¿Problemas con la impresora? Resuélvelos tú mismo


No cabe ninguna duda que las impresoras, en cualquiera de sus tipos, son uno de los periféricos más importantes del equipo que conforma una computadora. En la actualidad, no contar con un dispositivo de este tipo es limitar nuestra capacidad de trabajo, ya que deberíamos realizar este paso en otro lugar como un cibercafé o una librería.

Pero aun con todos los años que tienen en el mercado, que se traduce en desarrollo y prueba constante directamente con el consumidor y sus experiencias diarias, todavía las impresoras son una fuente de problemas que muchas veces pueden frustrarnos hasta el cansancio. Es por ello que en este artículo encontraremos una serie de consejos y trucos para mantener en buen estado una impresora, y en caso de ser necesario, también repararla.

problemas-con-impresoras- (1)

Tipos de impresoras, cual comprar y como mantenerlas

En este mundo súper conectado de hoy hay una realidad: aunque estemos siempre online consultando y generando información, llega un momento en que es necesario imprimir algunos documentos. Ahí empiezan los problemas. ¿Qué impresora elegir? ¿Cómo funciona cada una de ellas? Y, fundamentalmente, después de comprarla, ¿Cómo conservar mi impresora totalmente funcional?

Para todas estas preguntas, debajo de estas líneas encontraremos las respuestas correspondientes, que nos sacarán de nuestras dudas y nos permitirá conocer un poco mejor todo lo relacionado con las impresoras.

Las tecnologías de impresión

Impresoras de matriz de puntos

Una de las más antiguas tecnologías de impresión. En este tipo, existe un cabezal de impresión compuesto por una o más líneas verticales de agujas, que al impactar sobre una cinta impregnada con tinta imprimen un punto por aguja. Mientras más agujas, mayor la definición de la impresión. Existen modelos de impresoras de matriz de puntos de 4, 9 o 18 agujas.

problemas-con-impresoras- (2)

Aunque es una tecnología vieja, todavía son utilizadas para la impresión de documentos fiscales, debido a la posibilidad de imprimir usando papel carbónico y formularios continuos. Es un sistema de impresión de bajo costo y preparado para grandes volúmenes de impresión.

Normalmente utilizadas en oficinas o empresas donde deben imprimir grandes volúmenes de hojas, a muy bajo costo y sin gran calidad de impresión.

Impresoras Láser

Básicamente, una impresora láser funciona a través de la acción de un haz láser sobre un tambor fotosensible, creando una imagen electrostática de una página completa, que será impresa. En ese tambor se aplica un polvo muy fino llamado tóner.

problemas-con-impresoras- (3)

La hoja pasa por el tambor y después por el fusor, que mediante el uso de alta temperatura fija el tóner en la página. Las impresoras láser son indicadas para quien necesita impresiones de gran calidad y alto volumen.

Impresoras de chorro de tinta o Inkjet

Este tipo de impresoras utilizan un sistema dotado de un cabezal de impresión con centenares de orificios que lanzan miles de pequeñas gotas de tinta por segundo, comandado por un programa que determina cuantas gotas y donde deberán ser lanzadas.

Además realiza la mezcla de tintas para lograr el color deseado. Son las más populares del mercado, utilizadas por la gran mayoría de personas en todas las actividades, ya sea en el hogar o en las empresas. En este segmento se encuentran también las impresoras multifunción que agregan funciones como copiadora y escáner.

problemas-con-impresoras- (4)

Si quieres saber más sobre impresoras de chorro de tinta, te recomendamos la lectura de este artículo pulsando sobre este enlace.

Consejos para comprar una impresora

Puedes elegir la marca de tu preferencia y el precio según tus posibilidades. Sin embargo, existen algunos puntos fundamentales que debes prestar atención:

Velocidad de impresión: Es medido en ppm, o páginas por minuto. Para una impresora blanco y negro, por ejemplo, un valor aceptable de velocidad de impresión es de 6 a 12 ppm. Para impresoras a color, va a depender del tamaño de la foto o documento. Busca una impresora que te brinde la mayor velocidad que tu presupuesto permita.

Resolución: Cuanto mayor, mejor va a ser la imagen final. Es medida en DPI, o Dot Per Inch, que viene del inglés “puntos por pulgada”. Presta atención a este número y, cuando veas los valores recuerda que hacen referencia a la resolución horizontal por la vertical.

problemas-con-impresoras- (5)

Insumos: Cartuchos, tóner, cintas: la mayoría de las impresoras utilizan cartuchos separados para la impresión en negro y a colores. Es una gran ventaja pues puedes cambiar un cartucho por vez, a medida que se terminan. Si quieres más calidad de imagen, busca impresoras que tengan un cartucho para cada color. Los cartuchos reacondicionados o recargados pueden ser utilizados, pero recuerda que su calidad final no va a ser la misma que la de los originales.

En este punto es necesario destacar que antes de definir la compra de una impresora, averigua cual va a ser el costo de los insumos para cuando tengas que reemplazarlos. Existen modelos de impresoras que son más baratos que el costo de reemplazar sus insumos de impresión.

Conexiones: Los modelos actuales vienen con un conector USB (Universal Serial Bus). Recuerda asegurarte que tu computadora tiene el puerto de conexión que la impresora necesita.

problemas-con-impresoras- (6)

Consejos y trucos para conservar tu impresora por más tiempo

  • No coloques más hojas de lo que está indicado en el manual. Vas a evitar que dos o más hojas sean tomadas y se atasquen en la bandeja de entrada.
  • Usa cartuchos originales. Y en caso que los recargues, busca proveedores serios y confiables.
  • Utiliza hojas con el gramaje (espesor) recomendado. Las impresoras domésticas no imprimen sobre cartón, cartulina, etc.
  • Haz una conexión eléctrica correcta, si es posible, protegiendo tu equipo con un estabilizador, filtro de línea o UPS.

problemas-con-impresoras- (7)

  • Cuidados al desconectar tu impresora: Apaga la impresora desde el botón y después desenchúfala. No apagues directamente el estabilizador o la UPS. Esto puede ser un problema para algunas impresoras, pues corren el riesgo de dañar el cabezal de impresión o el sistema de posicionamiento del cartucho.
  • Limpieza interna: Realízale un mantenimiento de tu impresora por lo menos una vez cada 6 (seis) meses.

Consejos para un buen mantenimiento y funcionamiento de nuestra impresora

Si bien las impresoras de inyección de tinta actualmente son prácticamente el eslabón más barato de una cadena de cómputo, descontando los pequeños dispositivos obviamente, tampoco es cuestión de dejar que se degrade su calidad y adquirir una nueva cuando esta ya no nos ofrezca un buen servicio. A partir de este punto encontraremos algunos consejos como para mantener a nuestra impresora activa por el mayor tiempo posible.

problemas-con-impresoras- (8)

Cómo evitar que los inyectores de tinta de la impresora se obstruyan

Las boquillas de inyección de nuestra impresora se obstruyen debido a que por sus conductos pasa tinta, y si no la usamos con regularidad, es posible que se sequen bloqueando el paso de tinta. Es por ello que debemos mantenerlos húmedos. La forma más sencilla de lograr esto es imprimir con regularidad, aunque contemos con la posibilidad de compartir documentos mediante PDF.

problemas-con-impresoras- (9)

En el caso de los usuarios que imprimen sólo algún documento esporádicamente, se puede establecer la siguiente solución: programar una alarma que nos indique que debemos imprimir. Esto es significativamente útil sobre todo para los olvidadizos, ya que nos forzará a imprimir y esto mantendrá a nuestra impresora en buen estado.

Comprar la tinta de impresión indicada por el fabricante

En este punto entraremos en un tema un poco espinoso. Todos sabemos del ahorro más que considerable que hacemos cuando compramos los denominados “cartuchos alternativos”, pero podemos indicar con seguridad que es una de las cosas que más daño le hacen al mecanismo de la impresora.

problemas-con-impresoras- (10)

Si bien con alguna de las marcas que se comercializan en el mercado podemos obtener una buena relación de costo y beneficio, lo cierto es que no siempre es así, ya que los mismos fabricantes suelen variar tanto los estándares de calidad de los cartuchos de tinta que nunca encontraremos un lote que sea igual al otro.

La calidad de las impresiones realizadas con estos cartuchos alternativos no es la indicada para presentaciones o trabajos de calidad, pero quizás si sean una buena elección para aquellos que imprimen solo texto o documentos con gráficos simples y de colores planos. Pero una cosa es segura, esta tinta no va a permanecer mucho tiempo en el papel, un punto al cual también tendremos que otorgarle la importancia que merece.

Obtener el perfil de color correcto para nuestra impresora

Al instalar nuestra impresora, también se instalaron los llamados perfiles ICC, los cuales le permitirán a nuestro equipo calibrar automáticamente la visualización de los colores en la pantalla y dispositivos como impresoras lo más cerca posible a que exista un estándar parejo de color.

Si no nos dedicamos a alguna tarea relacionada con las artes gráficas o la edición de video, es posible que este punto no sea uno de los que solemos ajustar, pero es seguro que podremos obtener un mejor rendimiento de nuestra impresora, y de todo el conjunto.

Para ello debemos asegurarnos de tener activado específicamente el perfil de color de nuestra impresora.

Consejos extra para un buen mantenimiento y funcionamiento de nuestra impresora

Más arriba en este mismo artículo, conocimos algunos consejos que nos permitirán tener a nuestra impresora en buenas condiciones por un buen tiempo, Y en esta última parte nos enteraremos de como la elección de un buen papel para nuestras impresiones pueden marcar la diferencia.

problemas-con-impresoras- (13)

Cuando nos encontremos en el mostrador de la papelera a punto de comprar un paquete de papel, uno de los pensamientos básicos que debemos tener en cuenta es que la elección de un buen papel hará que nuestras impresiones sean más vibrantes y duren mucho más tiempo. En este caso, una buena y reconocida marca es la mejor elección que podemos hacer.

El problema es saber qué papel comprar, y la respuesta a este interrogante, difícil de contestar. La mayoría de los fabricantes de impresoras, también le ofrecen a sus usuarios el papel necesario para sus impresiones, y nos dirán que su papel es el mejor para sus impresoras y muchas veces tienen toda la razón. Ellos han creado la tinta y conocen sus secretos, y por lo tanto la mayoría de las veces obtendremos un resultado estupendo.

problemas-con-impresoras- (14)

Pero para complicar aún más las cosas, muchos fabricantes ofrecen diferentes tipos de tinta para diferentes tipos de papel, así que es importante que coincida el tipo de tinta con el tipo de papel. La mayoría de las impresoras de inyección de tinta funcionan bien con el tipo estándar de papel y tinta, pero asegurémonos de utilizar el papel correcto con el tipo de tinta que usaremos para el trabajo.

problemas-con-impresoras- (15)

Sin embargo, tenemos que considerar el impacto económico que significa para nuestro presupuesto la compra de un papel especial para nuestra marca de impresora, como en el caso de los cartuchos alternativos, también existe papel “alternativo” y deberemos evaluar muy bien nuestras necesidades para encarar una compra inteligente.

Estos mínimos consejos nos ayudarán a evitar al menos algunos problemas potenciales con la impresora. Pero al menos tenemos una pauta de lo que podemos hacer para que la inversión que realicemos en la impresora, aunque pequeña, nos permita sacarle un buen provecho durante una buena cantidad de tiempo.

El cuidado de nuestra impresora es un delicado balance entre el tipo de trabajo que realizamos, la cantidad de horas de uso, la calidad de los componentes con los que está construida y los insumos con que la cargamos, y definitivamente seremos nosotros los que debemos elegir entre hacerla durar o perecer.

problemas-con-impresoras- (16)

¿Qué hacer cuando no funciona la impresora?

No hay nada más frustrante que una vez terminado un trabajo, mandarlo a imprimir y que la impresora no responda. Es 100% que esto nos haya pasado a todos. En estos casos ¿Qué podemos hacer? A continuación te mostramos los problemas más comunes por los cuales tu impresora puede no estar funcionando y sus respectivas soluciones.

Las luces del panel de la impresora

¿Hay luces parpadeando? Generalmente están asociadas con mensajes en la pantalla de la computadora. Si las luces de la impresora parpadearan, debes mirar si fue mostrado algún mensaje en la pantalla de la computadora. Si eso no ocurrió, acude al manual de la impresora, ya que las posiciones de las luces cambian dependiendo de la misma.

problemas-con-impresoras- (17)

Los cartuchos de tinta

Si luego de apagar y encender la impresora para ver si existe alguna magia que la haga funcionar, todavía no sucede nada, debemos revisar los siguientes ítems.

  • ¿El cartucho fue colocado correctamente?
  • ¿Tiene tinta?
  • ¿Le has retirado la cinta plástica antes de colocarlo en la impresora?
  • ¿Los cartuchos son compatibles?

Si usas cartuchos recargados, en algunos casos la impresora mostrará un nivel de tinta incorrecto. Eso es normal, ya que los cartuchos no son fabricados para que sean recargados.

Si no le has quitado la cinta plástica (generalmente azul o roja) del cartucho, retira el cartucho de la impresora y quita la tira. Esa tira sirve para proteger los circuitos eléctricos del cartucho de tinta, pero debe ser retirada para que la impresora pueda tener contacto eléctrico con el cartucho.

problemas-con-impresoras- (18)

Es recomendable que intentes imprimir con uno de los cartuchos instalados. A veces uno de ellos puede tener problemas que imposibiliten la impresión.

Bloqueos o atascamiento de papel

A veces la impresora toma varias hojas de papel a la vez. Esto es cada vez menos frecuente en las impresoras más nuevas, pero normal en las impresoras más antiguas.

Eso se puede resolver tirando de la hoja con cuidado hacia afuera, ejerciendo presión y fuerza constantes para no rasgarla. Antes, desconecta la impresora y realiza luego el procedimiento. Después conéctala. Tal vez haga unos ruidos extraños; eso es porque los mecanismos fueron forzados, y la impresora estará alineándolos nuevamente.

problemas-con-impresoras- (19)

Asegúrate de quitar todos los pedazos de papel que puedan llegar a quedar en la impresora. Muchas impresoras tienen un compartimiento propio para eliminación del papel, generalmente en la parte trasera.

Problemas de conexión con la computadora

Por lo general el problema está en los puertos, cable o controlador USB, lo que no permite el comienzo de la impresión. Si pasa esto puedes intentar lo siguiente:

  • Cambia el cable USB de la impresora por un cable USB 2.0 y reinstala el dispositivo.
  • Verifica si los drivers de los puertos USB fueron instalados correctamente.
  • Intenta desinstalar el controlador de los puertos USB. Para eso, abre el Administrador de Dispositivos (Mi PC (botón derecho) -> Propiedades > Hardware > botón Administrador de Dispositivos). Has click en el signo “+” al lado de ” Controladores USB” y busca un dispositivo identificado como “Enhanced Host Controller” y desactívalo. Si eso no resuelve el problema, desinstálalo.

problemas-con-impresoras- (20)

Si estos pasos no resuelvan tu problema, debajo de estas líneas encontraremos mucha más información y más técnica al respecto de cómo resolver cualquier tipo de problema que pudiera aparecer cuando intentamos usar nuestra impresora, independientemente de si la unidad es nueva o ya tiene algunos años de uso.

Resuelve tú mismo los problemas de tu impresora

Las impresoras son accesorios indispensables para una gran parte de los usuarios, pero nadie puede negar que ellas tienen su carácter. Cuando más se necesita imprimir algo, el papel se traba, la calidad de la impresión es pésima, tarda demasiado o simplemente no quiere imprimir. A partir de este punto veremos cómo resolver estos problemas.

Cuando menos se lo espera, las impresoras se pueden trabar, encaprichar o bajar su calidad de impresión. A partir de este punto te presentamos algunos consejos para ayudarte a lidiar con estos dolores de cabeza tan comunes al momento de trabajar con estos  dispositivos.

problemas-con-impresoras- (21)

Si tu impresora se trabó

Antes de hacer cualquier cosa, vas a tener que quitar el papel que está dentro de la impresora. Es necesario mirar el manual para asegurarte de que vas a sacar el papel de una forma que no dañe alguna parte mecánica de la impresora. En el manual, busca las instrucciones sobre cómo llegar al lugar donde el papel está trabado, y como sacar la hoja, lo ideal es que salga sin romperse.

Si no logras encontrar el manual de la impresora, la regla básica es comenzar a tirar lenta, pero firmemente, del papel en la que sería la dirección de salida normal. Y si no puedes retirar todo de una sola vez, presta atención a los pedazos sueltos y retíralos con una pinza, pues si quedan ahí seguramente van a causar problemas.

problemas-con-impresoras- (22)

Cuando el problema se da en el ingreso de las hojas a la impresora, antes de comenzar la impresión, es más fácil prevenir que curar. El primer paso es cuidar bien el papel. Asegúrate cuando lo guardas, que esté seco y sobre una superficie plana. No coloques un papel arrugado o con alguna imperfección en tu impresora: el papel arrugado es una de las principales causas de este tipo de problemas.

No dejes el papel más que un día en las bandejas verticales, pues las hojas pueden doblarse un poco y la presión sobre los cilindros puede afectar al funcionamiento de la impresora. Además ajusta la regla de la bandeja justo al ancho del papel usado. Esto es importante, pues el papel mal colocado puede ser tomado “torcido” y trabar la impresora.

Problemas con la calidad de impresión

Si estás teniendo problemas con la calidad de la impresión, vas a tener que dar un vistazo a la configuración de la impresora. Presta atención a lo siguiente:

Tipo del papel: Asegúrate de que el tipo de papel sea soportado por tu impresora. El gramaje, por ejemplo, puede afectar en como la impresora ajusta sus cilindros para tomar las hojas, y también en cuanto tiempo una impresora láser sensibiliza el papel. Usar un papel “común” o “foto” cambia en relación a cuanta tinta es usada para crear una imagen, lo que afecta al consumo y a la calidad de impresión. Si vas a imprimir una foto en calidad “foto”, vas a tener que usar un papel exclusivo para eso, y si usas un papel de mala calidad, la impresión final va a ser mala.

problemas-con-impresoras- (23)

Nivel de calidad: los diferentes niveles de calidad de impresión, como “óptimo”, “normal” y “borrador”, afectan a la velocidad, precisión y cantidad de tinta utilizada. Elegir “borrador” es una buena idea si estás sólo imprimiendo un documento sin mucha importancia o algo para uso interno. Elige “óptimo” sólo si vas a imprimir documentos para mostrar públicamente, como una carta formal o una foto.

problemas-con-impresoras- (24)

Tipo de documento: Algunas impresoras permiten que especifiques si estás imprimiendo un memorándum, un newsletter, o una foto, y automáticamente ajustan las configuraciones para cada tipo.

Además de eso, la mayoría de las impresoras actuales tienen sus propias herramientas de mantenimiento que van a realinear y limpiar los cartuchos. Intenta ejecutar estas herramientas una o dos veces para ver si solucionan tu problema.

Si tu impresora demora mucho para imprimir

Las impresiones “lentas” pueden ser causadas por un puñado de distintos factores. Aquí van algunos consejos para solucionar esta problemática:

En principio, verifica si no estás imprimiendo en alta calidad o en el modo “óptimo”, lo que va a llevar más tiempo que el modo normal o borrador por ejemplo. Dependiendo de lo que estés imprimiendo, tu conexión con la impresora puede ser la culpable.

problemas-con-impresoras- (25)

Las conexiones WiFi pueden ser afectadas por la distancia hasta la impresora, por interferencias en las ondas de radio debido a otras redes WiFi o teléfonos inalámbricos y por barreras físicas (como una pared entre el router y la impresora).

Todo esto hace decaer la tasa de transferencia, lo que significa que la impresora va a tardar más para recibir el documento que va imprimirse. Si la impresora está conectada directamente a la PC, verifica el tipo de conexión: las conexiones USB poseen un ancho de banda menor, o sea, tiene una tasa de transferencia más pequeña que las conexiones Ethernet (red por cable).

Si sueles imprimir muchos documentos, o documentos muy grandes, conectar tu impresora vía Ethernet (de ser posible) es una buena idea. Si imprimes poco, básicamente documentos normales con mucho texto y pocas o ninguna imagen, una conexión WiFi o USB tiene que ser suficiente.

Además de esto, la mayoría de las impresoras domésticas dependen de la computadora para procesar los documentos antes de realizar la impresión, por eso, si la memoria y el procesador de tu PC están al límite, los documentos van a tardar más para ser impresos. Si una impresora posee memoria propia (algo generalmente encontrado en modelos de oficina), asegúrate que su memoria RAM de tu PC sea suficiente para luchar con la complejidad y la cantidad de trabajos que serán enviados.

problemas-con-impresoras- (26)

¿Los problemas comenzaron después de que comenzaste a imprimir muchas más páginas que lo usual? Verifica el ciclo mensual de trabajo de la impresora (generalmente informado en el manual) para verificar cuál es su capacidad de impresión.

Si tienes una impresora doméstica, pensada para imprimir, tal vez, algunas decenas de páginas por día, pero ahora estás imprimiendo cien o más páginas diarias, tu impresora está sobrecargada y debe estar luchando para realizar todo ese trabajo.

Eso genera un desgaste más rápido de las piezas, lo que se traduce en problemas de impresión y caída de la calidad. Si estás imprimiendo un 25% o más que lo especificado en el ciclo mensual, entonces tal vez sea hora de comprar una nueva impresora de mayor capacidad.

Si aun después de implementar estas soluciones todavía nuestra impresora no quiere funcionar correctamente, quizás se momento de llevarla a un técnico especializado para que evalúe la situación.