¿Por qué se calienta mi celular? ¿Cómo evitarlo?


En reiteradas oportunidades nos hemos topado en internet con noticias trágicas relacionadas a la explosión o combustión espontánea de teléfonos celulares, que en muchos casos no sólo terminó con el equipo, sino que en ocasiones provocó algún tipo de daño grave a su usuario.

Así escuchamos que a una mujer le explotó el teléfono celular mientras hablaba provocándole heridas en el rostro, otro hombre sufrió quemaduras luego de que su celular explotara en su bolsillo, o aquel otro que lo estaba utilizando mientras el teléfono estaba cargando y por sobrecalentamiento combustionó espontáneamente en sus manos.

Miles son las historias similares, pero ¿qué hay de cierto en torno a todo ello? Pues bien, en líneas generales, salvo casos especiales en los cuales no se ha podido comprobar que un celular explote porque sí, lo cierto es que este tipo de dispositivos puede llegar a generar una temperatura demasiado alta para su desenvolvimiento, provocando de esta forma que el teléfono no ofrezca un rendimiento adecuado, o bien que se dañe.

Es por ello que una de las especificaciones técnicas que se deben tener más en cuenta a la hora de usar un teléfono celular inteligente, es sin duda alguna, su temperatura de funcionamiento, ya que una vez pasado una determinada cantidad de grados centígrados, el dispositivo podría quedar inutilizado. Es por ello que en este aspecto debemos ser más que cuidadosos.

Si bien el hecho de que un smartphone quede inutilizado para siempre por el calor es un caso extremo, lo cierto es que no es necesario llegar a tal extremo, simplemente con que la duración o el buen funcionamiento de la batería queden resentidos, ya el calor excesivo habrá logrado su objetivo.

Es por ello que en este artículo encontraremos las causas más habituales para que un teléfono se caliente, y también algunos consejos para que esto no ocurra.

¿Por qué se calienta el celular?

La causa principal para que un teléfono inteligente se sobrecaliente no es otra que la exposición prolongada a los rayos del sol, sin embargo existen otras causas como dejarlo dentro del coche, que aunque no esté directamente expuesto al sol, la temperatura dentro del habitáculo del vehículo siempre se encuentra varios grados por encima de la temperatura del exterior.

Otra causa probable que puede producir sobrecalentamiento en el celular es el uso de cargadores que proporcionan mayor voltaje que el necesario para la carga, lo que generalmente ocurre cuando el cargador está estropeado o su calidad es demasiado dudosa.

Los sensores son otro factor para que el móvil se sobrecaliente. Un ejemplo de ello es el GPS, que conforme más horas lo utilizamos, más va calentando los componentes del celular. Tengamos en cuenta que cuando usamos el GPS, también es necesario y obligatorio el uso de la pantalla y la conexión a Internet vía datos o Wi-Fi.

Asimismo, si utilizamos el smartphone para jugar, debemos tener en cuenta que el uso intensivo de la GPU, el corazón de la generación de los gráficos, se intensificará, y con ello el calor producido por el chip. De forma similar actúa la RAM y la CPU.

Básicamente, un teléfono celular puede sobrecalentarse por distintos motivos, los cuales están originados en su hardware o si software. En el caso del hardware, debemos tener en cuenta que algunos de los componentes del celular pueden verse comprometidos y elevar su temperatura normal por el hecho de que el smartphone se encuentre expuesto a condiciones que favorezcan a este incremento de su temperatura.

En el caso del software es bien sabido que algunas aplicaciones, a pesar de que no las estemos utilizando en ese momento, pueden estar funcionando en segundo plano, y al mismo tiempo que consumen recursos del teléfono pueden llegar a provocar un leve aumento de temperatura.

De acuerdo al reporte de muchos usuarios a través de internet, algunas de las aplicaciones que al seguir ejecutándose en segundo plano pueden generar la suba en la temperatura del equipo son, entre otras, programas oficiales de redes sociales, siendo Facebook, Twitter y SnapChat las más proclives a actuar de esta forma, y otras aplicaciones tales como Netflix, algunos reproductores de música y video y por supuesto la mayoría de los juegos.

Otro punto a tener en cuenta es que cuando utilizamos la cámara del celular y esta queda encendida, más allá de que la pantalla del teléfono se encuentre bloqueada o apagada, lo cierto es que continúa funcionando, consumiendo recursos y provocando un calentamiento no deseado en el teléfono.

Por ende, podemos decir que nuestro celular puede calentarse por diversos motivos, siendo el software y diversas condiciones físicas a las cuales se lo somete algunas de las principales causas del incremento de temperatura del equipo. Además tengamos en cuenta que nuestro celular no es precisamente como nuestra computadora, es decir que no posee ventiladores que le ayuden a disipar el calor, ya que en este caso para reducir el calor los teléfonos celulares dependen de un tipo de disipación pasiva.

¿Qué hacer cuando el celular se calienta?

Como hemos visto hasta aquí, los teléfonos celulares pueden ser o estar propensos a aumentar su temperatura, lo cual puede llegar a provocar daños en el equipo, siendo lo más común que al calentarse reduzca notablemente su rendimiento.

Por ello nunca está de más saber cuáles son las medidas que podemos tomar ante la situación de que nuestro celular se caliente, con el fin de poder disminuir la temperatura del teléfono y de esta forma evitar problemas más graves con el equipo.

Lo primero que se recomienda hacer cuando tocamos nuestro celular y notamos que la temperatura del mismo es demasiado elevada, es apagar el teléfono y dejarlo en ese estado hasta que el mismo se enfríe. Claro está, que esto podremos hacerlo solamente en las condiciones adecuadas, es decir cuando sabemos que por un rato no tendremos que utilizarlo.

Por otro lado, se recomiendo evitar utilizar aquellas aplicaciones que se ejecutan en segundo plano, dejando solo aquellas que son esenciales para nosotros, como por ejemplo redes de conectividad tales como WiFi, Bluetooth o GPS. Si bien WiFi seguramente es imprescindible, en el caso del GPS se recomienda sólo tenerlo encendido cuando lo estamos utilizando.

Como ya mencionamos más arriba, algunas aplicaciones como las redes sociales y los videos juegos suelen consumir gran cantidad de recursos, seguir ejecutándose en segundo plano aun cuando ya no las estamos utilizando, y por ende tienen a aumentar la temperatura del celular.

Es por ello que se aconseja que al cerrar aplicaciones de este tipo lo hagamos correctamente, es decir que además de quitarla de la pantalla, la borremos también de las aplicaciones recientemente ejecutadas, lo cual podemos hacer de manera sencilla y así evitar que continúen funcionando en segundo plano.

Por otra parte, tenemos que evaluar si nuestro celular se calienta cuando se encuentra enchufado a la red de energía eléctrica. Si es así, lo que podemos hacer durante la carga es mantener el equipo apagado, o bien en una posición y un espacio donde pueda ventilarse sin inconvenientes, y siempre evitar cargarlo con la funda puesta.

Más allá de todas las medidas que podemos adoptar para reducir la temperatura del teléfono cuando notamos que se ha calentado, siempre debemos tener presente que ante la situación en la cual el celular se haya sobrecalentado y no encontramos la forma de poder enfriarlo, entonces lo mejor es apagar el teléfono, quitarle la carcasa y el cargador, extraerle la batería y dejarlo por un rato en un espacio fresco.

¿Cómo evitar que el celular se caliente?

Obviamente, las primeras consideraciones que debemos tomar en cuenta es no exponer el celular al calor excesivo o los rayos directos del sol. Además de ello, es importante no dejar el teléfono en lugares con poca ventilación, como debajo de ropa u otros elementos, sobre todo si lo estamos cargando.

Sin embargo, estas no son las únicas pautas que debemos controlar, ya que también es importante comprobar que los sensores del teléfono como Bluetooth, Wi-Fi, NFC o GPS no estén encendidos cuando no vamos a utilizarlos.

También es necesario comprobar si el celular está ejecutando aplicaciones sin nuestro conocimiento, las cuales podrían encender sensores o estar haciendo cálculos produciendo calor innecesario que puede producir sobrecalentamientos.

En lo que respecta a las aplicaciones, lo importante aquí es poder descubrir cuáles son aquellas aplicaciones o servicio que tienden a sobrecalentar nuestro celular. Para ello se recomiendo llevar a cabo los siguientes pasos.

Paso 1

En principio, debemos comprobar si no se encuentra abierta y ejecutándose en segundo plano dicha aplicación, siendo las más peligrosas en cuanto al aspecto de temperatura del equipo aquellas apps que utilizan funciones como el GPS.

Paso 2

Una vez que hayamos comprobado que existe alguna de estas aplicaciones abierta, lo que debemos hacer es cerrarla de forma correcta, incluso podemos dirigirnos a “Ajustes” y allí buscar la app en el apartado “Aplicaciones”, para luego pulsar sobre el botón “Forzar detención”.

Paso 3

Cuando hayamos cerrado correctamente la aplicación, debemos aguardar algunos instantes para volver a evaluar la temperatura del equipo, ya que este debe enfriarse.

Paso 4

Una buena opción para detectar que una aplicación está provocando sobrecalentamiento en nuestro celular es optar por observar los gráficos del uso de la batería del teléfono, ya que a través de estos esquemas podremos discernir cuáles son las aplicaciones y servicios que provocan el aumento de la temperatura. Para acceder a estos gráfico sólo debemos dirigirnos a “Ajustes” y pulsar sobre el apartado “Batería”.

Paso 5

Por último, si vemos que con las opciones anteriores no podemos comprobar si una aplicación o un servicio están haciendo que nuestro teléfono se caliente, entonces deberíamos analizar cuáles son los procesos que están provocando más uso de la memoria del equipo. Para ello nos dirigimos a “Ajustes”, allí pulsamos en el apartado “Opciones de Desarrollo”, y luego pulsamos sobre el ítem “Estadísticas de procesos”.

¿Cómo saber la temperatura de mi celular?

Afortunadamente, existe una alternativa simple y eficaz para conocer el estado de la temperatura de nuestro celular a cada momento: Las aplicaciones.

En este sentido, en el mercado existen muchas aplicaciones de este tipo, siendo las más conocidas iStat 2 para el sistema operativo de los iPhone, que además de la temperatura es capaz de mostrarnos otras informaciones como la cantidad de datos consumidos y demás.

Puedes descargar iStat 2 desde este enlace.

En el caso de los teléfonos inteligentes con Android como sistema operativo, una de las aplicaciones de monitoreo de temperatura más completas es Cooler Master, que además de ser gratuita, es capaz de identificar los servicios que generan el sobrecalentamiento, ofreciéndole la posibilidad del usuario de eliminarlos.

La aplicación es muy fácil de utilizar y entre otras características incluye la función de monitoreo de temperatura en tiempo real, la posibilidad de detección de sobrecalentamiento analizando de forma dinámica el uso de la CPU, opción de enfriado rápido, herramientas para la prevención del sobrecalentamiento, e incluso un sistema de recordatorios de llamadas para evitar las llamadas spam.

Puedes descargar la aplicación desde la tienda de Google Play, en este enlace.