Categorías: Audio y video

Como Grabar Audio con calidad. Instrucciones paso a paso

Desde su aparición, las computadoras han traído consigo un mundo de posibilidades que todos, independientemente de sus conocimientos y capacidad, pueden disfrutar con tan sólo unos pocos clics del ratón. Desde la creación de documentos de texto hasta la edición de audio y video, es verdaderamente impresionante la variedad de tareas que podemos hacer con este dispositivo.

Esta capacidad es aprovechada desde hace mucho tiempo por diversas profesiones, y no tardó mucho tiempo hasta que, dadas todas las condiciones técnicas necesarias, reemplazara mucha de las pesadas y caras maquinarias y aparatos que eran necesarias para realizar muchas de estas tareas. Este es el caso de la grabación y producción musical, que hoy en día se efectúa prácticamente sobre una computadora.

En este sentido, grabar audio en la actualidad puede ser realizada en un ámbito que no sea un estudio de grabación, por supuesto con las diferencias técnicas que esto supone, pero la grabación que obtengamos de la sesión puede alcanzar una calidad más que suficiente, siempre y cuando pongamos el empeño suficiente.

Cómo grabar tu canción paso a paso

Es por ello que en este artículo vamos a enseñarte a grabar una canción con tu propia computadora, manteniendo el hardware necesario al mínimo, y prácticamente con elementos que tengamos en casa, siendo las indicaciones para lograrlo bien claras para que puedan ser entendidas por todos.

Hardware y software que necesitaremos

Antes de comenzar, vamos a enumerar el hardware y el software necesario para grabar audio de calidad en la computadora de casa, sea de escritorio o una portátil.

Placa de audio

La placa de audio es el elemento fundamental de la ecuación. Sin esta pieza de hardware no podremos ingresar el sonido capturado por los micrófonos o los instrumentos a la PC. Esta placa de audio puede ser de dos tipos, la interna de la computadora, o si queremos grabar audio con algo más de calidad y flexibilidad, una placa de audio externa a través de USB, que podemos encontrar en el mercado a valores muy acomodados.

Placas de audio externas mediante USB

En este punto, existen placas de audio de varias entradas y salidas, con conectores MIDI y demás, pero obviamente su precio se aleja del objetivo de este artículo. Para lo que hemos planteado como objetivo, nos servirá una placa de sonido con una sola entrada.

Como ejemplo de ello, podemos nombrar la Behringer UCG 102 o sus clones conocidos como Guitar Link, que son realmente muy baratos.

Si queremos grabar audio de mejor calidad todavía, necesitaremos un dispositivo que ofrezca Phantom Power, que sirve para el funcionamiento de micrófonos de condensador, y además ofrece otras mejoras, podemos optar por las Behringer Xenyx 302USB.

Cabe destacar que estas interfaces de audio se conectan el cable USB que proveen a cualquier puerto USB, y los instrumentos o micrófonos, sean dinámicos o de condensador, a las entradas Plug o XLR de la misma. Al mismo dispositivo se conectarán los auriculares o parlantes activos que sirven para monitorear lo que estamos grabando.

La placa de audio de la computadora

En el caso de no disponer del presupuesto para este tipo de dispositivos USB, también podremos usar la placa interna de la computadora, pero con el añadido de la instalación de un controlador llamado “Asio4All” el cual podemos obtener de forma gratuita pulsando sobre este enlace.

Este controlador sirve para mejorar la llamada “Latencia”, la cual básicamente es el tiempo que tarda la señal de audio entre reproducirse y ser escuchada. Si esta latencia es demasiado alta, es posible que no podamos grabar correctamente, ya que siempre estaremos escuchando los sonidos “atrasados” con respecto a nuestra interpretación.

A la placa de audio se conectarán los instrumentos o micrófonos al conector “Line In” de la misma. En este punto es más que necesario destacar que para poder usar un micrófono en este tipo de placas, necesitamos que el mismo sea específicamente un micrófono para computadoras.

Si disponemos de un micrófono de mejor calidad del tipo dinámico, lo que también nos permitirá grabar audio con mejor calidad. Pero para ello necesitaremos un preamplificador. Para este fin podemos utilizar una consola o mezcladora, de las que existen muchos modelos y marcas, muchas de ellas realmente muy económicas y con gran resultado.

Algunas marcas de consolas o mezcladoras económicas y de buena calidad son Moon, SKP, Sound Xtreme o Behringer, sólo por nombrar algunas. De la misma forma que las consolas o placas de audio USB, estas variarán de precio de acuerdo a la cantidad de entradas o características que ofrezcan.

Estas consolas se conectarán entre medio del instrumento o micrófono y la placa de audio de la PC a través de los cables correspondientes. Con respecto a la audición de lo que estamos escuchando, lo podremos hacer a través de la misma placa de audio de la PC o mediante la salida de auriculares o los conectores “Output” de la mezcladora.

Micrófonos

Con respecto a los micrófonos, podemos optar por dos tipos diferentes, los del tipo dinámico y los del tipo de condensador o “Condenser”. En este artículo nos enfocaremos en los del tipo dinámico, que son mucho más económicos que los de condensador, y más flexibles a nuestros propósitos.

Estos micrófonos serán utilizados para grabar instrumentos acústicos como baterías, armónicas, guitarras de nylon o con cuerdas de acero, entre muchos otros, o también voces, aunque para esto último siempre se prefieran los del tipo de condensador. También pueden ser utilizados para grabar guitarras y bajos eléctricos, ubicándolos en el ángulo adecuado delante de la cabina o caja acústica del equipo en donde estamos amplificando el instrumento eléctrico.

La computadora

Si bien con una computadora poderosa y moderna todo funciona mejor, lo cierto es que si no tenemos un equipo de última generación podremos hacer nuestra propia canción sin problemas. Con que la computadora disponga de un procesador moderno de dos núcleos y entre 4 y 8 Gb. de RAM, será suficiente. Si tiene menos de estas prestaciones, siempre podremos probar, quizás nuestra PC esté a la altura de las circunstancias.

El software

Ahora que tenemos definido el hardware que tendremos que usar, podemos pasar al tema del software necesario. Como primera medida, el software para crear canciones se llama DAW, que proviene del inglés “Digital Audio Workstation”. Con respecto al DAW que vayamos a elegir, tenemos disponible una amplia variedad, entre los que se cuentan ProTools, Cubase o FL Studio, que aunque son líderes en su ámbito, son demasiado caros y complejos para nuestras necesidades.

Software gratis versus software pago

Afortunadamente, todavía nos quedan dos aplicaciones para grabar audio realmente fantásticas, una de ellas completamente gratuita, y otra que si bien no lo es, podemos usar hasta prácticamente se nos antoje. La primera de ellas es un viejo conocido, “Audacity”, y la segunda app se llama “Reaper”.

Si lo deseas, puedes descargar Reaper pulsando sobre este enlace.

Las diferencias básicas entre ambas aplicaciones es la cantidad de características y opciones que ofrece, pero en este punto, la elección ideal debería ser Audacity, ya que su uso es mucho más fácil y comprensible que Reaper, el cual está orientado hacia un nivel más profesional.

Si en cambio prefieres utilizar Audacity, puedes descargarlo pulsando este enlace.

Aquí es donde las cosas se comienzan a complicar un poco, en realidad un poquito. Muy básicamente, un DAW nos permite grabar audio en múltiples tomas de forma separada, y luego mezclarlas para su edición en forma gráfico en las llamadas “Pistas” o “Tracks”. Es decir que cada instrumento o voz que grabemos será ubicada en un track separado.

Más sencillamente explicado sería que en primer lugar deberíamos crear un track para grabar la base, luego crear otro track para las melodías, otro para las voces y así sucesivamente todos los elementos de la canción.

Esto nos permite tener un control sobre cada instrumento o pista que hayamos grabado, es decir que podremos editar los parámetros como el volumen, el balance y aún añadir efectos en cada una de estas pistas en forma separada, cosa que no podríamos hacer si hubiésemos grabado la sesión en una sola toma.

Para graficar mejor esta cuestión, pondremos un ejemplo básico. Si queremos grabar una canción con nuestra voz y al mismo tiempo ejecutar la guitarra, lo mejor sería primero grabar la guitarra y luego la voz, ya que de esta manera podremos ajustar el volumen de la voz para que no sea solapado por el volumen de la guitarra, y además podremos agregarle algo de reverb, delay u otros efectos.

Asimismo podremos también añadirle a la toma de guitarra o a la voz algún efecto de modulación, como por ejemplo Chorus, Phaser u otros. Lo mejor de todo esto es que podremos editar, agregar y modificar la canción hasta encontrar lo que verdaderamente estamos buscando.

Prácticamente no hay límites a la hora de grabar audio con estos programas, sólo es cuestión de aprendizaje, dedicación y paciencia para obtener de ellos lo mejor.

Lo que realmente importa; Grabar nuestra canción

A partir de este punto, vamos a desarrollar los pasos necesarios en Audacity para grabar y editar nuestra canción para que tenga un sonido lo más aproximado al profesional que se pueda.

Antes que nada, vamos a suponer el siguiente escenario. Queremos grabar una canción que se compone de una guitarra que hace las bases, nuestra voz y en un determinado punto, un solo.

Si la canción es con guitarras acústicas, las grabaremos a través de la placa de audio externa mediante micrófonos, conectándolos a las entradas “Plug” en el caso de micrófonos dinámicos o a las entradas “XLR” si son micrófonos Condenser, teniendo la precaución de encender la opción “Phantom Power”, ya que estos últimos sólo funcionarán con esta opción habilitada.

En el caso de que la canción exija el uso de instrumentos como una guitarra eléctrica, podemos optar por dos formas de grabación. Conectar la guitarra eléctrica directamente a la placa de sonido interna de la PC mediante un cable adaptador, o directamente a la mezcladora o placa externa mediante la entrada “Plug”.

Sin embargo, el mejor resultado lo obtendremos ubicando un micrófono delante de la pantalla o caja acústica del amplificador de guitarra, ya que así obtendremos el verdadero “carácter” del mismo.

Ahora que tenemos ubicado y conectado todo lo necesario, es momento de comenzar a grabar. Para ello ejecutamos Audacity.

Paso 1

Una vez que Audacity se ejecute nos desplazamos hasta el menú y pulsamos sobre la opción “Pistas”, y luego de ello sobre “Pista nueva” y finalmente sobre “Pista de audio”. Inmediatamente se creará una pista nueva lista para grabar.

Paso 2

Antes de comenzar a grabar audio, debemos seleccionar la entrada de audio que usaremos. En el caso de la placa de audio externa USB, la misma será fácilmente reconocible por su nombre, o en todo caso por tener antes de su nombre el prefijo “USB”.

En este punto es una buena idea nombrar las pistas, para tener un mejor control sobre las mismas al momento de ubicarlas para editarlas. Para ello, pulsamos sobre el desplegable junto al triangulo apuntando hacia abajo en la misma pista.

Paso 3

Cuando hayamos realizado la selección y estemos listos para grabar audio, presionamos el botón de grabación, el icono con el círculo rojo, y comenzamos a ejecutar el instrumento o a cantar. Cuando terminamos, presionamos el botón de “Parada”, el botón con el cuadrado.

Paso 4

Con esto ya tendremos la primera parte grabada. Ahora vamos a repetir los pasos hasta completar todos los instrumentos que tenemos que grabar para la sesión.

Cuando hayamos terminado de grabar todo lo necesario, podremos comenzar con la edición, para ello, podremos recurrir al menú “Efecto”, en el cual podremos encontrar delays, reverbs, ecualizadores, compresores y muchas otras herramientas para darle un sonido profesional.

Para añadir efectos a las pistas de Audacity, todo lo que tenemos que hacer es presionar y mantener presionado el botón del ratón para seleccionar la zona de la pista que queremos editar, tan simple como eso.

Para terminar, debemos exportar la pista en un formato que pueda ser reproducido en cualquier dispositivo. Dicho audio puede ser en formato MP3 si lo queremos escuchar en un reproductor portátil como el de un smartphone, o en formato WAV si lo vamos a usar para mostrarlo o producir un demo.

Trucos para disfrutar un micrófono sin ruidos molestos

Quienes suelen grabar y editar audio en su computadora, saben que los ruidos que pueden llegar a producir los micrófonos afectan sin dudas el resultado del trabajo, además de ser una molestia realmente desagradable. Lo cierto es que por fortuna existen una serie de pautas que podemos poner en práctica con el fin de reducir o eliminar por completo estos ruidos. Aquí te presentamos algunos consejos interesantes al respecto.

Cuando detectamos que al grabar audio en nuestra PC se producen ruidos desagradables, uno de los primeros pasos que deberemos dar será verificar la conexión del periférico a la computadora. Es posible que sin darnos cuenta hayamos conectado el micrófono a alguno de los conectores de entrada de línea del equipo en lugar de la entrada de micrófono. Si es así, con sólo conectar el mic donde corresponde quizás podamos eliminar los sonidos no deseados.

Por otra parte, no está de más realizar una revisación previa del micrófono, para comprobar que tanto el dispositivo como su cable se encuentran en perfecto estado. Cabe destacar que la reducción de ruidos también dependerá del tipo de tecnología que incluya el mic.

En este sentido, tengamos en cuenta que los micrófonos que comúnmente se utilizan para las PC suelen presentar problemas y producir ruidos no deseados, sobre todo si son de los de gama más económica. Por otra parte, incluso suelen presentar algunos inconvenientes en la conexión a la placa de sonido de la PC.

Otro de los factores a tener en cuenta antes de grabar audio será comprobar que en el asistente de ajuste automático de sonidos de Windows se encuentre tildada la opción para reducir los ruidos del micrófono.

Para ello, debemos dirigirnos al Panel de Control, allí seleccionamos la sección “Hardware y Sonido>Sonido”, y luego haremos clic en la pestaña “Grabar”.

Una vez allí, hacemos clic sobre el micrófono que utilizaremos, y luego clic en el botón “Configurar”. Se desplegará un cuadro  de opciones que nos permitirá configurar el micrófono de acuerdo a nuestras necesidades.

Esto nos permitirá poner a prueba el funcionamiento del hardware y nos brindará la posibilidad de realizar una evaluación del micrófono. Durante dicha prueba podremos además calibrar correctamente el volumen del micrófono para la grabación.

Cabe destacar que es importante tener en cuenta que debemos hablar a una distancia media del micrófono, es decir no acercarnos más de 10 cm. del dispositivo, ya que de lo contrario no obtendremos los resultados esperados.

Otro aspecto interesante a tener en cuenta es la utilización de algún software diseñado para manejar los ruidos de micrófonos externos, que entre otras funcionalidades nos pueden llegar a permitir la reducción de sonidos no deseados durante la grabación.

En este sentido, uno de los programas más recomendados es Acoustica 5.0, que si bien es un programa de pago, lo cierto es que en la página web del desarrollador podemos descargar una versión de prueba que funciona durante 30 días.

Se trata básicamente de un software para grabar audio, que además de incluir una gran variedad de funcionalidades, también permite configurar la grabación para reducir los ruidos molestos que pudiera llegar a ocasionar el micrófono. Cabe destacar que la reducción de ruido la realiza mediante eliminación de espectros. Puedes acceder a esta aplicación en este enlace.

Si luego de todo esto los ruidos aún persisten, entonces quizás sea el momento de invertir un poco de dinero y cambiar el micrófono, preferentemente por uno con condensador, o bien intentar llevar a cabo la grabación con la utilización de un preamplificador o una consola conectada a la computadora.

En definitiva, tenemos que tener en cuenta que los micrófonos estándar para PC, o aquellos que vienen integrados a distintos dispositivos, como es el caso de las webcams, por lo general ofrecen escasa calidad de sonido a la hora de grabar audio.

Por ello, dependiendo del trabajo a realizar y el profesionalismo que se requiera para ello, debemos evaluar la posibilidad de disponer de micrófonos especiales. En este sentido, si sólo necesitamos grabar un sonido casero para enviarles a nuestros amigos y familiares, podemos utilizar un mic estándar de PC, incluso el que viene integrado en la webcam, ya que lo cierto es que la grabación no requerirá de una gran calidad.

En este caso, una excelente opción es adquirir un micrófono con cancelación de ruido, el cual incorpora un sistema que permite reducir automáticamente los ruidos de fondo no deseados. La mayoría de este tipo de micrófonos para computadoras suelen venir con el auricular incorporado, y si bien son un tanto más costosos que los micrófonos de PC tradicionales, lo cierto es que vale la pena pagar la diferencia.

Ahora bien, si lo que buscamos es un resultado profesional, porque por ejemplo necesitamos grabar un spot o un tema de nuestra banda, lo mejor será utilizar equipos acordes, es decir conectar a la PC una consola de sonido con preamplificador, y a ella un micrófono profesional. Luego podremos utilizar la computadora para editar digitalmente el audio grabado.

Para aclarar el panorama, a continuación te listamos los diferentes tipos de micrófonos que existen en el mercado, claro que cada uno de ellos sirve para cubrir diversas necesidades.

Tipos de micrófonos

En principio, cabe destacar que los micrófonos suelen clasificarse de acuerdo a la tecnología empleada para su fabricación, como así también según su operatividad.

En lo que respecta a las diferenciaciones en relación a su tecnología, encontramos:

  • Micrófono de cristal: Posee un diafragma rígido y ligero, y dos láminas de material cristalino cortado.
  • Micrófono de cinta: Su diafragma es de metal e incluye un imán y un transformador.
  • Micrófono de bobina móvil: Aquí la bobina se encuentra fijada al diafragma.
  • Micrófono de carbón: Incluye diafragma, conjunto de carbón granular, batería y transformador. Era el antiguo micrófono de los teléfonos.
  • Micrófono de condensador: Posee un diafragma de membrana ligera y flexible, una placa trasera rígida, y un cable conectado al preamplificador y alimentador. Son de los mejores, siempre que sean de marca. También son muy costosos.

En lo que respecta a la diferenciación de los micrófonos de acuerdo a su operatividad, uno de sus aspectos más importantes se centra en la direccionalidad que ofrece el dispositivo, es decir las respuestas que brinda a los sonidos que llegan desde distintos lugares. Aquí nos encontramos con que de acuerdo a la respuesta que brindan, los micrófonos se clasifican como:

  • Omnidireccionales
  • Bidireccionales
  • Cardioides
  • Supercardioides
  • Hipercardioide

Lo único que resta es adquirir un micrófono que se ajuste perfectamente a nuestras necesidades y presupuesto.

Compartir
Graciela Marker

Los comentarios están cerrados.

Publicado por
Graciela Marker

Entradas recientes

Windows To Go: ¿Que es? ¿Cómo usarlo?

Windows To Go es una herramienta extremadamente flexible, ya que permite portar un SO completo y poder utilizarlo desde cualquier…

3 horas hace

Los mejores administradores de archivos para Windows, Android y Mac

Los mejores administradores de archivos que puedes encontrar para Windows, Android y Mac.

3 horas hace

Virus de Macro. ¿Qué son? Como combatirlos

Los virus de macro son muy peligrosos. Aquí encontrarás todo sobre ellos.

3 horas hace

LibreOffice: Herramientas Office gratis

LibreOffice es una de las mejoras alternativas a Office. Aquí te contamos todo sobre las distintas herramientas que provee esta…

4 horas hace

Arma tu estudio de grabación en casa

¿Quieres armar un estudio de grabación en casa y no sabes cómo empezar? Aquí encontrarás instrucciones precisas para hacerlo.

1 mes hace

Como encriptar todo!: archivos, teléfono y más!

Cifrar o encriptar archivos, unidades de almacenamiento o telefonos es fácil y muy útil. Aquí te contamos todo sobre la…

1 mes hace