Como usar el navegador privado

Todos los usuarios que a diario usamos un navegador web sabemos que conforme vamos navegando por Internet estamos dejando una huella, un rastro que podrá ser utilizado por cualquier otro usuario que utilice el mismo navegador luego que nosotros para saber que hemos estado haciendo en la red de redes.

Hasta no hace mucho tiempo, y para evitar estos inconvenientes de seguridad, los únicos procedimientos que teníamos disponibles para asegurarnos un mínimo de privacidad al navegar eran el borrado en forma manual de las cookies y el historial, pero afortunadamente la aparición de un nuevo modo de navegación incorporado en los navegadores, hace posible que nos desliguemos del tema, dejando que el browser se encargue de ello.

Este sistema es conocido como “Navegación Privada”, y se trata de un método que nos brinda la posibilidad de utilizar Internet sin que se almacene en el navegador ni en la PC ninguna clase de información acerca de los sitios que visitamos. En este post conoceremos como usar la Navegación Privada en los navegadores web más importantes de la actualidad.

¿Para qué usar el Navegador Privado?

No cabe ninguna duda que el navegador privado, también conocido como “Navegación privada” ofrece muchas ventajas, sobre todo cuando compartimos el equipo con otros miembros de la familia o en el trabajo, el escenario más habitual para que esto pase.

Estas ventajas son:

  • El borrado automático de las cookies y cache almacenadas cuando se cierra la sesión de navegación, por lo que no tendremos que hacerlo cada vez que cerramos el navegador.
  • La posibilidad de no almacenar historiales de navegación ni formularios tales como los de auto-completado, los que nos permite mantener oculta nuestra información privada.
  • En la navegación privada tampoco se almacenan las contraseñas de ningún sitio, un punto más que interesante si solemos usar servicios en los que tenemos que acceder mediante password, como bancos y cuentas de correo electrónico.

¿Para qué NO usar el Navegador Privado?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta que la navegación privada no brinda un anonimato total, la finalidad del mismo es sólo ofrecer confidencialidad al momento de navegar cuando compartimos una PC y el navegador, es decir que:

  • La navegación privada no proporcionará ningún tipo de conexión segura o cifrada.
  • La navegación privada no ocultará nuestra dirección IP.
  • La navegación privada tampoco podrá evitar que los sitios que accedemos registren nuestra visita o que la ISP almacene las páginas que hemos visitado.
  • Otro punto al cual le debemos prestar atención es la imposibilidad del sistema para que el administrador de red de la oficina o trabajo supervise en donde hemos estado.

Navegador privado en Google Chrome

Cuando ejecutamos el modo de navegación privada en Google Chrome, el browser abrirá una nueva instancia, inclusive con todos los complementos desactivados, manteniendo la sesión que veníamos utilizando con todas sus pestañas listas.

La forma que tenemos en Chrome para activar la navegación privada es “Control+Mayúsculas+N”, pero también tenemos la posibilidad de accionar el sistema mediante la pulsación sobre el icono de la herramienta en la barra de menús y luego seleccionando “Nueva ventana de incógnito”.

Navegador privado en Mozilla Firefox

En el caso de Firefox, cuando ejecutamos el modo de navegación privada, todas las pestañas que teníamos abiertas en ese momento desaparecerán, es decir que no tenemos la posibilidad de tener dos tipos de sesión simultáneamente, pero una vez que finalizamos la sesión privada, las pestañas anteriores serán visibles otra vez.

Para acceder a esta función, debemos utilizar “Control+Shift+P”, pero también está disponible en el “Menú Herramientas>Iniciar Navegación Privada”.

Para terminar la sesión privada, nos desplazamos hasta “Menú Herramientas>Detener Navegación Privada”.

Navegador privado en Microsoft Edge

Para iniciar la navegación privada en Microsoft Edge pulsamos sobre el icono de los tres puntos en el menú de la aplicación y pulsamos sobre “Nueva ventana InPrivate”. Esto inmediatamente lanzará otra nueva ventana con los indicadores de estar en el modo de navegación privada en sus pestañas.

Navegador Privado en Internet Explorer

Para acceder a la navegación privada en Internet Explorer debemos pulsar sobre el icono del engranaje en el menú de la aplicación y luego pulsar sobre “Seguridad”. Para finalizar, pulsamos sobre “Exploración de InPrivate”.

Cabe destacar que también podremos activar la navegación privada de Internet Explorer pulsando la combinación de teclas “Control+Shift+P”.

Navegador privado en Opera

El sistema de navegación privada en Opera es uno de los mejores que podemos encontrar, funciona combinando ambos tipos de pestañas, privadas y comunes en una sola ventana.

Si bien no ofrece la posibilidad de accionarlo mediante una combinación de teclas, podemos hacerlo mediante el menú contextual de la barra de pestañas, donde debemos seleccionar “Nueva Pestaña Privada”.