Niños con celulares y tablets


Si crees que el principal problema de tu hijo a la hora del recreo es solamente instalarse a ver algún dibujo animado, probablemente estés equivocado. Con los avances de la tecnología, el interés de los niños en estar actualizados de las novedades tecnológicas aumenta diariamente. No se puede negar que los pequeños absorben más información que los adultos respecto del uso de las computadoras, que hoy pasaron de ser puro entretenimiento a ser una herramienta indispensable para las tareas escolares.

Una investigación realizada para el canal de TV infantil Cartoon Network reveló que los niños están cada vez más conectados con la tecnología. Este cambio en el comportamiento se refleja en el perfil del presente que a ellos les gustaría vivir: la mayoría pidió algún equipamiento tecnológico. Las computadoras, internet y los videojuegos encabezan la lista de los puntos presentes en el día a día de los niños.

La tecnología al alcance de los niños

La forma de relacionarse online con los amigos está entre los principales motivos que hacen que los niños estén cada vez más tiempo conectados a las redes sociales y a Internet en general. Hoy en día, los jóvenes realizan múltiples tareas al mismo tiempo, desde mandar mensajes a teléfonos celulares hasta participar de grupos de discusión con actualizaciones constantes. La tecnología Wi-Fi permite que los niños puedan llevar a cualquier lugar sus tablets, smartphones y computadoras portátiles y, así, continuar accediendo a sus pasatiempos preferidos como las redes sociales, WhatsApp, Instagram, YouTube y por supuestos, los juegos, entre otras actividades. 

Según un estudio hecho por Personal Finance Education Group, en el Reino Unido, el interés del niño en adquirir tecnología, como teléfonos celulares o juegos para la computadora, puede ayudar en el desarrollo de la conciencia del dinero. La preocupación por la cantidad de uso del teléfono celular y en conseguir dinero para comprar los últimos lanzamientos hace que muchos pequeños se ofrezcan para realizar tareas domésticas para los padres como una especie de canje para adquirir productos tecnológicos. Este estímulo puede ser muy positivo, para que los padres orienten a sus hijos a tomar decisiones seguras sobre la administración financiera.

Como elegir la mejor computadora para tu hijo

Muchos padres se ven en un problema a la hora de elegir una computadora para sus hijos. ¿Una computadora de escritorio o una notebook? ¿Cuál es la mejor marca? Antes de comenzar a planear la compra de una PC para nuestros hijos, es necesario conocer el perfil del niño. Si a tu hijo le gusta de mantenerse conectado todo el tiempo, lo ideal es una notebook, que él podrá llevar inclusive a los viajes.

Para realizar una compra con la garantía de haber hecho una buena elección, ten presente si el equipo tendrá un buen desempeño para correr juegos. Para garantizar la performance deseada, lo ideal es una máquina con al menos 4 Gb de memoria RAM. 

En este sentido, y si el equipo es una PC de escritorio, busca un computadora que no tenga placa de vídeo integrada. La mejor opción sería una placa gráfica offboard, es decir una tarjeta de video dedicada. La CPU puede ser cualquiera con dos procesadores.

Cuidar a nuestros hijos cuando navegan por internet

Internet nos conecta con el mundo en un sólo click. Por este motivo, es preciso tener cuidado con el tipo de información al que tus hijos están accediendo. Cuando es utilizada con precaución, la web sirve para estimular la curiosidad de los niños, ayudar a las tareas escolares y a hacer amigos. Pero lamentablemente, en la web existen muchos peligros ocultos que pueden perjudicar a los niños. Uno de ellos es el cyberbullying, una práctica que preocupa cada vez más a padres y profesores. Con la ayuda de las nuevas herramientas y sitios webs sociales, los niños, e inclusive adultos, humillan, difaman y discriminan a otras personas de forma anónima.

Para evitar que tu hijo sea víctima de este tipo de agresión, es imprescindible prestar atención a su comportamiento, tanto en casa como en la escuela, además de colocar filtros de navegación y establecer límites para el uso de internet. Con la ayuda de los filtros (programas existentes en el propio Windows), puedes evitar que el niño quede expuesto a contenidos impropios para menores de edad. 

Internet y el teléfono celular en manos de los niños

El furor por la telefonía móvil ha logrado atravesar todos los límites, ya que si bien en un principio, precisamente en los años del nacimiento de esta tecnología, los dispositivos para las comunicaciones personales móviles estaban diseñados exclusivamente para un determinado sector de consumidores, lo cierto es que hoy en día la oferta de celulares se ha ampliado notablemente a un público cada vez más numeroso y de distintos extractos sociales, debido al aumento de usuarios de este tipo de equipos. 

En la actualidad, hasta los niños más pequeños utilizan teléfonos celulares, no sólo por las tendencias de las modas que marcan el camino de consumo de las personas, sino también por el hecho de que los móviles suelen ser un elemento excepcional para que los padres puedan estar al tanto de las actividades diarias de sus hijos. 

Los teléfonos móviles nos permiten estar comunicados siempre, en cualquier lugar y momento, por lo que se han transformado en una verdadera necesidad no sólo para los adultos, sino también para los niños en edad escolar.

Por ello, no es de extrañar que distintos estudios realizados en este campo, hayan demostrado que actualmente el 60% de menores de diez años de edad ya han comenzado a utilizar teléfonos celulares.

De acuerdo a un estudio recientemente publicado por el Instituto de la Juventud Europeo (INJUVE), que evaluó la situación mundial en cuanto al uso del teléfono celular por parte de niños, se sabe que actualmente el 59% de los menores de diez años posee un teléfono móvil, o bien utiliza el de sus padres.

La investigación ha demostrado que la utilización del teléfono móvil aumenta de forma progresiva a mediada que los niños crecen, puntualizando que la mayoría de los usuarios de entre 10 y 18 años utilizan habitualmente un teléfono celular, la cual suelen utilizar para enviar o recibir mensajes.

Como es de suponer estas cifras han sido alcanzadas debido a la masificación de Internet que se produjo en los últimos años, mediante lo cual ha puesto a disposición y fácil acceso la información y la tecnología en la vida de los más pequeños.

Internet: el furor de los más chicos

Según la misma investigación, el 71% de los niños de todo el mundo cuenta con conexión a Internet en sus hogares, lo que demuestra la fuerte inserción de la tecnología que se ha vivido en los últimos años a todo nivel.

El mismo estudio ha revelado que el 88% de los adolescentes son actualmente incondicionales usuarios de Internet, dentro de los cuales el 96% utiliza la red de forma habitual, para realizar tareas sobre todo recreativas, tales como enviar y recibir correo electrónico, chatear utilizando aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, hacer videollamadas, navegar a través de las populares redes sociales, tales como Facebook o Twitter, y entretenimientos similares como juegos online y demás.

Esto ha dado como resultado que el 81% de los jóvenes utilicen Internet sólo para hacer nuevas amistades, intercambiar comentarios con sus contactos y estar al tanto de las actividades de sus amigos, mientras que el resto de usuarios de la misma franja de edad utilizan la red para buscar información que les facilite las tareas relacionadas a sus estudios.

Por último, el estudio ha demostrado que el 5% de jóvenes que utilizan Internet y que tienen entre 10 y 18 años de edad, se han valido de las herramientas que pone a disposición la red para cometer actos que perjudican a otras personas, a través de comentarios ofensivos, publicación de fotos o videos y demás.

Por todo ello, es fundamental que los adultos intenten de manera permanente enseñar a los más pequeños a utilizar la tecnología en función del buen uso de las mismas, un aspecto que ha servido de gran inspiración para diversos libros publicados recientemente, como el difundido “Protege a tus hijos de los riesgos de Internet y otras tecnologías”, escrito por Juan Francisco Marcelo Rodao y Eva Rosario Martín Ibáñez, y publicado por Editorial Anaya Multimedia.

Los niños ¿Necesitan una Tablet?

Hace muchos años atrás, prácticamente la única tecnología disponible era la televisión, y los más pequeños de la casa tenían que conformarse con los programas, series y películas que por este medio se transmitían. Luego llegó la PC y con ella un cambio en el comportamiento de los niños que no fue vislumbrado hasta mucho después. Luego las tablets irrumpieron en el mercado con todo su potencial de privacidad, portabilidad y capacidad para realizar prácticamente cualquier cosa que uno se proponga.

No es de sorprenderse entonces que los niños de hoy en lugar de pedir de regalo un juguete, pidan una tablet, sorprendiendo a sus padres quienes no saben cómo reaccionar ante tal inusitado pedido. ¿Qué beneficios o ventajas pueden obtener los más chicos de una tablet? La respuesta más acertada es educación, siempre y cuando los adultos dispongan en estos dispositivos de aplicaciones que se adecuen a los más pequeños y sus necesidades. Pero también es muy importante que los niños se adapten al uso de las tablets temprano, debido a que en definitiva mientras más pequeños son, mejor se llevarán en el futuro con ellos, ampliando su potencial de crecimiento personal y profesional.

En estos días, la tecnología está presente en cada rincón de la casa, desde el televisor pasando por el smartphone y así hasta llegar a la heladera. Entonces debería ser de utilidad también para los niños. En este punto esa tablet que tanto desea nuestro hijo puede llegar a convertirse en una buena manera de introducirlo en el mundo en el que le tocará vivir, además de ayudarlo en su educación y prepararlo con ventajas para los años venideros. Pero antes de eso tendríamos que conocer ciertas particularidades inherentes a su funcionamiento y el modo en que se relaciona con su usuario.

Cómo hacer que un niño aproveche una tablet

Antes que nada, debemos entender que la tecnología sin contenido no es más que una sucesión de modelos de aparatos que varían entre ellos muy poco, y sólo beneficia al círculo de quienes la fabrican y distribuyen. No estamos diciendo aquí que la tecnología sea mala o inútil, todo lo contrario, lo que estamos intentando aquí es diferenciar entre tener el último smartphone y sacarle provecho a la tecnología detrás del dispositivo.

En este sentido, regalarle una tablet a nuestro hijo en lugar de una muñeca o un tractor no es mala idea, e incluso regalarle ambas cosas puede ser mejor, sobre todo para él o ella. La tecnología en este punto no debe ser tomada como algo especial, sino como algo útil que también puede abonar su imaginación o ganas de aprender.   

Sin embargo, la tablet por sí misma no es capaz de hacer nada, sólo es el vehículo que los padres tendremos que conducir para ayudar en la educación de nuestros hijos, y en este sentido las aplicaciones que deberemos instalarle al dispositivo son el camino para llegar mejor a nuestro destino.

Las aplicaciones y sitios web  son la mejor forma de acercarles a nuestros hijos complementos a la educación formal, siempre y cuando tengamos el raciocinio suficiente para separar el trigo de la paja. Según recientes estudios, el número de niños que ya saben operar con corrección un dispositivo del tipo tablet crece con cada día que pasa, y por supuesto el mercado acompañará este crecimiento, y no siempre con la mejor calidad.

Es por ello que si decidimos introducir a nuestros pequeños en el mundo de la tecnología a través de una tablet, deberemos ser particularmente cuidadosos al momento de seleccionar el software que usarán nuestros hijos en la misma.

La tecnología en la escuela

A pesar de la importante penetración de la tecnología en la vida cotidiana de todos nosotros, la educación es un ámbito en donde todavía se están dando los primeros pasos para la implementación de una enseñanza en informática real y que sirva. Todos sabemos que no sólo es cuestión de saber para qué sirve el menú Inicio, es cuestión de que los niños sepan todo lo que pueden hacer con una PC o tablet, y para ello es necesario dotar a las mismas de software adecuado, la más importante falla de todas estas iniciativas. 

Es por ello que mientras en la escuela los chicos no obtengan una educación en informática adecuada, la tablet también podrá ser, además de un entretenimiento, ese conector con la tecnología tan necesario para los años por venir.

¿Qué tablet es la más adecuada para un niño?

Si tomamos en consideración que uno de los primeros puntos que tomamos los adultos para decidirnos por la compra de un determinado modelo de tablet es el tamaño de su pantalla, más aún lo es para los más chicos.

En el mercado existen varios modelos muy adecuados para ellos, algunos caros y otros más económicos, pero como mencionamos, lo que se debe priorizar en la tablet para un niño es el tamaño de la pantalla, el cual no deberá estar por debajo de las 7 pulgadas, y ser obviamente de buena calidad. En el caso del hardware que acompaña, es decir procesador, memoria, gráficos y demás, si podemos pagar el extra que significan los procesadores de cuatro núcleos o grandes cantidades de RAM, muy bien, pero en el caso de que no, tampoco será una dificultad para los niños divertirse o aprender con ellas, ofrezcan o no capacidad de Multitasking.

Tablets para jugar y para aprender

A pesar de que el principal fundamento para regalarle una tablet a un niño es el de obtener las mejores posibilidades para una excelente educación, lo cierto es que tampoco debemos olvidar precisamente que son niños, y por lo tanto también debemos tener en cuenta que las deben usar para jugar.

En este sentido, lo mejor es hacer un buen balance entre aplicaciones educacionales y de entretenimiento, descargando e instalando las apps que mejor creemos que se adecuen a su edad y evolución. Sin embargo siempre puede existir la posibilidad de que la tablet sea usada más para jugar que para aprender, y en estos casos, la mejor metodología a emplear es poner estrictas reglas acerca del tiempo de uso de las mismas. En cuanto a si los chicos pasan demasiadas horas frente a la pantalla, esto puede ser tanto bueno como malo, pero siempre dependerá de qué es lo que está haciendo.

Proteger la tablet de los niños

Todos los que tenemos la dicha de tener niños en casa sabemos de la fascinación que ejerce sobre ellos las tablets y smartphones, prácticamente no existe probabilidad alguna de que podamos usarlos en su presencia sin que tengamos que luchar por la posesión del aparato. Es que para ellos tocar y deslizar sus pequeños dedos sobre esa pantalla es realmente divertido, más allá de que entre sus manos sostengan un instrumento impresionante que les puede ser muy útil para su desarrollo y aprendizaje.

Desafortunadamente, este tipo de dispositivos, ni tablets ni teléfonos inteligentes están diseñados para los más pequeños, ni físicamente ni en su interfaz. Las tablets y smartphones son aparatos muy propensos a los golpes y las caídas, y sus componentes no suelen soportar demasiados malos tratos.

Asimismo, ofrecen la posibilidad de conectarse al mundo mediante Internet, con todos los riesgos que ello supone para los más pequeños. Lo mismo sucede con las aplicaciones instaladas, y si bien en la mayoría de los casos los niños las descartan por aburridas, llegado el caso pueden obtener gran diversión enviando stickers de Line a contactos o limpiando archivos basura con Clean Master y su espectacular interfaz repleta de colores cambiantes y números.

Todo conspira para que la relación entre los niños, las tablets y smartphones y el contenido que almacenamos o manipulamos en estos aparatos no se lleven bien, pero afortunadamente a partir de este punto encontraremos algunos consejos prácticos como para que la relación entre los actores de este drama cotidiano pueda desarrollarse de manera armónica sin que sea peligroso para ninguno de ellos.

Cómo utilizar los controles parentales de una tablet con Android

Ya desde el lanzamiento al mercado de la versión 4.2, Android incluye la posibilidad de crear distintos perfiles y cuentas de usuario, lo que nos permite añadir más de un usuario al sistema, del mismo modo en que lo hacemos desde hace años con las computadoras de escritorio.

Es más, con la aparición de la versión 4.3 esto ha ido más allá, ya que los desarrolladores han añadido la opción de crear un tipo de perfil restringido, con el cual podremos controlar lo que hacen nuestros hijos cuando utilizan el dispositivo. Si bien el sistema no es totalmente perfecto, es un muy buen avance.

En el caso de que tengamos una tablet o smartphone con la versión 4.3 o superior de Android, lo único que tenemos que hacer para crear una cuenta restringida en Android es:

Paso 1

Desplazarnos hasta la pantalla de abra “Configuración”, seleccionar “Usuarios” y a continuación pulsar “Agregar usuario”.

Paso 2

En este punto, el sistema nos solicitará que le indiquemos el tipo de perfil que deseamos crear. Seleccionamos “Perfil restringido” y acto seguido comenzamos a seleccionar las aplicaciones a las cuales nuestros hijos no tendrán acceso.

Cómo utilizar los controles parentales en un iPhone o iPad

En el caso que dispongamos de un iPhone o iPad, estos ya disponen, desde la versión 6, de un efectivo sistema de control parental que nos permitirá evitar que nuestros hijos desajusten los parámetros del dispositivo ni ejecuten aplicaciones.

Mediante este sistema incorporado en iOS podremos evitar que los chicos corran aplicaciones por encima de una cierta clasificación de edad, muy útil para filtrar videos y música con contenido explícito.

Para poner en marcha este sistema, debemos hacer lo siguiente:

Paso 1

Pulsamos sobre “Configuración” y luego sobre el ítem “General” y finalmente sobre “Restricciones”.

Paso 2

Presionamos sobre “Activar Restricciones” y en este punto el sistema nos solicitará una contraseña de cuatro dígitos que deberemos ingresar para realizar más cambios más tarde.


Instalar aplicaciones adecuadas para los más chicos

Una vez que ya hemos conseguido que nuestros hijos no puedan acceder a ciertas aplicaciones y servicios, es momento de instalar contenido adecuado, además de divertido para los pequeños. Afortunadamente, esto no es ningún problema, ya que tanto la tienda de aplicaciones de Apple como la de Android están bien nutridas de aplicaciones para satisfacer las necesidades de los chicos. 

Si somos usuarios de la manzana, la iOS App Store cuenta con una inmensa biblioteca dedicada íntegramente a los más pequeños de la casa, y en donde podremos encontrar todo tipo de aplicaciones, incluyendo juegos no violentos, libros y mucho contenido educativo.

Pero lo mejor de todo es que todo este contenido se encuentra organizado en intereses de acuerdo a grupos de edad, lo que nos facilitará mucho la tarea de encontrar contenidos adecuados para nuestros hijos.

En la tienda de Google, Play Store, pasa algo similar. Allí podremos encontrar aplicaciones para niños simplemente pulsando sobre “Categorías”, lo que nos mostrará una serie de filtros muy adecuados.

Cómo proteger una tablet cuando se la damos a un niño

Es más que seguro que al momento de entregarle una tablet a nuestros hijos, pensemos en la seguridad de la misma y también en cómo ésta podría lastimar a los chicos en caso de caída y rotura. Lo mejor que podemos hacer para sacarnos esa preocupación es adquirir una funda o protector, que sirva a los efectos de mantener bien resguardada la tablet y libre de peligro a los niños. En estos casos lo mejor es elegir un buen protector fabricado en silicona o goma Eva, y siempre evitar que la misma tenga cierres o trabas que puedan complicarle el uso a los chicos.

Ultimo punto: Limpiar una tablet luego que la usa un niño

Un hecho imposible de evitar es la suciedad que suelen dejar los chicos en las pantallas de los dispositivos. Para estos casos, y realizar una limpieza cuidadosa y a la vez efectiva, lo mejor es tratar de evitar el uso de limpiadores, y en su reemplazo usar sólo un paño levemente humedecido y sin pelusa. Ahora si la suciedad es demasiado potente, entonces la mejor solución es el uso de un limpiador.

La limpieza del dispositivo cada vez que termina de usarla un niño es fundamental, ya que si dejamos que los restos de chocolate y caramelos que seguramente dejarán pegadas a la pantalla se adhieran demasiado a ella, luego podría verse dificultada la tarea de removerlos.