos de los detalles más importantes que se deben tener en cuenta antes comprar la nueva computadora. 

Tengamos en cuenta que muchas veces, ante la falta de conocimiento de usuarios inexpertos, algunos comerciantes inescrupulosos pueden engañar al consumidor asegurando que una netbook es casi lo mismo que una notebook. 

Para que no pueden engañarnos, aquí encontrarás una comparación entre ambos tipos de portátiles, y cuáles son las principales ventajas y defectos de cada equipo.

Grandes diferencias entre Notebooks y Netbooks

Debido a que el término netbook es bastante nuevo dentro del mundo de los usuarios comunes de computadoras, en ocasiones los comerciantes mal intencionados aprovechan la inexperiencia del consumidor ofreciendo netbooks tal como si se tratase de notebooks, o bien como pequeñas computadoras similares a las PCs de escritorio. 

En principio, cabe destacar que existen una gran cantidad de diferencias entre estos dos tipos de computadoras portátiles, y en ello reside la diversidad de precios que hay entre los diferentes equipos.

Una de las diferencias más notables entre notebooks y netbooks se encuentra en su hardware y la capacidad de procesamiento del mismo.

Tengamos en cuenta que una notebook por lo general incluye un potente procesador y memorias de gran capacidadya que cuenta con una serie de componentes similares a los que utiliza una computadora de escritorio. 

En el caso de las notebooks, los elementos de hardware han sido fabricados con materiales especiales, que permiten lograr un tamaño físico significativamente menor que aquellos componentes que incluyen las PCs de escritorio. 

Por lo general, una notebook de buena calidad incluye un procesador de bajo consumo, que puede ser un Intel Core 2 Duo o AMD Turion, un disco rígido de 2,5 pulgadas o menor, uno o más módulos de memoria RAM del tipo SO DIMM, placa de video, una lectograbadora de CD y DVD, además por supuesto de su pantalla TFT o WXGA integrada, teclado y touchpad o trackpad.

Por el contrario, en el caso de las netbooks, están han sido concebidas con el fin de ofrecer un tipo de computadora portátil de bajo costo y tamaño reducido, con el objetivo de brindar un equipo altamente transportable para la realización de tareas básicas desde cualquier lugar.

Como su nombre lo indica, es el equipo adecuado para navegación por Internet, aunque también permiten realizar algunos trabajos básicos, tales como lectura de PDF, y correr aplicaciones como procesadores de textos y hojas de cálculos.

Las netbook no son bajo ningún concepto la computadora portátil recomendada para aquellos usuarios que requieren un equipo que les permita realizar pesadas tareas de edición de video y audio, o ejecutar complejos y modernos juegos.

Almacenamiento, pantallas y teclados

Sin embargo, cabe señalar que en cuanto al apartado de almacenamiento masivo, es decir al disco rígido que utilizan, por lo general las netbooks suelen contar con discos de capacidad similar al que incluyen las notebooks. 

Antes de decidir la posible compra de uno de estos equipos portátiles, y ante la tentación de elegir una netbook, es importante tener en cuenta que se trata de una computadora subportátil, que fue creado con el objetivo de brindar un equipo que reúna las herramientas necesarias para aquellos usuarios que trabajan fuera de su hogar, como puede ser por ejemplo en un viaje de negocios.

En base a esta característica que define por completo la funcionalidad de una netbook, giran el resto de prestaciones que ofrece. Al tratarse de una subportátil, su pantalla es más pequeño que en el caso de las notebooks, ya que sólo llegan a contar con pantallas de hasta 12 pulgadas.

Esta es quizás una de las grandes ventajas de las notebooks en comparación con las netbooks, ya que la primera posee una pantalla de tamaño superior, acompañada por un teclado de distribución QWERTY completo de teclas con tamaño convencional, lo que las convierte en uno de los equipos más cómodos de usar, sobre todo para aquellas personas que no están acostumbrados a trabajar con dispositivos portátiles.

El único defecto que deviene del tamaño de la pantalla y del teclado de las notebooks, es que en realidad le resta ventajas a la hora de evaluar la verdadera portabilidad del aparato.

Medios ópticos

En este punto, las netbooks son equipos mucho más transportables debido a su reducido tamaño, que se ha logrado incorporando no sólo pequeñas pantallas de TFT, sino también con la utilización de teclados ultra compactos.

No obstante, como mencionamos, las netbooks al tener que contener todos sus elementos físicos y de hardware en un espacio reducido, se ven afectadas en otros aspectos, ya que por ejemplo este tipo de computadoras subportátiles no cuentan con unidades ópticas para lectura y escritura de CDs y DVDs. 

Este factor muchas veces incita al consumidor a optar por una notebook, la cual incluye lectograbadora de medios ópticos, aunque con los nuevos tipos de almacenaje, cada vez son más los usuarios que eligen resguardar el material en tarjetas de memoria o pendrives, que pueden ser conectados sin inconvenientes a la netbook.

Conectividad

Una de las grandes ventajas que poseen las pequeñas netbooks es sin lugar a dudas su conectividad, ya que en general, la mayoría de los modelos disponibles en la actualidad no sólo cuentan con Wi-Fi, sino que además incluyen conexión Bluetooth, y en algunos casos cuentan con soporte para la norma 3G

Esto las convierte en un verdadero equipo portátil de conectividad, que en definitiva es el concepto fundamental en el cual se han basado sus creadores para desarrollar esta nueva modalidad de computadora portátil.

Por este motivo, muchas empresas de telefonía celular ofrecen hoy en día módems y servicios de conexión a Internet especial para netbooks, e incluso existen modelos de estas pequeñas computadoras que incluyen el módem incorporado.

Si bien las notebooks son el equipo ideal para los usuarios más exigentes, e incluso en algunos casos pueden llegar a ser el reemplazo de la convencional computadora de escritorio, lo cierto es que a pesar de las escasas funcionalidades que caracterizan a las netbooks, estas son las portátiles más recomendables para la navegación por Internet desde cualquier lugar y en cualquier momento. 

Cabe descartar, que además las netbooks permiten utilizar aplicaciones en versiones online, es decir que no es necesario instalarlas para poder ejecutarlas en el equipo, con lo que se reduce el espacio utilizado en el disco de la subportátil.

Esta es una gran ventaja, sobre todo para los usuarios que sólo requieren un equipo portátil para navegar por Internet, utilizar el paquete de ofimática, editar fotografías de manera online, y una gran cantidad de herramientas útiles que se proporcionan mediante la conexión a la red.

Autonomía 

En cuanto a la autonomía que brindan ambos equipos, cabe destacar que por lo general las netbook poseen baterías más pequeñas que las que incluyen las notebooks, por lo cual no logran soportar más de tres horas de uso continuo del equipo, punto que en las notebooks es claramente una ventaja, ya que en la mayoría de los modelos más modernos permiten obtener una autonomía realmente superior.

Software

Un punto realmente importante, más allá del hardware, pero que se encuentra íntimamente ligado a este aspecto, es el tipo de software que soportan las computadoras portátiles y las subportátiles, y que muchas veces puede llegar a ser el factor determinante a la hora de adquirir un nuevo equipo. 

Por lo general, la mayoría de los modelos más modernos de notebooks incluyen el sistema operativo Windows 7 de Microsoft, mientras que la mayoría de las netbooks cuenta con alguna distribución de GNU/Linux o bien Windows XP preinstalado.

Esto se debe a dos factores puntuales. Por un lado, responde a una estrategia comercial, para lograr enmarcar a las netbooks dentro de los equipos portátiles más económicos del mercado actual.

Por otra parte, las netbooks cuentan con procesadores que no pueden llegar a soportar los sistemas operativos más modernos y complejos, como es el caso de Windows 7, debido a sus escasos recursos y a la falta de memoria necesaria para ello.

Es por ello, que en muchas ocasiones los consumidores optan por adquirir un equipo portátil que no sólo le brinde importantes prestaciones de software, sino también la posibilidad de actualizar las funcionalidades del mismo.

A modo de conclusión

Una notebook incluye por lo general memoria RAM de gran capacidad, placa de video, lectograbadora de CDs y DVDs, un potente microprocesador, entre otros componentes de hardware, que nos permiten utilizar sofisticadas y modernas aplicaciones.

Por su parte, la mayoría de las netbook, que han sido pensadas para ofrecer un equipo totalmente ligado a la conectividad, cuentan con webcam incorporada, puerto USB, Bluetooth, conectividad a Internet mediante Wi-Fi, lector de tarjetas de memoria extraíbles, parlantes y micrófonos, ofreciéndonos de esta manera un completo equipo portátil para mantenernos permanentemente conectados a la red.

Al tratarse de equipos más pequeños, las netbooks poseen un peso realmente inferior al de cualquier notebook, por lo que su ventaja más notable es la verdadera portabilidad que ofrece.

En resumen, las notebooks son el equipo ideal para quienes necesitan una verdadera y completa computadora, que les permita realizar diferentes tareas, incluso complejas tales como edición de video.

Las netbooks son las portátiles más recomendables para aquellos usuarios que buscan un dispositivo cómodo y eficaz para navegar por Internet y realizar trabajos de ofimática, cuando se encuentran lejos de sus hogares.