Implementar códigos de barras. Tipos de códigos

Durante años, para llevar a cabo una correcta identificación de los productos, con el fin de poder gestionar la trazabilidad de los mismos, se ha utilizado el método popularmente conocido como Código de Barras.

Si bien, con el avance de las tecnologías, el método de código de barras está siendo lentamente desplazado por otro tipo de técnicas, tales como los sistemas RFID, lo cierto es que hasta el momento la mayoría de las mercancías que ingresan al mercado son identificadas a través del Código de Barras.

Identificación de productos por Código de Barras

Con el paso de los años, su uso se ha expandido de tal manera, que actualmente el código de barras es utilizado a nivel masivo, incluso en las tiendas minoristas para realizar una facturación automática de los artículos.

¿Qué son los códigos de barras?

Básicamente, el código de barras consiste en una serie de números que representan determinada información referente al producto, y que se encuentra codificados en un conjunto de líneas paralelas verticales con diversos grosores y espacios entre ellas.

Tanto las líneas, como el grosor de las mismas y de los espacio entre ellas, representan información exacta acerca de un determinado producto, para poder ser clasificado e identificado durante toda la cadena logística.

¿Para qué sirven los códigos de barras?

Su funcionalidad reside en que cuando un código de barras es leído por un receptor de este tipo, se hace posible captar la información que se halla codificada en el mismo, por lo cual existe una correspondencia, denominada simbología, entre el código y la información que éste representa.

Existen cuatro tipos de simbología en el mundo de los códigos de barra, cuya diferencia radica en si se trata de una simbología continua o discreta, y a la vez si es bidimensional o multidimensional.

Simbología Continua del código de barras

La simbología continua hace referencia a los códigos de barras en los que los caracteres del mismo se inician con un espacio, al que le sigue una barra, o bien viceversa, mientras que en el caso de la discreta los códigos de barras comienzan y finalizan con una barra, siendo ignorado el espacio entre ellas.

Simbología bidimensional del código de barras

En los códigos que utilizan simbología bidimensional es indistinto el ancho de las barras, las cuales pueden ser anchas o delgadas, mientras que en el caso de la simbología multidimensional el ancho de las barras del código resulta de un múltiplo exacto de un grosor determinado.

¿Cómo se compone un código de barras?

Una de las características fundamentales de los códigos de barras radica en sus componentes, gracias a los cuales se hace posible la codificación de la información relativa al producto.

Los códigos de barras se componen de un módulo, que hace referencia a la unidad mínima del código, y cada una de las barras y los espacios se encuentran conformados por un conjunto de módulos.

Asimismo, constan de la denominada barra, elemento que en la codificación responde al valor binario 1, el espacio, que representa al valor binario 0, y los caracteres, que se encuentran formados por las distintas barras y espacios que componen al código.

El código de barras almacena los datos referentes al producto que acompaña, los cuales una vez captados por el dispositivo lector son procesados y enviados a un sistema mayor ubicado en una computadora, donde se almacena la información del producto.

Con el fin de centralizar la información obtenida por medio del código de barras, generalmente se interconectan diversos equipos informáticos, ubicados en lugares tales como sucursales y demás, para que los datos se encuentren a disposición de quien lo requiera.

Beneficios del código de barras

Mediante la utilización de códigos de barras para el control de la cadena logística, ha sido posible mejorar el rendimiento de las empresas, optimizar los procesos de producción, permitir tomas de decisiones inteligentes, solucionar inconvenientes en la cadena de suministros, entre otros.

Esto es posible debido a que el código de barras ofrece la posibilidad de conocer con exactitud y en tiempo real, información precisa referente a las mercancías.

Tipos de código de barras

En la actualidad, cualquier producto que adquirimos viene provisto de un código de barras que es utilizado para identificar al artículo, con el fin de facilitar el acceso a la información referente a él, tanto para la empresa fabricadora, como así también para las tiendas minoristas.

En general, la ubicación del código de barras en un producto responde a una serie de parámetros básicos, ya que deben estar localizados de manera que posean una gran visibilidad y permitan una fácil lectura del mismo.

Con el paso de los años, y la masificación de este método como medio para la identificación automática de los productos, han surgido una gran cantidad de diversos códigos, que básicamente se dividen en dos grandes grupos: los códigos de barras lineales y los códigos de barras dimensionales.

Los códigos de barra lineales, se encuentran el EAN, Code 128 , Code 39, Code 93 y Codabar, mientras que en el grupo de los dimensionales se hallan el código PDF417, Datamatrix y Quick Response.

Independientemente del código de barras que se utilice para la identificación de las mercancías, cabe destacar que este método es uno de los más utilizados por las empresas, debido a una serie de características que lo han convertido en una de las técnicas de identificación más eficaz de los últimos años.

La mayoría de las empresas que han implementado el código de barras en sus productos, lo hicieron por verse en la necesidad de hallar una solución con respecto a la información relativa a sus mercancías.

El código de barras fue la respuesta, ya que permite una lectura veloz de los datos pertenecientes a los productos sin la necesidad de ser apartados de las cajas que los contienen, evitando además posibles errores en la digitalización manual de dichos datos.

Por otra parte, el código de barras brinda una solución eficaz en la tarea del etiquetado de los precios, debido a que ya no es necesario hacerlo directamente sobre el artículo.

Ventajas de cada tipo de código de barras

Los consumidores finales acceden a un ticket con la información cifrada del artículo, que les permite la comprobación de sus compras y los posibles reclamos que pudieran resultar de la misma.

Para las empresas, el código de barras es una herramienta que brinda la posibilidad de controlar permanentemente la cadena de suministros, lo que resulta en un óptimo control de los almacenes, una veloz gestión de stock de los productos, y permite realizar conclusiones acertadas de mercadotecnia gracias a las estadísticas comerciales volcadas por la implementación del código de barras.

Actualmente, los códigos de barra más utilizados a nivel mundial para identificación de los productos son Code128 , Code39 , Code93, EAN, UPC y Codabar, y cada uno de ellos se diferencian por ciertas características que responden a las necesidades precisas de los productos que serán etiquetados.

Code128

Suele ser el más utilizado en el ambiente de la logística para etiquetar los productos, como así también en billetes y postales.

Este código trabaja con una codificación de caracteres alfanuméricos, hasta 106 caracteres diferentes, y posee una longitud variable.

Code39

Ha sido uno de los primeros códigos que incluyeron una codificación alfanumérica. El mismo permite codificar hasta un número total de 43 caracteres, y posee una longitud variable.

Code93

Fue desarrollado para expandir las posibilidades del Code39, permitiendo codificar hasta un total de 47 caracteres alfanuméricos, con una longitud variable.

EAN

Es el utilizado en todos los productos que se comercializan en el mercado europeo, y su nombre surge de las siglas de European Article Numbering.

Se trata de un código que sólo permite una codificación numérica, y su longitud es limitada, ya que sólo ofrece la posibilidad de codificar entre 8 a 13 dígitos en sus diversas variantes.

Codabar

Se trata de un código de barras utilizado comúnmente en bibliotecas, bancos de sangre, envíos, encomiendas y demás, y consiste en un código numérico que sólo permite codificar hasta 16 caracteres con una longitud variable.

UCC

Siglas de su nombre en inglés Uniform Code Council, este tipo de código de barras es utilizado en todos los productos provenientes de los Estados Unidos, y se caracteriza por ser un código del tipo numérico, que posee una longitud limitada de entre 7 a 12 dígitos, dependiendo de su versión.

Implementación de código de barras y sistemas RF

Para hacer posible la utilización de códigos de barras para la identificación automática de los productos, es necesaria la implementación de un sistema RF que permita capturar los datos codificados, para transformarlos en información útil para optimizar la cadena logística de la empresa.

Al implementar un sistema de radio frecuencia para la captura de datos contenida en los códigos de barras de los productos, uno de los métodos más utilizados es la inclusión de una red inalámbrica de RF, que ofrece una serie de ventajas para optimizar la cadena de suministros.

Cabe destacar, que una red de datos inalámbrica funciona con un conjunto de antenas que han sido conectadas a los diferentes dispositivos de acceso a la red inalámbrica. De esta manera, es posible captar la información codificada en los códigos de barras, y transmitir los datos a los sistemas de gestión integrados con los que opere una compañía, ofreciendo información relevante para diversos sectores de la empresa.

Como funciona una red inalámbrica para la captación de datos

Básicamente una red inalámbrica funciona de forma similar a la manera en que opera una red convencional de Ethernet, pero con la diferencia de que no requiere de cables para su tarea, ya que utiliza señales de radio frecuencia como medio de comunicación.

Ventajas de las redes inalámbricas para la captura de datos de un código de barras

Gracias a la eliminación del cableado, las redes inalámbricas permiten una gran flexibilidad de trabajo, pudiendo utilizar dispositivos móviles para la lectura y captura de la información que se transporta en los códigos de barras.

La tecnología actualmente incorporada en la creación de las redes inalámbricas brinda el método de conectividad adecuada, que permite integrar los distintos sistemas de información que utiliza la empresa.

Gracias a la implementación de sistemas de radio frecuencia es posible introducir los datos y capturar la información relativa a un producto en las propias áreas productivas, agilizando así los procesos de producción.

Por otra parte, permite realizar consultas de dichos datos de manera online, mediante un acceso directo a la base de datos centralizada, para utilizar y procesar esa información en tiempo real.

Estas ventajas permiten alcanzar un óptimo manejo de almacenes, gestionar los procesos logísticos, controlar el flujo de materiales y la calidad de los productos, y mejorar notablemente la cadena productiva.

Elementos indispensables para una red inalámbrica de captación de datos RF

En el momento en que una empresa decide implementar la utilización de código de barras para la identificación automática de sus productos, junto con un sistema RF y su red inalámbrica, es precisa la incorporación de algunos elementos básicos para llevar a cabo este tipo de sistema de información.

Es necesario disponer de un punto de acceso inalámbrico, llamado también WAP por sus siglas en inglés Wireless Access Point, que consiste en un dispositivo que permite la interconexión entre los diversos equipos de conexión inalámbrica de la red.

El Access Point es el encargado de emitir las señales de radio frecuencia que permiten la transmisión de la información, ya que su función consiste en capturar los datos, almacenarlos y posteriormente transmitirlos a la red. Debido a sus especificaciones técnicas, el Access Point puede ser utilizado tanto en una red inalámbrica como en cualquier tipo de red convencional.

Otro de los elementos que se deberán utilizar será la denominada terminal, que se trata de un dispositivo electrónico que deberá ser utilizado para ingresar los datos del producto.

Por último, será necesaria la utilización de un servidor de aplicaciones, que básicamente se trata de una computadora donde se encuentra el software que administra la red inalámbrica y las herramientas informáticas que utiliza cada una de las terminales que se hallan en el proceso.

Por lo general, el servidor de aplicaciones se encargará de gestionar las funciones de negocio y permitir el acceso a los datos desde las diferentes aplicaciones, ofreciendo una centralización de los procesos de información.