Cómo recuperar un archivo de Word


A todos nos ha pasado en algún momento de nuestras vidas tener que padecer cierta desesperación debido a un documento de Word que necesitábamos urgentemente y que por algún motivo no podíamos abrir.

Aunque no debería ser así, ya que detrás de este procesador de texto se encuentra Microsoft, y el precio del programa debería bastar para evitar cualquier problema, lo cierto es que es una situación que se repite constantemente.

Es por ello que tener una copia de seguridad de los documentos generados en Word es tan importante. Sin embargo, esto no es siempre posible, más cuando dichos documentos no los generamos nosotros, es decir cuando por ejemplo los recibimos de otros para trabajar con ellos.

Ya sea que nos encontremos en la disyuntiva de tener que recuperar un archivo Word que el sistema nos informa que está dañado, como así también poder recuperar un archivo Word que nos hemos olvidado de guardar, para ambos casos existen una serie de procedimientos sencillos que podemos llevar a cabo para hallar la solución al problema.

En este artículo encontraremos algunas soluciones que nos pueden ser de gran ayuda.

¿Cuando hay que recuperar un archivo de Word?

Los motivos por los cuales necesitemos con imperiosa necesidad recuperar un archivo Word pueden ser diversos, pero por lo general este desafío se encuentra asociado a que requerimos sí o sí acceder al contenido de dicho documento.

Diversos son los escenarios en los cuales podemos encontrarnos frente a la situación en la cual necesitemos abrir un archivo Word y el sistema no nos permita realizar esta simple operación, ya que entre otras cosas el archivo puede estar dañado, o bien puede ser que no se haya guardado correctamente.

Si se encuentra dañado, es posible que el documento Word en cuestión haya sido objeto de un virus, por lo que en este caso no estaría de más, antes de realizar la recuperación de dicho documento, realizar un escaneo del sistema operativo para poder comprobar si nuestra computadora ha sido infectada por un virus.

Por otra parte, un archivo Word puede estar dañado o incluso puede no haberse guardado correctamente. Esta situación se genera en la mayoría de los casos cuando en el momento en el que nos encontramos trabajando sobre dicho documento se corta el suministro de energía eléctrica, con lo cual se apaga nuestra PC y puede provocar el daño del archivo o incluso que el mismo no haya sido guardado correctamente.

Para evitar que sucedan este tipo de inconvenientes, es recomendable tener configurados una serie de parámetros que nos permitirán recuperar esos documentos. Uno de los métodos más aconsejables y realizar cada cierta cantidad de tiempo una copia de seguridad de nuestros archivos.

La frecuencia de la realización de dicha copia de seguridad dependerá de la cantidad de veces y archivos que solemos crear diariamente. Las copias de seguridad de dichos documentos pueden ser almacenadas en el medio externo que nos resulte más cómodo, incluyendo un disco duro externo, un pendrive, una tarjeta de memoria u otros.

Por supuesto que la copia de seguridad en un medio externo no es la opción más segura a la hora de poder resguardar nuestros archivos, sobre todo cuando estamos trabajando en ellos.

¿Cómo guardar copia de seguridad en OneDrive?

En este punto debemos decir que una de las mejores opciones es realizar una copia de seguridad en la Nube, para lo cual podemos optar por cualquier servicio que se brinda actualmente, y en este sentido, uno de los servicios más recomendables para documentos Word suele ser OneDrive de Microsoft.

Tengamos en cuenta además, que al almacenar un documento en OneDrive no sólo nos permitirá tener una copia de seguridad del mismo en la Nube, sino que además podremos acceder a dicho archivo desde cualquier dispositivo y en cualquier lugar, e incluso es una forma sencilla y práctica para poder compartir documentos con otras personas.

Para utilizar el servicio lo primero que debemos tener en cuenta es que necesitaremos disponer de una cuenta en el servicio OneDrive, por lo que deberemos registrarnos a través de este enlace, lo cual podemos hacer de manera totalmente gratuita.

Una vez registrados en OneDrive y configurados los parámetros en nuestra PC para que se comunique con nuestra cuenta en la Nube, debemos recordar que al abrir el programa Word debemos iniciar sesión, para que se sincronice con nuestra cuenta de OneDrive.

Para que el archivo de Word en el cual estamos trabajando se vaya almacenando de forma sincronizada en OneDrive, debemos llevar a cabo los siguientes pasos:

Paso 1

En el documento Word abierto, pulsamos en la pestaña de “Archivo”.

Paso 2

A continuación debemos pulsar en la opción “Guardar como”, para que se desplieguen las distintas alternativas para guardar el archivo.

Paso 3

Veremos que una de las opciones será “OneDrive”, en la cual debemos pulsar.

Paso 4

Se desplegará un cuadro en el cual debemos escribir el nombre del archivo, y luego de ello debemos pulsar en el botón “Guardar”.

¿Cómo configurar el guardado automático?

Sin lugar a dudas, una de las mejores opciones que nos ofrece Word para poder asegurarnos que un archivo en el cual estamos trabajando no se dañe o no se guarde debido por ejemplo a un corte abrupto e inesperado en el suministro de energía eléctrica, es recurrir a configurar la acción predeterminada que hace que cada cierto lapso de tiempo se almacene de forma automática la última versión del archivo.

En principio, debemos aclarar que el programa Word por defecto realiza un copia de seguridad de forma automática sobre el archivo en el cual estamos trabajando, la cual se lleva a cabo por intervalos de 10 minutos.

Pero lo cierto es que podemos configurar el programa para que dichas copias de seguridad se realicen en intervalos más pequeños, y de esta manera poder estar tranquilos que ante cualquier inconveniente podremos recuperar lo que hemos trabajado sobre el archivo.

Para que ello sea posible, debemos llevar a cabo los siguientes pasos:

Paso 1

Lo primero que debemos hacer es abrir el programa Word y nos dirigimos a la pestaña “Archivo”.

Paso 2

Una vez que se despliega la pantalla para guardar el documento, deberemos pulsar en el ítem “Opciones”.

Paso 3

Se desplegará el cuadro de opciones, en el cual debemos pulsar en la opción “Guardar” que se encuentra en el menú ubicado en el sector de la izquierda del cuadro.

Paso 4

Entre las primeras configuraciones veremos que nos brinda la opción de elegir los parámetros de autoguardado, por lo que allí deberemos modificar la cifra del tiempo del guardado automático o autorrecuperación, y colocar el intervalo que deseamos.

Paso 5

Por último sólo restará pulsar en el botón “Aceptar”.

Cuando ya nada de esto funciona, y queremos abrir un archivo Word dañado, corrupto o que no se haya guardado correctamente, siempre podemos recurrir a los procedimientos que se destallan a continuación, los cuales nos permitirán recuperar ese preciado documento.

¿Cómo recuperar un archivo de Word dañado?

Son muchos las causas por las cuales un archivo de Word puede llegar a estar corrupto, sin embargo los problemas con la memoria o el disco son los más comunes, como así también los más catastróficos.

Cuando un documento de Word es corrompido por cualquiera de estos problemas, es bastante probable que el archivo haya sufrido daños serios, y que no pueda ser recuperado, por lo menos utilizando por las vías más comunes.

En los casos en que un archivo de Word no se pueda abrir, podemos realizar las operaciones que se detallan a continuación.

Opción para recuperar el texto de cualquier archivo Word

Paso 1

Ejecutamos Word, pulsamos sobre la pestaña “Archivo” y luego pulsamos sobre la opción “Abrir”.

Paso 2

Luego de ello, en la siguiente pantalla pulsamos sobre el ítem “Abrir”, y a continuación sobre el apartado “Equipo”.

Paso 3

Después, nos desplazamos hasta la ubicación del archivo de Word que queremos recuperar.

Paso 4

Una vez en la ubicación correcta, pulsamos sobre el archivo y pulsamos en el menú desplegable junto a “Nombre de Archivo” y seleccionamos la opción «Recuperar texto de cualquier archivo (*. *)”.

Con este procedimiento en la mayoría de los casos podremos recuperar el texto del archivo, sin embargo, no es infalible, y es posible que lamentablemente no podamos hacerlo.

Opción de abrir y reparar

La opción que conoceremos a continuación nos permite conseguir que Word fuerce la apertura de un archivo corrupto.

Paso 1

Ejecutamos Word y pulsamos sobre la opción “Abrir”.

Paso 2

Luego de ello, pulsamos sobre “Abrir”, a continuación sobre “Equipo”.

Paso 3

Después, nos desplazamos hasta la ubicación del archivo de Word que queremos recuperar.

Paso 4

Una vez en la ubicación correcta, pulsamos sobre el archivo y luego sobre la flecha ubicada junto al menú “Abrir” seleccionamos la opción “Abrir y reparar”.

Recuperación de un archivo de Word desaparecido

Esa opción nos permite recuperar un archivo de Word desaparecido mediante su copia de seguridad.

Paso 1

Iniciamos Word y pulsamos sobre la opción “Abrir”.

Paso 2

Nos desplazamos hasta la ubicación en donde estaba almacenado el archivo desaparecido.

Paso 3

A continuación, en el menú “Tipo de archivo”, seleccionamos la opción “Todos los archivos”.

El archivo de copia de seguridad por lo general se almacena con el nombre “Copia de seguridad” delante del nombre del archivo perdido.

Paso 4

Seleccionamos el archivo de copia de seguridad del documento Word y pulsamos sobre el botón “Abrir” para obtenerlo.

¿Cómo recuperar un archivo de Word no guardado?

Cuando nos encontramos frente al inconveniente de tener que recuperar un archivo de Word que no fue correctamente guardado podemos llevar a cabo un sencillo procedimiento que nos permitirá hacerlo, ya que Word tiene la característica de permitirnos acceder a documentos recientes que no han sido guardados.

Lo cierto es que existen dos procedimientos diferentes para ello, uno que debemos aplicar cuando la opción Autorrecuperación de Word se encuentra activada, que como vimos anteriormente nos permite guardar automáticamente versiones del archivo mientras nos encontramos trabajando en el mismo.

El otro procedimiento se debe llevar a cabo cuando definitivamente el archivo Word no ha sido guardado, pero si es reciente aún podemos recuperarlo. A continuación detallamos ambos procedimientos.

Con la autocorrección activada

Paso 1

En principio abrimos el archivo que necesitamos recuperar.

Paso 2

Pulsamos en la pestaña “Archivo”.

Paso 3

En la siguiente ventana debemos pulsar en el apartado “Información”, y a continuación en el ítem “Administrar documentos”.

Paso 4

Por último, dentro de la barra que se encuentra situada en la parte superior del archivo, debemos pulsar en el ítem “Restaurar”, con lo cual podremos sobrescribir cualquier versión que haya sido guardada anteriormente de forma automática por el programa.

Cabe destacar que Word nos permite también elegir entre las distintas versiones guardadas automáticamente de un archivo, para lo cual en vez de pulsar sobre el ítem “Restaurar”, deberemos pulsar sobre la opción “Comparar”.

Cuando no hemos guardado el archivo

En el caso de necesitar recuperar un archivo Word que definitivamente no fue guardado, deberemos realizar los pasos que se detallan a continuación.

Paso 1

Con el programa Word abierto, pulsamos en principio en la pestaña “Archivo”.

Paso 2:

En la siguiente ventana pulsamos en el ítem “Información”, luego de lo cual deberemos pulsar sobre la opción “Administrar documentos”.

Paso 3:

Lo siguiente será pulsar sobre el ítem “Recuperar documentos sin guardar en Word”.

Paso 4

A continuación debemos seleccionar el archivo y pulsar sobre la opción “Abrir”.

Paso 5

Por último, desde la barra situada en la parte superior del archivo, deberemos pulsar sobre la opción “Guardar como”, con el fin de poder guardar de forma correcta y segura el archivo Word recuperado.

¿Cómo funciona la Autorrecuperación de Word?

Antes de finalizar nuestro artículo, es importante que para realizar cualquiera de los procedimientos detallados aquí sepamos a grandes rasgos cómo es que funciona la opción de autorecuperación en Word.

En este sentido, cabe aclarar que Word incluye una excelente funcionalidad, que hace que cada cierto tiempo transcurrido cuando estamos trabajando en un documento, el programa guarda de forma automática el archivo abierto utilizando la extensión ASD, el cual es temporalmente almacenado por Word en la carpeta de autorrecuperación del sistema.

Por defecto, en Windows esta carpeta se llama “%APPDATA%\Microsoft\Word”

De esta forma, cada vez que Word es ejecutado lo primero que hace de forma automática es buscar los archivos ASD en la carpeta que hemos mencionado, y a través de dicha búsqueda nos permite acceder al menú de recuperación de archivos recientes.