Como encriptar todo!: archivos, teléfono y más!


En estos tiempos que corren, en los cuales la seguridad de nuestra información debe ser resguardada de miradas curiosas, no sólo debemos protegernos de los posibles inconvenientes que pueden surgir de utilizar nuestros datos en Internet, sino también asegurarnos que los archivos que guardamos en nuestra computadora no estén al alcance de cualquier persona que pueda hacer uso de ellos para perjudicarnos.

Como medida para prevenir el robo de nuestros datos por parte de terceros, en la actualidad la mejor solución suele estar dada por el antiguo método del cifrado o la encriptación de los datos.

Básicamente, el proceso de encriptación reside en la codificación y posterior decodificación de archivos e información mediante un método que funciona en base a algoritmos. Este método trabaja convirtiendo esos datos en información indescifrable con el fin de que los extraños no puedan leer a simple vista el contenido de nuestros archivos.

La utilización de la encriptación resulta un sistema extremadamente útil tanto para información sensible enviada a través de Internet, como así también para documentos o carpetas que almacenemos en nuestra computadora.

De esta manera cuando encriptamos información, por ejemplo un texto simple se convierte en un texto sin sentido para quien intente leerlo sin nuestro permiso. Lo mismo sucede con aquellos archivos o carpetas privados que no deseamos que sean vistos por nadie más que nosotros mismos.

Para que la encriptación funcione el algoritmo se vale de una «llave», más conocida como «Key», la cual permitirá el descifrado de la información por otra persona, siempre y cuando el dueño de esos datos lo permita.

Esto suele ser comúnmente utilizado en correos electrónicos que solo pueden ser decodificados por el destinatario del mensaje que haya elegido el emisor del mismo. De esta manera se protege el contenido que viaja dentro de un e-mail.

No obstante, la encriptación puede ser también muy útil cuando deseamos asegurarnos que ciertos documentos privados no sean leídos por nadie.

Nada resulta mejor que el método de la encriptación para proteger nuestra información sensible como suelen ser datos de cuentas bancarias, movimientos de cuentas, agendas personales, datos de contactos, y cualquier otra información que deseemos ocultar.

Mediante la utilización de un software cuya función es encriptar cualquier tipo de información nos podremos ahorrar el tedioso paso de comprimir con clave o con password carpetas o documentos que se hallan en nuestra PC.

Significado de encriptar

Repasando los conceptos básicos en torno a la encriptación, debemos decir en principio que la llamada encriptación o cifrado es codificar a través de algoritmos un texto que aparece como plano, de manera tal que una vez que está encriptado no pueda ser legible. Para ello se utiliza una clave que permite descifrar el archivo, y así devolverlo a su forma original de texto plano, para que pueda ser legible.

Precisamente esa clave, también llamada llave o key, es en definitiva el mecanismo a través del cual es posible la activación del algoritmo que se aplicó para la encriptación del archivo. En estos aspectos reside precisamente la gran seguridad que brinda el proceso de encriptación cuando necesitamos proteger información sensible.

En sus orígenes, la encriptación de datos surgió en el ámbito militar, ya que era una herramienta que brindaba la seguridad necesaria para los mensajes que debían enviarse y recibirse. Lo cierto es que con la llegada y la posterior masificación de internet, la encriptación pasó a convertirse en un elemento más que necesario para los sistemas online de todo el mundo.

Así fue que la encriptación se convirtió en una herramienta utilizada en los más diversos ámbitos, y gracias a la aparición de software amigable, el cifrado de datos o encriptación se volvió un aliado de todos los usuarios que desean proteger su información de una manera totalmente segura.

Si tuviéramos que citar aquí un ejemplo claro de encriptación, para facilitar el entendimiento del usuario promedio de computadoras, podríamos decir que una encriptación que sucede todo el tiempo sin que nos demos cuenta es la que realizan los navegadores web.

Cada vez que nos conectamos con un servidor seguro, veremos que en la barra de direcciones del navegador se mostrará una URL que comienza con “https”, ya que siempre que el http tenga una “s” al final, quiere decir que se trata de un servidor seguro.

Un claro ejemplo de ello son los sitios web de bancos o de pago de servicios y productos, ya que estos requieren de una seguridad extrema para proteger los datos de sus clientes, por lo cual al estar encriptados toda la información viaja de un lado a otro de manera cifrada, es decir que se hace ilegible para cualquiera que intente robar estos datos.

Si bien los navegadores encriptan la información de manera automática cuando se trata de servidores seguros, lo cierto es que no sucede lo mismo con los archivos y carpetas que tenemos en nuestra computadora o nuestro teléfono celular.

En este caso debemos hacer uso de alguna de las muchas aplicaciones disponibles para cifrado de datos, con el fin de poder llevar a cabo el procedimiento que nos permitirá encriptar estos elementos informáticos y proteger nuestra información.

Además de todo ello, debemos señalar que existen muchos tipos de encriptación, y lo cierto es que debemos tener en cuenta que no todos resultan confiables.

Tipos de encriptación

En líneas generales, los esquemas de cifrado se clasifican en cifrados simétricos y cifrados asimétricos. Los cifrados llamados simétricos, que como su nombre lo indica utilizan algoritmos de clave simétrica, requieren una sola clave para funcionar.

Esta clave es preestablecida y es precisamente la “Key” que se comparte entre el emisor y el receptor, ya que se trata de la clave que permite cifrar y descifrar, o encriptar y desencriptar el texto o archivo.

En el caso de los cifrados asimétricos, el sistema de encriptación genera dos claves, una pública y una privada, ambas para el usuario, pero que poseen una diferencia notoria, ya que la clave pública es aquella que el usuario puede utilizar para publicar en internet.

En una encriptación asimétrica, quien desee desencriptar el texto o archivo deberá conocer no sólo la clave pública, sino también la privada. Debido a esta característica, en la actualidad la encriptación del tipo asimétrica es la que se considera una de las más seguras en lo que respeta al cifrado de información.

Esta clasificación entre encriptación simétrica y asimétrica se refiere a la metodología que utiliza el sistema de cifrado. En esta clasificación se incluye también un tercer tipo de encriptación llamada encriptación híbrida.

Debido a que se trata de un tipo de encriptación que hace uso de las mejores características de los cifrados asimétricos y simétricos, podríamos decir que se trata de una de las opciones más confiables, ya que fundamentalmente logra que la protección de la información sea mucho mejor.

Debido a estas características, la encriptación híbrida es ampliamente utilizada en todo lo referente al almacenamiento en la nube, ya que puede garantizar que estamos utilizando todo el tiempo una conexión segura para el transporte de nuestros datos.

Precisamente, en el caso en el que se almacenan archivos e información en la Nube, con el fin de poder tener un sistema lo más seguro posible, en la actualidad suelen utilizarse dos métodos específicos, uno de ello es el llamado Virtual Private Network, conocido como VPN, y el otro es el Secure Socket Layer, más conocido como SSL.

Por contrapartida, existen una serie de tipos de cifrado que ya no están siendo utilizados debido a que no brindan la seguridad necesaria, tal es el caso de DES y WEP.

Por otra parte, es importante mencionar que dentro de los tipos de cifrado que se utilizan en la actualidad para encriptar información sensible, podemos encontrar aquellos que se generan por software, como también aquellos que se crean a través de hardware.

En el caso del cifrado generado por software, tenemos dos opciones concretas, por un lado aquellas herramientas que debe pagar una licencia para poder utilizarlas, y por otro lado los llamados programas de código abierto.

Para poder encriptar información, los métodos o programas de cifrado de código abierto hacen uso de un código fuente que se encuentra disponible de manera gratuita para todos los usuarios del mundo. Esto hace que este tipo de método se base en claves de datos simétricas o asimétricas, es decir que no utilizan algoritmos secretos.

Si bien por una parte esto significa una gran ventaja, ya que cualquier usuario puede descargar el código fuente y mejorarlo, ya que en definitiva la clave del Open Source es que todos puedan colaborar para mejorar las herramientas, lo cierto es que posee al mismo tiempo una gran desventaja, ya que debido a que cualquiera puede descargar el código fuente de un programa de cifrado de código abierto y de esta forma conocer el algoritmo que utiliza el método.

Por tal motivo, para mantener la seguridad de la información que ha sido encriptada, los programas de encriptación de código abierto trabajan con claves de datos para poder realizar el cifrado, las cuales pueden ser del tipo simétricas o asimétricas. En este caso, una vez que la información fue encriptada, quien desee acceder a ella deberá disponer de esta clave para poder descifrar la información.

Herramientas para la encriptación

La encriptación de la información utiliza diferentes técnicas las cuales se conocen popularmente como algoritmos de cifrado de datos, y cada uno de ellos posee diversos beneficios y hacen uso de distintos patrones basados ​​en el tipo de datos y el nivel de protección que se desea para proteger la información.

Como hemos visto más arriba en este artículo, cuando una determinada información no se encuentra encriptada, cualquier persona o computadora puede acceder a esos datos de manera directa y muy fácilmente, con lo cual la información queda expuesta por completo.

En el caso de las computadoras personales, por defecto cada vez que creamos un archivo, los datos contenidos en dicho archivo se guardan de manera automática sin encriptar, es decir que están allí para que cualquiera pueda acceder a dicha información.

Ante la inseguridad que representa este hecho en la actualidad, los usuarios solemos recurrir a herramientas informáticas que nos permitan proteger esa información a través de la encriptación de los datos, ya sea que almacenemos la información en nuestra computadora personal o en la Nube.

Precisamente, las diversas técnicas de encriptación son en líneas generales procesos especiales que han sido diseñados para poder convertir esos datos expuestos y legibles para cualquiera, en información compilada en formato de galimatías.

Para ello se utilizan patrones que puedan permitir el cifrado y descifrado de la información, para lo cual además existen estándares creados para ello, como es el caso de AES, que es actualmente la técnica de encriptación que hoy se utiliza en todo el mundo, y cabe estacar que este estándar admite un programa de cifrado de clave de 256 bits. Tengamos en cuenta que en la primeras versiones de encriptación se utilizaba el estándar DES, que sólo admitía una clave de 56 bits.

En este punto debemos tener en cuenta que cuanto mayor sea la complejidad de los algoritmos de encriptación, mayor es la seguridad que brinde el método de cifrado de la información, es decir que cuanto más grande es la clave, más complejo es el programa de cifrado.

En lo que respecta al software que podemos utilizar para encriptar información, en este punto debemos en principio saber que la función de estos programas es convertir un texto legible en un texto ilegible, a través de la aplicación de algoritmos que permiten la encriptación de la información.

En este caso, es importante que al elegir un programa para el cifrado o encriptación de archivos y carpetas, optemos por una herramienta que utilice como técnica alguna que se base en el estándar AES, y además que posea un esquema de cifrado asimétrico, es decir que genere dos tipos de claves.

Esto no es una casualidad, sino que reside en el hecho de que el software de encriptación asimétrica es actualmente considerado mucho más seguro que los programas que utilizan esquemas simétricos.

Si buscamos en internet podremos ver que hoy existen una enorme cantidad de programas de encriptación que se encuentran disponibles, algunos de ellos son de pago, otros gratuitos y también como hemos mencionado los hay del mundo open source.

Por ello, debemos ser cuidadosos al elegir el software que nos proveerá de la seguridad que estamos buscando para nuestra información, y en este caso deberíamos elegir un programa que se base en el estándar AES, y preferentemente con utilice la técnica de cifrado asimétrica.

Como encriptar un archivo o carpeta

Si bien en la actualidad, como hemos visto, existen gran cantidad de programas que se dedican exclusivamente a la encriptación de archivos y carpetas, lo cierto es que si eres usuario del sistema operativo Windows puedes cifrar tu información sin necesidad de apelar a una herramienta externa.

Debido a la necesidad imperiosa de proteger la información de cada usuario, que con el paso de los años se ha convertido en un requisito indispensable, sobre todo después de la masificación de Internet, Microsoft decidió incorporar en su sistema operativo una sencilla función mediante la cual sus usuarios pueden encriptar sus documentos y carpetas.

Para ello debemos realizar los pasos que se detallan a continuación.

Paso 1

Para poder encriptar un archivo o una carpeta, debemos en principio seleccionar el mismo y hacer click con el botón derecho de nuestro mouse sobre el elemento.

Paso 2

Al desplegarse el menú, debemos pulsar sobre el ítem «Propiedades», con lo cual se abrirá la ventana de información del archivo o carpeta seleccionado.

Paso 3

En la dicha ventana, debemos dirigirnos a la pestaña “General” y pulsar en el botón “Avanzados”.

Paso 4

Lo siguiente será activar la casilla que menciona «Cifrar contenido para cifrar datos».

Es importante mencionar que debemos tener en cuenta que la carpeta o el archivo cifrado a través de este método no utiliza password, por lo que para acceder a él siempre deberemos ingresar al sistema con el mismo nombre de usuario. Este método no es muy útil si compartimos la computadora con otras personas, como suele suceder en los entornos hogareños.

Desde otra cuenta de usuario será imposible acceder al contenido de la carpeta o el archivo, por lo que además deberemos crear diferentes usuarios, y aunque este paso resulte tal vez tedioso, lo cierto es que este método puede resultar uno de los más útiles y rápidos.

Es posible que para muchos este método no brinde la seguridad y comodidad requerida, para lo cual puede utilizarse software adicional, que se encarga exclusivamente de la función de cifrar información, tales como Cryptainer LE Free Encryption Software, Private Disk Lite, U-Sign & Encrypt Desktop, Xiao Steganography, Omziff, AxCrypt, File Waster, TrueCrypt, que en la actualidad suelen ser los más utilizados.

Que es un teléfono encriptado?

Seguramente en ocasiones hemos oído hablar de “teléfonos seguros”, y si bien podríamos pensar que todos los teléfonos celulares lo son, lo cierto es que sólo los teléfonos encriptados brindan realmente un sistema de seguridad en las comunicaciones.

Considerando esto, debemos señalar que en líneas generales un teléfono encriptado o seguro es aquel que brinda la posibilidad de mantener las comunicaciones en forma confidencial entre dos o más partes, para lo cual es necesario que exista un sistema de encriptación mutua, es decir que todos los teléfonos implicados se encuentren encriptados.

Los teléfonos encriptados con el máximo de seguridad que puede brindar el sistema suelen utilizarse en oficinas gubernamentales y distintas agencias de seguridad, donde se requiere poder enviar y recibir información a través de llamadas y mensajes que estén realmente protegidos ante los posibles ataques externos.

En el caso de las comunicaciones cotidianas y habituales que realizamos cualquiera de nosotros con nuestro teléfono celular, debemos tener en cuenta que las comunicaciones suelen ser muy vulnerables, lo cual por supuesto podría representar un riesgo si en nuestras comunicaciones solemos poner de manifiesto información sensible.

No obstante existen herramientas que nos permiten disponer de determinados parámetros para mantener nuestras comunicaciones a resguardo, a través de la encriptación de las mismas.

Tengamos en cuenta que en un teléfono encriptado, de la misma manera que sucede con las carpetas y archivos encriptados de nuestra computadora, en las llamadas el sistema de seguridad cifra los datos al salir y los descifra al ingresar, para lo cual hace uso de una clave de cifrado.

Lo cierto es que si queremos utilizar un sistema de encriptación de teléfonos como el que se suelen utilizar en las empresas el costo de ello será excesivo, pero además tenemos que tener en cuenta que para que las comunicaciones sean posibles y seguras, todos nuestros contactos deberían disponer de sistemas compatibles.

Sin embargo, existe una plataforma que podemos utilizar sin inconvenientes de compatibilidad y que nos brinda una seguridad confiable. Para ello podemos hacer uso de la tecnología de voz sobre protocolo de internet, también conocida por sus siglas en ingles VoIP.

En este caso, tanto nosotros como nuestros contactos, para poder comunicarnos de forma segura y proteger nuestra información, sólo necesitaremos de algún programa de VoIP, y no de un sistema de hardware completo para ello.

Por otra parte, es importante mencionar que algunos teléfonos celulares que se comercializan en el mercado actual incluyen sistemas de autenticación, es decir que son plataformas que utilizan el intercambio de claves con el fin de poder verificar las identidades de quienes se comunican, previo a llevarse a cabo la llamada telefónica.

En definitiva, debemos tener presente que en los días que corren, donde la delincuencia cibernética crece y evoluciona a la par de las nuevas tecnologías, las comunicaciones seguras a través de teléfonos celulares son un verdadero desafío, y representan un terreno que cambia constantemente y requiere de nuevos desarrollos.

¿Cómo encriptar un teléfono?

Si disponemos de un teléfono celular Android en alguna de sus últimas versiones, podemos recurrir a la encriptación que trae como opción en la mayoría de los modelos que incluye el sistema operativo de Google.

Pero antes de ello, debemos tener en cuenta que en la mayoría de los casos, al encriptar nuestro teléfono celular puede que se deteriore el rendimiento del dispositivo. Además, debemos tener en cuenta que una vez que hayamos encriptado nuestro móvil, al contrario de lo que sucede en la computadora, ya no podremos volver atrás el procedimiento, y para ello deberemos volver el dispositivo a los ajustes de fábrica.

Sabiendo esto, explicaremos a continuación cómo poder encriptar un teléfono celular Android, lo cual puede llegar a variar mínimamente dependiendo del modelo y la marca del dispositivo.

Para encriptar el teléfono Android debemos llevar a cabo los pasos que se detallan a continuación.

Paso 1

Lo primero que debemos hacer es acceder a “Ajustes” de nuestro teléfono móvil.

Paso 2

Una vez en la pantalla de “Ajustes” debemos pulsar en el apartado “Ajustes avanzados” y luego en “Seguridad”.

Paso 3

En la pantalla siguiente, veremos una sección llamada “Cifrado”, donde encontraremos una opción que dice “Cifrar teléfono”. Aquí podremos comprobar si nuestro teléfono celular se encuentra encriptado por defecto de fábrica, y en ese caso veremos el mensaje que dice “Teléfono cifrado”, o bien si esto no es así, debemos pulsar en “Cifrar teléfono”.

Paso 4

A continuación el sistema nos solicitará que elijamos una contraseña, un PIN o un patrón de gestos, clave que siempre nos solicitará el sistema cuando tengamos que desbloquear el teléfono. Luego de ello aceptamos el procedimiento.

A partir de allí se iniciará el proceso de cifrado, que por lo general puede llegar a demorar alrededor de una hora, por lo que se recomienda tener la batería del teléfono bien cargada antes de iniciar el procedimiento, el cual de no realizarse por completo podría hacernos perder todos los datos que tenemos almacenamos en el dispositivo.

Al finalizar el procedimiento, el sistema nos informará que el teléfono ha sido encriptado a través de un mensaje de notificación, y al mismo tiempo podremos ver que en la sección de “Cifrado” en “Ajustes” del teléfono aparecerá el mensaje “Teléfono cifrado”.

Si creemos que encriptar por completo nuestro teléfono móvil es un método demasiado radical, siempre podemos recurrir a proteger nuestra información privada encriptando la unidad de almacenamiento del dispositivo, es decir la tarjeta de memoria, lo cual repasaremos a continuación.

Encriptar tarjeta de memoria

De la misma manera que suele realizarse el procedimiento de protección de datos almacenados en discos duros de computadoras a través de la encriptación, las tarjetas de memoria, que son en definitiva unidades de almacenamiento externas, pueden ser protegidas con encriptación.

De esta forma se produce el cifrado que codifica el contenido de todos los datos que se encuentran almacenados en la tarjeta de memoria, y sólo es posible tener acceso a esta información utilizando la clave de cifrado.

Cuando se lleva a cabo el proceso de encriptación de una tarjeta de memoria, sucede lo mismo que cuento se encripta un disco duro convencional, es decir que se produce el cifrado completo de la unidad, con lo cual se encriptarán todos los archivos que se encuentran contenidos en dicha unidad de almacenamiento, incluso los archivos temporales.

Para poder encriptar una unidad de almacenamiento como lo es una tarjeta de memoria, por ejemplo la tarjeta SD que utilizamos en nuestro teléfono celular, deberemos hacer uso de algún software desarrollado para ello.

En este caso, existen una gran variedad de programas para la encriptación de tarjetas de memoria, tanto gratuitos como de pago, que ofrecen diferentes funcionalidades, pero que básicamente nos permitirán cifrar la unidad para poder proteger su contenido.

Hoy en día, con el aumento de la ciberdelincuencia basada en la vulnerabilidad que presentan los teléfonos celulares, es sumamente importante que implementemos estrategias que nos permitan mantener a resguardo nuestra información sensible. Por ello, es recomendable encriptar la tarjeta de memoria de nuestro dispositivo móvil.

Por ello a continuación te contamos cuáles son los pasos a seguir para poder encriptar la tarjeta de memoria de nuestro teléfono celular. No obstante, antes de comenzar el procedimiento, se recomienda que el dispositivo tenga la batería con su carga completa, ya que como mencionamos anteriormente, el procedimiento de encriptación puede llegar a tardar incluso más de una hora.

Por otra parte, es aconsejable establecer una contraseña o PIN o patrón de acceso para el bloqueo de pantalla de nuestro teléfono antes de encriptar la tarjeta de memoria.

Luego de todo ello, debemos realizar los pasos que se detallan a continuación.

Paso 1

En principio debemos abrir “Ajustes” del teléfono celular y dirigirnos al apartado de “Seguridad”.

Paso 2

Una vez allí, debemos pulsar en el ítem “Cifrar tarjeta SD” y finalizar dándole el OK al procedimiento para que se inicie.

Es importante destacar que una vez que el procedimiento de encriptación de la tarjeta de memoria ya esté realizado y concluido correctamente, sólo se podrá tener acceso a dicha unidad de almacenamiento desde el propio teléfono celular, es decir que si conectamos el dispositivo a una computadora, no podremos acceder a los archivos, carpetas y datos que guarda la tarjeta de memoria.

Conclusión

Como hemos visto hasta aquí, la encriptación de archivos, carpetas y demás hace que dichos elementos aparezcan cifrados como un texto de códigos a través de la aplicación de algoritmos, por lo que para poder acceder al contenido de los mismos será necesario utilizar una clave o contraseña que brinde la posibilidad de descifrar la información.

Debido a que la encriptación lo que hace básicamente es convertir un texto simple en un texto ilegible, con este procedimiento se protege la información que se encuentra contenida en dicho texto, y cuando queremos acceder a ella sólo tendremos que desencriptar el archivo para que el procedimiento se realice a la inversa y vuelva a mostrarlo como un texto simple.

Debido a las características que hemos visto posee la encriptación de la información y los datos informáticos, en definitiva existen una gran variedad de razones por los cuales los usuarios podemos llegar a implementar la encriptación de archivos y carpetas, tanto en nuestra computadora, como en nuestro teléfono celular y dispositivos de almacenamiento.

Por supuesto que una de las principales razones radica en la seguridad que brinda el hecho de poder proteger datos confidenciales, sobre todo cuando este tipo de información sensible debe ser transportada a través de internet.

Es por eso que en la actualidad, con el crecimiento que ha habido en el ámbito de las transacciones electrónicas, la encriptación de datos informáticos se aplica en distintos campos, principalmente en todo lo referente a las operaciones bancarias, las compras online, la interacción con agencias gubernamentales y demás, ya que este tipo de servicios requieren que los usuarios envíen información privada.

Pero además de ello, la encriptación puede utilizarse para proteger datos privados a los cuales no queremos tengan acceso otras personas, y es por ello que cada vez son más los usuarios comunes que hacen uso de herramientas de software para llevar a cabo la encriptación de sus archivos informáticos.