¿Qué es el Chipset?

Seguramente, hemos oído el término Chipset infinidad de veces, y la mayoría de los usuarios sabemos que se trata de un componente esencial que se encuentra alojado en la motherboard de nuestra PC, pero puede que no conozcamos por completo cómo funciona el chipset de una computadora y cuál es la importancia de este pequeño componente en el funcionamiento del equipo.

Es por ello que en  este artículo vamos a conocer todo lo necesario sobre este importante componente de la PC, incluyendo cuál es su función dentro de la computadora y los diferentes tipos de chipset que existen en el mercado actual, con lo cual conseguiremos, además de aprender un poco más acerca de nuestra PC, tener una idea más clara de lo que sucede en el caso que nuestro equipo falle.

¿Qué es Chipset?

Básicamente, Chipset es el nombre que se le da al conjunto de chips (o circuitos integrados) utilizado en la placa madre y cuya función es realizar diversas funciones de hardware, como control de los Bus (PCI, AGP y el antiguo ISA), control y acceso a la memoria, control de la interfaz I/O y USB, Timer, control de las señales de interrupción IRQ y DMA, entre otras.

En pocas palabras, para hacerlo más comprensible para la mayoría de los usuarios, el chipset ocuparía el lugar de corazón de la computadora, ya que su función principal es la de recoger información y enviándola a la parte correspondiente para que la ejecución de la tarea solicitada sea realizada satisfactoriamente.

¿Cuál es la función del Chipset?

Dicho de forma más técnica, el Chipset se encarga de entablar la conexión correcta entre la placa madre y diversos componentes esenciales de la PC, como lo son el procesador, las placas de video, las memorias RAM y ROM, entre otros.

Por este motivo, la existencia del chipset es fundamental para que nuestra computadora funcione, ya que es el encargado de enviar las órdenes entre la motherboard y el procesador, para que ambos componentes puedan lograr trabajar con armonía.

En otras palabras, es este pequeño elemento el que permite que la motherboard sea el eje principal de todo el sistema de hardware de nuestra PC, y permite la comunicación constante entre diversos componentes, a través del uso de los buses.

Por otra parte, el chipset mantiene una comunicación directa y permanente con el procesador, y se encarga de administrar la información que ingresa y egresa a través del bus principal del procesador. Incluso su función se extiende a las memorias RAM y ROM y a las placas de video.

Con el fin de permitir que la motherboard se interconecte con los componentes principales de la PC a través del chipset, este elemento suele estar fabricado en base a interfaces estándar que puedan brindar soporte a diversos dispositivos de distintas marcas.

Los chips de la PC

En las primeras PC se utilizaban varios chips para crear todos los circuitos necesarios para hacerla funcionar de forma adecuada y estos estaban dispersos en diversos puntos de la placa. A medida que la tecnología fue avanzando, los circuitos pasaron a ser integrados en sólo algunos chips.

En este sentido, en los comienzos del uso del término chipset, cuando se utilizaban las antiguas computadoras Commodore 64 y Atari de 8 bits, la motherboard disponía de un sólo chip que había sido diseñado exclusivamente para dicha plataforma, por lo que no ofrecía un soporte adecuado para otros componentes.

Con el paso de los años, y después de los grandes avances en el campo de la informática, las motherboards comenzaron a incluir multitud de chips, cada uno de ellos con una función diferente, y brindando soporte adecuado para todo tipo de componentes.

Esta multitud de chips no sólo se encargan de interconectar la motherboard con el procesador y las memorias, sino que además comunican distintos elementos de la PC, para llevar a cabo el control de unidades de almacenamiento masivo, sonido, gráficos, además de cualquier otro tipo de placas.

La incorporación de todos estos chips dentro de la placa madre ha resultado en un gran beneficio para el funcionamiento del equipo, ya que al ocuparse de ciertas tareas de control y administración de los procesos, permite que la motherboard quede libre para realizar otro tipo de tareas.

Los tipos de chipset

Actualmente, existen dos tipos de chipset: los denominados Northbridge y Southbridge, que no sólo se caracterizan por estar ubicados en dos extremos opuestos de la motherboard, sino que además se encargar de realizar diferentes tareas. El North Bridge (Puente Norte) se encuentra conectado directamente al procesador y su función es el acceso a las memorias y a los bus AGP y PCI y la comunicación con El South Bridge.

Chipset Northbridge

También llamado “Puente norte”, es el encargado de interconectar el microprocesador y la memoria RAM, controlando todas las tareas de acceso entre estos elementos y los puertos PCI y AGP. Al mismo tiempo, el Northbridge mantiene una comunicación permanente con el Southbridge.

Chipset Southbridge

Conocido también como puente sur, se encarga de comunicar el procesador con todos los periféricos conectados al equipo.

Asimismo, su función también reside en controlar los diversos dispositivos que se hallan asociados a la motherboard, como los puertos USB, interfaces I/O, unidades ópticas, discos rígidos, y un largo etcétera.

La importancia del chipset en la PC

A pesar de la vital importancia que poseen los chipset de la motherboard en el correcto funcionamiento de la PC, lo cierto es que durante años ha sido uno de los elementos menos destacados, cuando en realidad el chipset suele determinar las características de muchos de los modelos de placas madres que se comercializan en el mercado actual.

Como mencionamos, el chipset que posee nuestra motherboard suele llegar a determinar las características de dicha placa, ya que sin su existencia no podría ser posible la comunicación entre ella y los componentes que integran nuestra PC.

Además, el tipo de chipset que utiliza nuestra motherboard es de vital importancia, ya que dependerá del soporte que ofrezca para que nos permita interconectar la motherboard con los componentes asociados.

Si bien el chipset suele ser comparado con la médula espinal o el sistema nervioso del cuerpo humano, o hasta incluso con el corazón, debido a su notable importancia en el funcionamiento integral del equipo, lo cierto es que por cuestiones comerciales no suele darse demasiada importancia y difusión, y en general no es uno de los elementos mayormente evaluados en el momento de comprar una nueva motherboard.

Debido a que los chipset se encuentran integrados a la motherboard, y son los encargados de comunicar a dicha placa con el resto de componentes y el procesadorson junto con la CPU uno de los elementos imprescindibles para el funcionamiento de la computadora.

Todo depende del chipset

A pesar de que en general suelen pasar desapercibidos y se les resta importancia en el momento de adquirir una motherboard, cabe destacar que la placa que compremos tendrá mayor o menor rendimiento de acuerdo al tipo de chipset que incluya.

Recordemos que además de establecer una interconexión entre la motherboard y los componentes de la PC, el chipset también realiza un serie de tareas de vital importancia, tales como controlar la velocidad y función de las memorias RAM, la administración de diversos tipos de buses, los discos rígidos y su ancho de banda, la gestión de la calidad del acelerador gráfico, y una larga lista de actividades relacionadas.

Es por ello, que en el momento de adquirir una nueva motherboard debemos evaluar detenidamente qué tipos de chipset incluyen los diversos modelos de placas, para realizar una compra inteligente.

Tengamos en cuenta que el tipo de chipset y el soporte que brinde, definirá si la motherboard podrá interconectarse con los distintos componentes.

Cabe destacar que muchas veces cuando suelen ocurrir errores en el funcionamiento de nuestra PC, por lo general en la mayoría de las veces en la que se nos muestra la pantalla azul de fallos, estas pueden llegar a estar relacionados con el chipset.

Este inconveniente se produce cuando la motherboard posee un chipset que no brindan el soporte adecuado a los componentes, produciendo una incompatibilidad entre el mismo, los drivers y el sistema operativo.

La mejor motherboard

Es fundamental elegir una motherboard que posea los chipset adecuados, incluso suele ser más importante evaluar qué tipo de chipset incluya la placa que el tipo de procesador que se utilice.

Lo más recomendable es adquirir una placa que incluya chipset de marca Intel, ya que dicha compañía también se encarga de desarrollar una gran gama de drivers y aplicaciones que son utilizadas en la actualidad por una gran cantidad de componentes.

Si logramos que el chipset sea de la misma marca que los drivers, entonces lograremos tener una plataforma adecuada de funcionamiento, que rara vez puede llegar a reportar errores de comunicación.

Los Chipset más usados

Sin embargo, no solo Intel fabrica chipsets de alta calidad, también existen otros fabricantes muy importantes de chipset como las compañías NVIDIA, Silicon Integrated Systems, AMD, ATI Technologies y VIA Technologies, muy conocidas por ofrecer chipsets muy confiables, seguros y de gran rendimiento.