Qué es Blu Ray? Capacidades y discos Blu Ray


Si bien ya lleva algunos años en el mercado, y al principio fue considerado el sucedor del DVD, el disco Blu Ray sigue siendo uno de los formatos de disco óptico más novedosos. Por supuesto que existen otros proyectos que tienen la intención de reemplazarlo, como por ejemplo el disco holográfico versátil, el cual es capaz de almacenar hasta casi 4 TB de información. No obstante, el Blu Ray se mantendrá todavía por muchos años en el mercado gracias  a sus capacidades, precio competitivo y  constante expansión entre los usuarios.

Básicamente, el Blu Ray no es otra cosa que un disco de almacenamiento óptico de 12 cm. de diámetro, el mismo tamaño que posee el DVD o el CD, y fue desarrollado por un consorcio llamado Blu-Ray Disc Association con el fin de obtener un medio de almacenamiento capaz de contener la gran cantidad de datos requeridos por las películas realizadas en la espectacular alta definición, además de otros actores inherentes a la reducción de costes.

En la mayoría de los casos, los discos Blu Ray más comunes son aquellos que poseen una capacidad de almacenamiento que va desde los 25 a los 50 GB, pero también se comercializan Blu Ray de más de 100 GB de capacidad en distintas capas.

Cabe destacar que el Blu-Ray en cada una de sus capas puede contener alrededor de 25 GB de información, que traducidos significan cerca de 6 horas de vídeo de alta definición más los audios correspondientes. El soporte de más capacidad es el Blu Ray de cuatro capa, que sí puede almacenar más de 100 GB.

Características técnicas del Blu Ray

Mientras el DVD usa un láser de 650 de nanómetros, el Blu Ray utiliza uno de 405, posibilitando grabar más información en un disco del mismo tamaño.

El nombre Blu Ray (Blue= azul; Ray= rayo) proviene de la tecnología utilizada: un láser azul para leer y grabar datos. El “e” de “blue” fue retirado del nombre del producto debido a que en algunas regiones del mundo no es posible registrar una palabra común como nombre comercial.

Como mencionamos, este estándar de disco óptico fue desarrollado por la Blu-ray Disc Association (BDA), pero se trabajó  en conjunto con un grupo de empresas del ámbito electrónico, de la informática y el entretenimiento como Sony, Apple, Samsung y Walt Disney Pictures, entre otras.

El Blu Ray dejó en el camino a sus principales contendientes como el DVD o el HD DVD, si bien el primero todavía es un firme competidor, ya que ofrece una resolución de 720×480 en NTSC o 720×576 en PAL, apta para la reproducción en la mayoría de los equipamientos presentes en hogares de todo el mundo, mientras que el formato HD DVD prácticamente ha desaparecido.

En cuanto a la calidad, Blu Ray, ofrece una calidad de visualización de alta definición, es decir de 1920×1080, también llamada 1080p, un salto increíblemente alto con respecto al DVD.

Blu-ray 3D

Una de las aplicaciones más impresionantes que se puede obtener del disco Blu Ray es la capacidad de reproducir contenidos en 3D y en calidad 4K (ultra alta definición), una característica muy solicitada en su momento por los más importantes desarrolladores de software, estudios y productoras de cine.

Además de las obvias ventajas en cuanto a su capacidad de almacenamiento y visualización en alta definición, una de las características más destacadas del Blu Ray es la protección física que este le brinda a sus contenidos, ya que se encuentra provisto de un sustrato que le sirve como barrera ante arañazos y ralladuras, una técnica que evita desperfectos y asegura la buena reproducción del disco durante muchos años.

Funcionamiento y capacidad del Blu Ray

El formato de disco óptico Blu Ray es uno de los de su tipo que mayor capacidad de almacenamiento ofrece, la que puede llegar hasta los 500 Gb, incluso se habla de próximos lanzamientos de 1 Tb (Terabyte), superando así con creces al resto de sus competidores, como lo es el popular DVD.

Para lograr esta gran capacidad de almacenamiento, el Blu Ray Disc ha sido desarrollado para que el mismo realice la lectura y escritura de los datos a través de la utilización de un rayo láser de color azul, de allí se origina el nombre comercial del disco.

Este rayo láser azul utilizado para la lectura y escritura sobre los Blu Ray hace posible ampliar de manera notable la cantidad de información almacenada en las distintas áreas del medio, debido a que posee una longitud de onda menor que la convencional. 

En esta línea, al contrario del rayo láser rojo utilizado en la lectura y escritura de DVDs, que tienen una longitud de onda de 650 nanómetros, en el caso del rayo láser azul éste se caracteriza por poseer una longitud de onda de 405 nanómetros.

Capacidad de almacenamiento sorprendente

Mediante esta tecnología, y sumada a una serie de avances en cuanto a los materiales de fabricación del Blu-ray, en este tipo de medio es posible almacenar hasta 25 GB por capa, permitiendo un almacenamiento total de hasta 500 GB en los Blu Ray de 20 capas. 

Aunque parezca inverosímil, esta capacidad de almacenamiento se ha logrado en el mismo espacio físico y dimensiones que posee el conocido DVD, por lo que muchos aseguran que en un futuro cercano serán totalmente reemplazados por los discos Blu Ray, aunque hoy los discos Blu Ray deban competir con otras tecnologías de almacenamiento, como es el caso de las tarjetas de memoria.

En la actualidad, los tipo más comunes de discos Blu Ray que pueden adquirirse en el mercado son aquellos que permiten almacenar 25 GB en un solo medio de capa simple, y hasta 50 GB en los de doble capa, los cuales pueden contener aproximadamente 12 horas de video en formato de alta definición con su correspondiente audio en 5.1. estos se utilizan sobre todo en el mundo del entretenimiento, por los que hoy la mayoría de las películas pueden ser adquiridas en Blu Ray.

Velocidad de transferencia

En cuanto a la velocidad de transferencia con la que trabajan este tipo de medios, la mayoría de los discos ópticos de este tipo alcanzan una velocidad de transferencia de datos de 2x, es decir 72 Mbit por segundo, aunque existen otros más rápidos, pero lo cierto es que estos son los más comunes del mercado actual.

Al igual que en el formato DVD, los discos Blu-ray también disponen de líneas del tipo reescribible, denominados BD-RE. 

¿Cómo funciona el Blu Ray?

A diferencia del DVD, en el cual la lectura se realiza a través de un rayo láser rojo que atraviesa la gruesa capa de 0,6 mm de policarbonato que posee el disco, pudiendo provocar de esta manera una difracción de los haces de luz y realizar una lectura errónea, en el caso del Blu Ray Disc, debido a que ha sido fabricado con una fina capa de 0,1 mm, el rayo láser azul puede realizar la lectura sin errores, incluso cuando el medio se halla colocado en forma inclinada. 

De esta manera, gracias a la cercanía y el fácil acceso que el láser tiene sobre el medio, es posible realizar una lectura con menor probabilidad de distorsión y errores en la lectura. 

Esta lectura precisa, sumada a un sistema optimizado de codificación de datos, permite que los sectores destinados a la información legible en el medio logren ser más pequeños, por lo cual la capacidad del disco es mayor.

Por otra parte, cabe destacar que gracias a la incorporación de una capa protectora mucho más fina a la que poseen los DVD, los discos Blu-ray presentan una resistencia mayor a golpes, rayaduras y suciedad. 

La protección anticopia en los discos Blu Ray

En el mundo del entretenimiento, la tecnología de discos ópticos Blu Ray puede considerarse en muchos casos como el gran sucesor del DVD, no sólo por las capacidades de almacenamiento que posee y sus características físicas que lo hacen un medio más robusto, sino que además cuenta con un completo método de seguridad para evitar la piratería. 

Desde hace años, con la masificación de Internet y la posibilidad que este medio ofrece para la descarga continua de material audiovisual desde la red hasta cualquier computadora hogareña de cualquier parte del mundo, se ha extendido el delito de piratería a niveles extremos.

Asimismo, la facilidad de realizar copias de DVDs originales por intermedio de una simple lectograbadora en la computadora de cada hogar, ha suscitado un comercio paralelo de DVD fraudulentos, conocidos como “truchos”.

Tal es la repercusión de esta actividad, que las productoras cinematográficas se encuentran en una búsqueda constante de la solución al flagelo de la piratería, que puede llegar a convertirse en el principal motivo del quiebre total de la industria.

En este aspecto, el disco Blu Ray ha llegado para ofrecer una solución real al problema que su antecesor, el DVD, no ha podido sortear.

El Blu Ray Disc trabaja con un completo método de protección anticopia, que consta de cinco sistemas, denominados AACS, BD+ y ROM-Mark, SPDG e ICT, cada uno de ellos con una función específica.

En principio, el AACS es un sistema que ha sido desarrollado en base al CSS que utiliza el DVD, pero incorporando significativas mejoras. Su función consiste en el control de la distribución de contenido, asignando una clave única para cada modelo de grabador de discos Blu Ray, con el fin de permitir o no las copias que se realizan en dicho equipo.

Por otra parte, los Blu Ray cuentan con un sistema anticopia exclusivo llamado BD+, el cual se basa en una protección criptográfica realizada a través de una clave asignada al propio disco Blu Ray, impidiendo la reproducción de los mismos cuando el sistema detecta que se trata de una copia.

En función de ofrecer una protección completa del contenido, los discos Blu Ray también disponen de una marca de agua digital denominada ROM-Mark realizada con dispositivos especiales, que se encuentra presente en los discos originales, y la cual es buscada por los reproductores para permitir la visualización del contenido.

Un cuarto elemento en este método de protección anticopia es el sistema SPDG, el cual se trata de un pequeño programa que incluyen los reproductores de discos Blu-ray, y mediante un funcionamiento similar al de cualquier sistema operativo, hace imposible realizar una copia del disco que se halla en su interior.

Por último, también se ha incorporado el sistema Image Constraint Token, conocido por sus siglas ICT, que consiste en una señal que no permite el transporte de contenidos de alta definición a través de soportes no cifrados.

No obstante, a pesar del trabajo volcado para evitar la piratería, lo cierto es que el Blu Ray Disc también incluye un sistema de gestión de copias llamado MMC, que permite realizar copias del disco original para ser utilizadas en otros dispositivos.

Por otra parte, muchos aseguran que a pesar de los arduos e intensos trabajos llevados a cabo para evitar la piratería en el uso cotidiano de los Blu Ray, siempre existirán hackers que logren volver inútiles las funciones de estos sistemas de protección. 

Los discos Blu Ray y los códecs multimedia

Sin lugar a dudas, gracias a las importantes prestaciones en cuanto a capacidad de almacenamiento que permite los discos ópticos del tipo Blu Ray, nos encontramos frente a uno de los medios de almacenamiento más adecuados para el almacenamiento, sobre todo para la industria del entretenimiento. 

Ya no hay dudas que el Blu Ray ha llegado para quedarse, y es por eso que cada vez son más las empresas fabricantes de equipamiento electrónico que lanzan al mercado nuevos productos que permiten reproducir y grabar este tipo de disco óptico.

No obstante, al tratarse de un medio que permite almacenar video en ultra alta resolución y audio de hasta 8 canales, muchos consumidores se preguntan qué sucede con los códecs que se implementan en muchas compresiones de archivos multimedia.

En principio, cabe aclarar que los discos Blu Ray pueden soportar todos los tipos de archivos que sus antecesores, es decir que este tipo de medio puede contener archivos comprimidos con los códecs más utilizados en la actualidad, tales como MPEG-2 y MPEG-4.

Códecs 

La mayoría de los Blu Ray de películas que se comercializan en la actualidad han implementado en general códecs del tipo MPEG-4 AVC Y SMPTE VC-1, debido a que éstos utilizan una serie de algoritmos de compresión más modernos y sofisticados, los cuales hacen posible lograr una calidad de imagen superior, para alcanzar un nivel similar a la alta definición.

MPEG-4 AVC

Debido a que el códec de video MPEG-4 AVC posee requerimientos superiores, utiliza un mayor consumo de los recursos y necesita de más cantidad de tiempo para realizar la codificación, en un principio las compañías de la industria del cine habían decidido lanzar los primeros Blu Ray de películas comprimidas con el códec MPEG-2, aunque por la calidad que ofrece éste es sin dudas un tipo de códec que finalmente quedó casi totalmente obsoleto, ante las posibilidades que brinda el MPEG-4 AVC.

SMPTE VC-1

Los discos Blu Ray también poseen soporte para videos codificados en SMPTE VC-1, aunque éste no será el códec que más se utilizará en el futuro, debido a una serie de restricciones por parte de su empresa desarrolladora. 

Cabe destacar que el códec SMPTE VC-1 ha sido creado por un grupo de empresas lideradas por Microsoft para darle apoyo al disco óptico HD DVD, que compite con el Blu Ray, pero debido a que este último se impuso ante el HD DVD, las compañías desarrolladoras del códec han decidido ponerlo a disposición para que sea soportado por el BD.

Tecnología Java

Los videos grabados en discos Blu Ray han incorporado esta tecnología, bajo una plataforma denominada Blu Ray Disc Java (BD-J), que brinda la posibilidad de incluir contenido multimedia realizado en este lenguaje dentro de las películas.

Esto ha permitido crear los más modernos y avanzados menús de navegación para los discos, que ofrece opciones fabulosas como poder acceder a los menús interactivos mientras se reproduce la película, e incluso incluir algunas aplicaciones en el medio óptico.

Además, con la inclusión de la plataforma Java, es posible descargar contenido adicional desde Internet al disco Blu Ray, tales como escenas eliminadas, subtítulos extras, documentales y una gran variedad de material que se encuentre disponible a través de la red.

Con respecto al audio, como mencionamos los Blu Ray Disc permite contener pistas de sonido de hasta 8 canales, logrando así una calidad de audio única.

Los códecs más utilizados

Entre los códecs soportados por los discos Blu Ray, si bien son muchos, los más utilizados son LPCM, que es un tipo de códec sin compresión, DTS, Dolby Digital, Dolby True HD y DTS-HD Master Audio.

Tanto el Dolby True HD como el DTS-HD Master Audio son los códecs de tecnología más moderna, los cuales realizan una compresión sin pérdidas, permitiendo contener audios de 8 canales en máxima calidad.