¿Qué es una imagen ISO?


Una imagen ISO es una de las mejores formas de poder hacer una réplica exacta de un DVD, CD o Blu-Ray para mantener seguro el original, pero además ofrece otras ventajas como la posibilidad de ejecutar juegos y aplicaciones sin la complicación de tener que insertar el medio físico en la computadora, lo que también nos genera una mejor performance.

Asimismo, la imagen ISO nos permite hacer un buen ahorro con los discos ópticos que tenemos que comprar para realizar estos backups de programas, ya que pueden ser tratados de la misma manera que un archivo, es decir nos permite poder grabar varias de ellas en un mismo soporte. Esto es posible gracias a que generalmente el juego o programa original no ocupa todo el espacio disponible de su soporte. Las ventajas de la imagen ISO son muchas y muy útiles, y si deseas conocer más acerca de ellas, te invitamos a seguir leyendo este post.

que-es-una-imagen-iso- (1)

¿Qué son las imágenes ISO?

Básicamente, una imagen ISO es el resultado de la copia de un CD, DVD o Blu-Ray realizada con un software de grabación de discos que provea de esta opción como CDBurner XP, ImgBurn o UltraISO, copia que contendrá una imagen exacta de su sistema de archivos con todos sus atributos, especificaciones y elementos de arranque.

Este formato le permite a los desarrolladores la distribución de programas complejos y con muchos elementos en una especie de cápsula, es por ello que muchas de las aplicaciones actuales están disponibles en formato ISO, incluyendo Microsoft Windows, Office, y todas las distribuciones de Linux. Asimismo podremos crear una imagen ISO del contenido del disco duro para realizar un backup del mismo, lo que nos facilitará la tarea de recomponer todo si algo se estropea en la PC.

que-es-una-imagen-iso- (2)

Trabajar con imágenes ISO

Antes de ser usada, una imagen ISO por supuesto debe ser creada, lo que podemos hacer fácilmente con cualquier grabador que admita esta función como CDBurner XP, ImgBurn y Free ISO Creator. Una vez que tenemos la imagen del disco duro, CD, DVD o BR en nuestras manos, ya podemos comenzar a trabajar con ella.

que-es-una-imagen-iso- (3)

Como primera medida, tenemos que entender que una imagen ISO puede ser almacenada y ejecutada (montada) por software como Virtual Clone Drive,  Daemon Tools hasta incluso con la herramienta destinada a ello en las versiones más modernas de Windows. También puede ser grabada en un disco óptico o en un pendrive mediante alguna de las cientos de aplicaciones que existe en el mercado para este tipo de tareas: Nero, CDBurner XP, Free DVD ISO Burner y muchos otros.

¿Qué es el montaje de una imagen ISO?

El montaje de una imagen mediante las herramientas mencionadas nos permite tener disponible el software en nuestra computadora sin necesidad de recurrir al medio óptico pertinente, es decir que en lugar de introducir el medio en la lectora, accedemos a la imagen que tenemos almacenada en la PC.

que-es-una-imagen-iso- (4)

Este procedimiento de almacenar aplicaciones en una imagen ISO es muy habitual en juegos especialmente grandes, y se comportará de la misma manera que si la hubiéramos ejecutado desde la lectora, sin embargo lo hará mucho más rápido, ya que el programa no tendrá que esperar a los tiempos de rotación de la lectora ni otros factores que ralenticen la lectura de datos.

Ahora si deseamos simplemente hacer una copia exacta de los contenidos almacenados en el disco óptico para tener una copia de seguridad de los mismos, simplemente volvemos a grabar la imagen ISO obtenida directamente en otro medio óptico o incluso en una memoria o pendrive USB.

que-es-una-imagen-iso- (5)

Los archivos ISO

En este punto deberíamos aclarar que las imágenes ISO no son un formato de archivo en sí, sino que se trata de un protocolo para su encapsulado, precisamente el ISO 9660 o el UDF, (Universal Disk Format). Si bien por supuesto existen imágenes ISO con extensión de archivo “.iso”, lo cierto es que en el mercado existen muchas más, tantas como los desarrolladores que se dedican a crear aplicaciones para poder leer y crear estas imágenes ISO.

En este punto, las más conocidas y aceptadas son las imágenes ISO “CUE”, “BIN” e “ISO”, sin embargo existen muchas otras como por ejemplo NRG, el formato de Nero Burning Rom, CIF, el formato de Adaptec Easy CD Creator, CCD el formato de Clone CD, MDF, el formato del programa Alcohol 120%, UIF, el formato de MagicISO, DAA, el formato de PowerISO, IMG, el formato de ImgBurn y otros menos conocidos como CSO, el formato de Daxter Creator, BWI, el formato del programa BlindWrite, ISZ, el formato comprimido del programa UltraISO y P2I, el formato de Power2Go, entre muchos otros.

que-es-una-imagen-iso- (6)

Todos ellos ofrecen sus propias ventajas y desventajas, siempre dependiendo de las características que hayan incluido sus desarrolladores en las respectivas aplicaciones diseñadas para leer y escribir dichas imágenes ISO propietarias.

Grabar imagen ISO en USB

Obviamente, almacenar o grabar una imagen ISO en un pendrive o memoria USB es igual a hacerlo con cualquier otro archivo, es decir lo arrastramos hasta la unidad y lo dejamos caer en ella, tan simple como eso.

Ahora, si lo que queremos es grabar una imagen ISO de un sistema operativo en un pendrive con el propósito de que dicho SO arranque desde la unidad, las cosas cambian radicalmente, sin embargo tampoco debemos ser ingenieros aeroespaciales para poder lograrlo, sólo es necesario un poco de paciencia y las herramientas adecuadas. En este sentido, para poder grabar una imagen ISO en un pendrive o tarjeta de memoria USB no requiere de mucho.

que-es-una-imagen-iso- (7)

Lo primero que necesitaremos es una pendrive o tarjeta de memoria de al menos 8 Gb. de capacidad, aunque dependiendo del tamaño de la imagen que queremos ISO que queremos grabar podría ser de 4 Gb. En este punto debemos tener en cuenta si vamos a usar la imagen como un sistema operativo dentro del pendrive, método que se conoce como “OS Live”, por lo cual necesitaremos que la unidad de almacenamiento tenga espacio suficiente de trabajo.

En cambio, si sólo usaremos la imagen ISO en el pendrive para instalar un sistema operativo o aplicaciones de testeo de memoria, como por ejemplo TestMem86+, con que la unidad de almacenamiento disponga del espacio necesario está perfecto.

que-es-una-imagen-iso- (8)

Luego, por supuesto necesitaremos la imagen ISO que queremos grabar en el pendrive. Esta la podemos obtener en sus sitios oficiales o en cualquiera de las páginas de descarga de aplicaciones gratis que existen en Internet.

Programas para grabar una imagen ISO en un pendrive

Una vez que ya tenemos la imagen ISO y el pendrive, necesitaremos el software. En este sentido, existen muchas alternativas muy buenas, como por ejemplo Rufus, el cual es quizás la mejor aplicación para grabar una imagen ISO en un pendrive.

que-es-una-imagen-iso- (9)

Rufus es gratuito y se encuentra disponible para Windows, MacOS y GNU/Linux. Además, se encuentra en español y cuenta con una versión portable, por lo cual no tenemos la necesidad de instalarlo en nuestra computadora. Asimismo es extremadamente sencillo de entender y utilizar.

Ahora, los pasos necesarios para grabar una imagen ISO en un pendrive con Rufus son los siguientes:

Paso 1

Conectamos el pendrive en un puerto USB.

Paso 2

Ejecutamos Rufus.

que-es-una-imagen-iso- (10)

Paso 3

Seleccionamos la ubicación del pendrive en el menú “Dispositivos”.

Paso 4

Seleccionamos el tipo de arranque y la imagen que queremos grabar en el pendrive. Esto lo podemos hacer en el menú “Elección de arranque”. Luego seleccionamos la ubicación de la imagen ISO mediante el botón “Seleccionar”.

que-es-una-imagen-iso- (11)

Paso 5

Cuando hayamos realizado todos los pasos, lo único que queda es pulsar sobre el botón “EMPEZAR” para que empiece la copia.

que-es-una-imagen-iso- (12)

SI todo ha funcionado correctamente, ya estaremos en posición de utilizar el pendrive con la imagen ISO recién creado.

Si lo deseas, puedes descargar Rufus de forma gratuita pulsando sobre este enlace.

Conclusión

Las imágenes ISO, como pudimos ver, ofrecen una larga serie de beneficios que nos pueden ser de mucha utilidad en diversos escenarios, y si sabemos implementarlas en forma inteligente podremos dejar de preocuparnos por muchos aspectos como el desgaste de los soportes ópticos o la velocidad con la que han sido grabados.