¿Cómo saber cuántos megas tengo de internet?


La velocidad de una conexión de Internet es siempre motivo de discusión, dado que nunca es lo que esperamos que sea. Una cosa era cuando la contratamos en el local de la prestadora, en donde el empleado nos habló maravillas del servicio y de cómo íbamos a poder descargar de todo en pocos segundos, y otra cuando vinieron los técnicos de la empresa, la instalaron y la dejaron en funcionamiento.

Los segundos requeridos para descargar se convierten en horas, y ver un video de YouTube a veces puede volverse una pesadilla. ¿Por qué sucede esto? Si hemos contratado un servicio que nos garantiza 10, 50 ó 100 megas de conexión, es de esperar que esa sea la velocidad a la que podemos descargar. Lamentablemente esto no es así, y es algo que ni los empleados de la oficina ni los técnicos nos van a decir ni antes ni después de comprar el paquete.

saber-megas-de-internet (1)

Esto tiene una explicación que tiene que ver con las prácticas de publicidad engañosa que todas estas empresas prestadoras de Internet llevan a cabo en forma sistemática. Como siempre, el consumidor está solo, sin que nadie le ofrezca una ayuda, ni le brinde una explicación adecuada, y lo único que le queda es enfrentarse a la pesadilla de las colas y los empleados sin ganas y que pocas veces entienden algo de lo que están diciendo.

Para nunca más sentirnos engañados, vapuleados y defraudados, lo mejor que podemos hacer es interiorizarnos en las verdaderas velocidades de Internet que nos ofrecen las empresas, es por ello que a partir de este punto intentaremos poner nuestro granito de arena para conoceremos las causas por las cuales una conexión a Internet nunca es tan veloz como nos dicen en los folletos y publicidades.

saber-megas-de-internet (2)

¿Mi conexión no es tan rápida como la compré?

¡La felicidad ha llegado! ¡Megas y megas para disfrutar Netflix, YouTube y las redes sociales! ¡Compartí todo lo que quieras! Estas frases, y muchas más por el estilo son las que finalmente nos convencen de contratar e instalar un servicio de Internet de varios megas de capacidad. Sin embargo, nada de esto es verdad, ya que la velocidad que alcanza la conexión recién contratada no está a la altura de lo prometido.

Luego de haber comprobado cómo nos han engañado cuando ponemos a descargar un archivo que en teoría debido a los 100 megas que contratamos debería tardar apenas unos segundos en estar en nuestra PC, no hay mucho que podamos hacer realmente, salvo suspirar y esperar a que el circulo de espera termine de girar, que puede tomar varios minutos, tiempo que la mayoría de nosotros utilizamos para preguntarnos qué parte de nuestro equipo no puede aprovechar la velocidad real de la conexión, en lugar de mirar para el lado de la empresa prestadora.

saber-megas-de-internet (3)

Lamentablemente no es la computadora, no es el modem, no es la tormenta ni el edificio de enfrente, simplemente estas empresas prestadoras de Internet nos han engañado con un par de palabras que realmente hacen la diferencia.

Lamentablemente, lo más probable es que muchos usuarios no conozcan esta “diferencia” entre las mediciones de las tasas de transferencia que hacen las ISP y las que realmente disfrutamos, empujándolos a muchas visitas a técnicos deshonestos o ignorantes, o ambas cosas a la vez; o a enredarse en inútiles charlas con los “expertos” de las empresas prestadoras en los Call Centers de ayuda, perdiendo gran cantidad de dinero y tiempo en el proceso, hasta que al final, frustrados y cansados de no recibir ninguna explicación, finalizan en la búsqueda de respuestas cuando ni siquiera deberían haber empezado a buscarlas si les hubieran informado de este “pequeño” detalle.

saber-megas-de-internet (4)

Megabytes y Megabits: La diferencia es fundamental

Básicamente, el motivo por el cual no podemos descargar a los 3, 4, 10, 50 o 100 Megas por segundo que nos prometen las prestadoras es que nosotros entendemos esta cifra como Megabytes, mientras que la prestadora lo ofrece como Megabits. Aunque parezca que una simple letra no puede ser la causante de tamaña disminución en la tasa de transferencia de la conexión, es absolutamente cierto.

El término “Mega”, utilizado en las campañas publicitarias de las empresas proveedoras de Internet, nunca hace referencia a que las tasas de transferencia de la conexión son en Megabits, prestándose a mucha confusión por parte de los usuarios que interpretan que el “Mega” es por Megabyte.

saber-megas-de-internet (5)

Diferencia entre Bit y Byte

Lo primero que tenemos que tener en cuenta para comenzar a comprender por qué nuestra conexión no ofrece la velocidad que contratamos, es entender que sin ninguna duda, Megabyte y Megabit son dos medidas completamente distintas, lo que ofrecerá valores de transferencia realmente muy diferentes.

Para hacer un poco más clara esta cuestión, vamos a repasar un poco de informática básica.
Como sabemos, cada byte consta de 8 bits, un kilobyte está compuesto de 1024 bytes, y un megabyte contiene a su vez 1024 kilobytes.

Desde los inicios de la informática, los términos “bit” “byte” han sido usados para la medición de transferencia de datos. En el caso de “bit” se expresa como  bit/s, b/s o bps, siempre con la letra “b” en minúsculas para evitar confusiones con “byte”, el cual se expresa como B/s.

saber-megas-de-internet (6)

Esto siempre ha sido motivo de confusión, y es aprovechado por las ISP para hacernos creer algo que no es cierto. Si bien es cierto que la velocidad de transferencia se expresa generalmente en KB/s (kilobytes por segundo), la velocidad de nuestra conexión a Internet se mide en bits, y si cada byte contempla 8 bits, esta tiene un valor ocho veces más pequeño que el “Mega” que nos brinda la prestadora.

Si queremos saber con exactitud cuál es el valor real de nuestra conexión, tendremos que dividir la velocidad supuesta que nos entrega nuestra ISP por 8. Esto nos dará un valor aproximado, ya que también tendremos que tener en cuenta otros factores como el estado de las líneas, las interferencias y otros, que juegan en contra de la velocidad real.
Para no tener que hacer cálculos, debajo de estas líneas ponemos a disposición un gráfico bien entendible de cuál es la velocidad aproximada de descarga de nuestra línea tomando como base la velocidad que promete la ISP.

saber-megas-de-internet (7)

La velocidad real de descarga de un archivo

Para obtener un valor aproximado del tiempo real de descarga, debemos realizar el siguiente cálculo: multiplicar el valor en Megabytes del archivo por 1000. En este ejemplo usaremos como referencia un archivo de 10 Mb.

10 x 1,000 = 10,000

Luego tendremos que dividir el resultado obtenido más arriba por la velocidad de descarga real que disponemos. Suponiendo que nuestro operador nos entrega 3 Mbps de conexión a Internet, y la velocidad real de descarga es de 384 KB/s, entonces:

10000/384= 26 (redondeando)

Ahora, para obtener el tiempo que le llevará al archivo descargarse a nuestra computadora, el valor obtenido más arriba deberá ser dividido por 60, la cantidad de segundos que contiene un minuto.

26/60 = 0.43 minutos (Menos de un minuto)

Cabe destacar que este es un valor de referencia, ya que como mencionamos al principio del artículo, tenemos que tener en cuenta otros valores como el estado de los cables y las condiciones de la red, que si no están en buen estado siempre obtendremos un menor rendimiento.

Tasas reales de descarga

Básicamente, la tasa de transferencia de datos es la tasa en la que el paquete de información se transfiere en un determinado periodo de tiempo. Para poder saber cuál es la tasa real de descarga, lo que podemos hacer es implementar un cálculo, bastante simple, el cual está compuesto por dos partes: Cuántos datos van a transferirse y cuánto tiempo va a llevar la operación.

saber-megas-de-internet (8)

Cabe destacar en este punto que los datos pueden estar medidos en Kb, Mb, Gb o Tb, lo que por supuesto cambia el tiempo que va a tardar el archivo o datos para ser transferidos, el cual puede variar desde mili-segundos, segundos, minutos hasta incluso horas.

Sin embargo, para saber cuál es la tasa exacta de transferencia de descarga de archivos que tiene nuestra conexión a Internet, pero evitándonos el problema de tener que realizar este cálculo, existen varios métodos, siendo el más fiable y popular el que brindan algunos servicios en línea catalogados como “Test de velocidad”.

saber-megas-de-internet (9)

Algunos de los más populares medidores de Internet online son por ejemplo el de Vodafone, el ofrecido por Movistar, o el brindando por www.testdevelocidad.es.

No caben dudas que para que el usuario no tenga que realizar ni cálculos ni visitar sitios, todo debería ser más transparente, es decir que las empresas proveedoras del servicio de Internet deberían jugar un poco más limpio e informar de las tasas de transferencia reales que obtendrán sus usuarios una vez que contraten el servicio que ofrecen, y en este punto somos los usuarios quienes tenemos un poco de culpa, por no informarnos y preguntar todo lo que necesitamos saber con anterioridad a contratar el servicio.

saber-megas-de-internet (10)

¿Cuánto es 10 megas de internet?

Aunque 10 megas de Internet parezcan una velocidad bastante razonable, y de hecho lo es para cualquier de las tareas normales que acometemos al usar Internet como por ejemplo lectura de correos, navegar, descargar archivos y demás, lo cierto es que para los requerimientos modernos de streaming y visualización de videos estamos casi al límite, ya que servicios como Netflix o YouTube, con sus modos de alta definición, rápidamente alcanzan estas tasas de transferencia y quedamos muy al límite.

Por ejemplo, si estamos mirando una película en Netflix o cualquier otro servicio de streaming, estamos descargando un archivo pesado, y además compartimos la conexión con otras computadoras y dispositivos de la casa, lo más probable es que la película o el video de YouTube no se visualicen con toda la calidad con que son emitidas.

saber-megas-de-internet (11)

¿Cuánto es 25 megas de internet?

En el caso de contar con 25 megas de conexión, el panorama mejora mucho, ya que seremos capaces de realizar múltiples descargas al mismo tiempo, además de ver películas en las principales plataformas de video, escuchar música en Spotify, navegar por Internet, descargar torrents y mucho más sin que ninguna de las tareas que estamos realizando pierda una buena velocidad de descarga.

¿Cuánto es 50 megas de internet?

Cuando tenemos instalado un servicio de 50 megas de conexión, ya podremos comenzar a disfrutar verdaderamente del mundo de Internet, ya que esta velocidad de conexión nos permite un sinfín de tareas de descarga de datos simultáneas. ¿Te imaginas poder ver una película en alta definición 4K en todas las TV y dispositivos que quieras?

Precisamente con 50 megas de conexión a Internet podremos hacer todo esto y mucho más, ya que tenemos velocidad de Internet de sobra para además hacer todo lo demás como por ejemplo videoconferencias mediante Skype, chatear a través de la popular WhatsApp, navegar y descargar a toda velocidad sin problemas.

saber-megas-de-internet (12)

¿Cuánto es 100 megas de internet?

Definitivamente, 100 megas de conexión a Internet es una cifra realmente impresionante, y que nos alcanza para realzar todo lo que hacemos con las demás tasas de conexión, pero multiplicándolo por todas las computadoras y dispositivos que tengamos con nosotros. Se podría decir que con semejante velocidad de conexión a Internet podríamos darnos el lujo de hasta regalar parte de ella a nuestro vecinos y aun así todavía poder disfrutar de Internet en todo su esplendor y a toda velocidad.

saber-megas-de-internet (13)

Si bien siempre es conveniente contratar el servicio de mayor capacidad que nos permita el presupuesto, sobre todo si tenemos muchos dispositivos o compartimos la conexión con otras computadoras del hogar o la oficina, lo cierto es que si tenemos planeado utilizar todo el potencial que nos brinda una conexión de por ejemplo 100 megas, lo mejor sería pensar si nuestras necesidades justifican el gasto extra que significa una conexión a Internet de esta velocidad.