Impresoras de inyección o chorro de tinta

No importa donde estés leyendo ese artículo, es muy probable que tengas una impresora cerca. Y hay una muy buena oportunidad que sea una impresora chorro de tinta. Desde que aparecieron, en la última mitad de los años 80, las impresoras chorro de tinta crecieron en popularidad y performance mientras que su precio iba cayendo significativamente.

Una impresora chorro de tinta es cualquier impresora que lanza pequeñas gotas de tinta sobre el papel para crear una imagen. Si mira una hoja de papel que salió de una impresora de chorro de tinta, podremos ver que los puntos son extremadamente pequeños (generalmente entre 50 y 60 micrones de diámetro), tan pequeños que son más finos que el diámetro de un cabello humano (70 micrones).

También los puntos se encuentran muy cerca unos de otros, logrando resoluciones de hasta 1440×720 puntos por pulgada (dots per inch – dpi). Estos puntos pueden tener distintos colores combinados que se entremezclan para crear imágenes de calidad fotográfica.

Todas estas cualidades definen las características de una impresora de chorro de tinta, y  en la actualidad este tipo de impresoras son, por lejos, las más populares y el sistema de impresión más usado, muy por encima del láser y las impresoras de impacto.

Impresoras chorro de tinta: Introducción

Las impresoras de chorro a tinta son una de las tecnologías de impresión más difundidas en todo el mundo gracias a su flexibilidad, prestaciones y bajo costo operativo y precio final al usuario. Estas particularidades determinan que estos dispositivos estén presentes en todos los ámbitos en donde exista una computadora, tanto en el hogar como en la oficina y la industria.

Básicamente, las impresoras de chorro de tinta utilizan sistemas dotados de un cabezal de impresión con orificios que lanzan pequeñísimas gotas de tinta, comandados por un programa que determina cuantas gotas y en qué momento deberán ser lanzadas al papel para conformar una imagen.

Colores de cartuchos para impresoras de chorro a tinta

La mezcla es importante para la formación de los colores pues los cartuchos a color tienen usualmente 3 colores (cian, amarillo y magenta) y el negro aparte, siendo todos los colores formados por la mezcla de estos. Las impresoras con calidad fotográfica, pueden trabajar con hasta 12 tintas (magenta claro, cyan claro, negro claro, azul marino, naranja, rojo y verde entre otros) para conseguir mayor fidelidad en las graduaciones de colores. La fidelidad va a depender de la tecnología empleada y de la calidad de la tinta.

Diferentes tecnologías de cartuchos de impresión de chorro a tinta

Bubble jet o térmico

La impresora calienta pequeñas cantidades de tintas hasta 500 C°. Con el calentamiento se forma una burbuja que fuerza a las pequeñas gotas de tinta a salir por las boquillas. El proceso toma cerca de 20 millonésimos de segundo por gota. Ese es el sistema utilizado por fabricantes como Hewlett-Packard, Lexmark, Xerox y Canon. El mecanismo está en el cartucho de tinta, haciendo que el valor del cartucho sea más caro, pero con menor mantenimiento y utilización de todo el contenido, pues el mismo está bajo presión. La resolución es buena, y tiene una óptima relación costo/beneficio.

Piezo-eléctrico

Sistema utilizado por Epson, emplea un cristal piezo-eléctrico que cambia de forma con la electricidad. Así, el cristal genera una presión suficiente para expeler una pequeña gota de tinta, muy pequeña, alcanzando resoluciones muy altas, con graduaciones de colores casi imperceptibles. El mecanismo de impresión está en la impresora, siendo los cartuchos sólo reservas, pero con un flujo de tinta basado en la succión. Aceptan tintas de base colorante o pigmentadas. Su resolución es óptima, pero tiene la desventaja de que los cabezales se puedan tapar en caso que no sea usados periódicamente.

Tipos de Tinta de impresoras de chorro a tinta

Base Colorante

Son moléculas coloridas solubles en una base de tinta que forman una solución verdadera, completamente homogénea y estable. Son bastante económicas, y son utilizadas tanto en cartuchos originales como recargados, su durabilidad es media y no es a prueba de agua.

Pigmentada

Son partículas coloridas insolubles que están dispersas, usualmente por medio de aditivos, de forma que permanezcan en suspensión estabilizada y casi homogénea. Epson y otros fabricantes la utilizan en sus cartuchos originales. La definición de colores es superior a la tinta colorante, y su durabilidad también, utilizada junto a papeles de buena calidad la duración de una impresión llega a ser superior a los 10 años. Debido a su alto grado de resistencia el agua, también es utilizada en papeles transfer, muy utilizados para estampar camisetas, remeras y otras telas.

Partes de una impresora chorro de tinta

A partir de este punto, vamos a ver más de cerca lo que hay en el interior de una impresora chorro de tinta, lo que nos permitirá conocer un poco más en profundidad su funcionamiento, lo que sin dudas repercutirá en lo que podemos obtener de ellas.

El cabezal de impresión: Es el núcleo de una impresora chorro de tinta, el cabezal de impresión es el lugar donde se colocan los cartuchos de tinta.

Los cartuchos de tinta: Dependiendo del fabricante y del modelo de la impresora, los cartuchos de tinta vienen en diferentes combinaciones, tales como cartuchos para color negro y colores separados. La tinta negra y a color puede verse en un único cartucho o en un cartucho para cada color de tinta. Los cartuchos de algunas impresoras chorro de tinta incluyen el propio sistema cabezal de impresión.

El motor del cabezal: Este motor es un motor del tipo paso a paso, y tiene la función de mover el cabezal de impresión (cabezal de impresión y cartuchos de tinta) hacia ambos costados, moviéndose sobre el papel. Algunas impresoras tienen otro motor para estacionar el cabezal de impresión cuando la impresora no está en uso. Estacionar quiere decir que el cabezal de impresión está imposibilitado para moverse accidentalmente, como el freno de mano en un coche.

Correa dentada: La correa dentada se utiliza como un mecanismo para unir el cabezal de impresión al motor.

La barra estabilizadora: El cabezal de impresión usa la barra estabilizadora para asegurar que el movimiento sea preciso y controlado.

Bandeja de alimentación de papel: La mayoría de las impresoras chorro de tinta tienen una bandeja para colocar el papel. Algunas impresoras extraen el papel de la bandeja por medio del alimentador. El alimentador se encarga de extraer una hoja de las que se encuentran en la bandeja.

Los rodillos: El conjunto de rodillos tiene la función de mover el papel desde la bandeja o del alimentador hacia el cabezal de impresión.

El motor del alimentador de papel: Este motor impulsa los rodillos a que muevan el papel con el paso exacto y necesario para asegurar que la imagen se imprima de forma precisa y con la mejor definición posible.

Fuente de alimentación: Mientras que las primeras impresoras tenían un transformador externo, la mayoría de las impresoras de hoy usan una fuente de alimentación incorporada en la propia impresora, lo que las vuelve más portable y con menos problemas.

Placa electrónica controladora (Placa lógica): Este circuito electrónico sofisticado, el cual contiene un microprocesador y la memoria, es el encargado de controlar todos los aspectos mecánicos de operación, así como decodificar la información enviada a la impresora desde la computadora.

Puerto de interfaz: En la actualidad, el tipo de puerto de conexión más usado en las impresoras de chorro a tinta es el USB y el LAN, pero todavía es posible encontrar algunos modelos que utilizan un puerto paralelo o  SCSI (Small Computer System Interfaz), aunque es realmente inusual.

Cabe destacar en este punto que las nuevas impresoras de chorro a tinta que están saliendo al mercado vienen equipadas con Wi-Fi, es decir que no necesitaremos conectarlas físicamente a ninguna PC. Esto nos ofrece la ventaja de poder utilizar una impresora de chorro a tinta desde un smartphone o tablet.

Proceso de impresión de una impresora chorro de tinta

Cuando pulsamos sobre el botón “imprimir” en la aplicación, se suceden una cantidad increíble de procesos muy precisos y sofisticados, que dan como resultado una hoja impresa con el documento en el que estábamos trabajando.

Para conocer más en profundidad cómo funciona una impresora de chorro a tinta una vez que le damos la orden de imprimir, podemos entenderlo de este modo.

  1. La aplicación que estamos usando envía los datos para que sean impresos hacia el driver de la impresora.
  2. El driver traduce los datos a un formato que la impresora pueda entender y verifica si la impresora está online y disponible para imprimir.

  1. El driver envía los datos desde la computadora hacia la impresora vía la interfaz de conexión que utilice la impresora sea puerto paralelo, USB o SCSI.
  2. La impresora recibe los datos de la computadora. Guarda una cierta cantidad de datos en una memoria buffer. El buffer de una impresora puede ser de 512 KB a 32 o más MB de memoria dependiendo del modelo. Los buffers son útiles porque ellos permiten que la computadora termine con el proceso de impresión rápidamente, en vez de tener que esperar a que el procesador de la computadora haga todo el trabajo. Un buffer grande puede almacenar un documento complejo o varios documentos básicos.
  3. Si la impresora está sin usarse por un periodo de tiempo, normalmente comenzará un ciclo corto de limpieza para garantizar que los inyectores de impresión estén limpios. Una vez que el ciclo de limpieza se complete, la impresora está lista para comenzar a imprimir.
  4. La placa controladora activa el motor del alimentador de papel. Esto acciona los rodillos, que alimentan la impresora con una hoja de papel de la bandeja/alimentador. Un pequeño mecanismo de activación en la bandeja/alimentador se activa cuando hay papel en la bandeja o en el alimentador. Si este mecanismo no está activado, la impresora enciende la luz de “sin papel” y envía un alerta a la computadora.

  1. Una vez que el papel entra en la impresora y es posicionado en el inicio de la página, el motor del cabezal de impresión usa la correa dentada para mover el cabezal de impresión sobre la página. El motor se detiene por una mínima fracción de segundo para que el cabezal de impresión lance puntitos de tinta sobre la hoja, moviéndose un poquito antes de detenerse nuevamente. Estos pasos suceden tan rápido que parece un movimiento continuo.
  2. En cada parada del cabezal, se imprimen muchos puntos simultáneamente, lanza los colores CMYK en cantidades precisas para conformar cualquier color imaginable.
  3. En el final de cada paso, el motor del alimentador de papel empuja el papel una fracción de pulgada. Dependiendo del modelo de impresora de chorro de tinta, el cabezal de impresión es reajustado al principio del costado de la página o, en la mayoría de los casos, simplemente cambia de dirección y comienza a moverse para el otro lado atravesando la página mientras imprime.
  4. Este proceso continúa hasta que la página esté impresa. El tiempo que lleva imprimir una página varía mucho en cada modelo de impresora. Este tiempo también va a variar basado en la complejidad de la página y en el tamaño de alguna imagen que esté en la página. Por ejemplo, una impresora puede ser capaz de imprimir 16 páginas por minuto (PPM) de un texto en negro, pero puede llevar algunos minutos para imprimir una imagen a color del tamaño de una página entera.

  1. Luego que la impresión se completa, la cabeza de impresión es estacionada. El motor del alimentador de papel gira los rodillos para que terminen de empujar la página impresa hacia la bandeja de salida. La mayoría de las impresoras de hoy usan tinta que seca muy rápidamente, para que pueda retirar la hoja inmediatamente, sin borronear la impresión.

Guía para comprar una impresora de inyección o chorro de tinta

Si bien en la actualidad existe una gran variedad de modelos de impresoras a muy bajo costo, lo que las convierte en uno de los equipos más accesibles del momento, este hecho puede hacernos pensar que al comprar una impresora no es necesario tomar recaudos y realizar un análisis previo.

Es por ello que si queremos lograr estar satisfechos con el nuevo equipo, es importante que realicemos previamente una evaluación de cuáles son nuestras necesidades en materia de impresión para llegar a la conclusión que nos indicará cuál es la mejor impresora para nuestro caso.

Entre los tipos de impresoras que podemos adquirir en el mercado actual, en general los modelos más asequibles y más comunes son las del tipo inyección de tinta.

En este punto, la decisión de cuál es el tipo de impresora de chorro de tinta más adecuada recaerá fundamentalmente en la cantidad y calidad de trabajos que solemos realizar con la impresora, ya que de acuerdo a el tipo de impresión que busquemos no siempre el equipo que elegimos es el más acorde a nuestras necesidades.

Desde hace años, las impresoras de inyección de tinta se han convertido en los equipos de impresión más populares, no sólo por las importantes prestaciones que ofrece a nivel hogareño, sino también debido a su bajo costo en el mercado y los bajos valores de sus insumos.

En general, la mayoría de las impresoras de inyección de tinta reportan una excelente calidad para impresiones de documentos e imágenes a nivel hogareño, e incluso para negocios pequeños.

Es el tipo de impresora ideal para aquellos usuarios que requieren una impresora para imprimir fotos e imágenes en color, listas semanales de gastos, cartas, documentos personales y demás, es decir, un nivel de impresión hogareño.

Impresoras para fotografías

Cabe destacar que en el caso de que sólo se requiera una impresora para imprimir fotografías personales, puede adquirirse entonces las denominadas “impresoras de fotos”.

Se trata de equipos de inyección de tinta, que a diferencia de las convencionales, utilizan cartuchos de tinta especial, que permite lograr una máxima calidad al imprimir fotografías sobre papel fotográfico.

Por otra parte, algunos equipos incluyen opciones para permitir la impresión de fotos sin bordes, conectividad directa desde la cámara digital, ranura para tarjetas de memoria, e incluso algunas cuentan con una pequeña pantalla del tipo LCD como visor para seleccionar las fotografías que se desean imprimir.